A fondo

La Cantabria rica se separa cada vez más de la Cantabria pobre

Solo cinco ayuntamientos superan la renta media nacional

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

La salida de la crisis cogió con el pie cambiado a media España. Los datos que ahora pueden extraerse de las declaraciones de renta de 2015 vuelven a poner de relieve la ampliación de la brecha entre la España rica (grandes ciudades y el Levante, desde Cádiz hasta Gerona) y la España pobre. En Cantabria sucede algo parecido: la Cantabria ‘rica’ se concentra en el arco de la bahía de Santander y en las proximidades del País Vasco. Lo peor es que solo cinco municipios superaban ya la renta media nacional, y siempre en cantidades moderadas. Los casi 29.000 euros de media por cada declarante de Bezana o de Castro Urdiales (los municipios con más renta de la región) están a años luz de los casi 50.000 euros de media de Pozuelo de Alarcón, en Madrid.

Sólo cinco municipios cántabros superaban en 2015 la renta bruta media de los españoles, cifrada en 25.582 euros. Fueron Bezana, Castro Urdiales, Santander, Liendo y Piélagos. De ellos, únicamente dos tenían una trayectoria ascendente: la capital cántabra y el municipio fronterizo con el País Vasco. Bezana perdía un 1,9%, Liendo un 4,8%, y Piélagos había pinchado en 2014.

Al otro lado, se situaban los municipios que más renta perdían, próximos a Asturias y Burgos: Val de San Vicente (un 15,2%), Soba (un 11,9%), el citado Liendo (4,8%) y Selaya (4%), cantidades todas ellas muy importantes si se tiene en cuenta que estamos hablando de la variación de un solo año.

Los datos tributarios de los españoles son una foto del municipio de residencia, que es donde se cotiza, independientemente de dónde se trabaje. La evolución de los municipios del Arco de la Bahía y de Castro Urdiales estriba en que ahí reside y cotiza buena parte de la población que trabaja en Santander y en el País Vasco. Esto explica también por qué los municipios más pujantes de España están en las zonas residenciales de Madrid y Barcelona, como Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte, Sant Fruitós de Bages y Matadepera, con rentas medias superiores a los 50.000 euros anuales por contribuyente.

Castro Urdiales y Bezana son los municipios con más renta por contribuyente de la región.

Santander creció en 2015 un 0,6%, pero también su entorno: Camargo (1,5%), El Astillero (0,6%), Villaescusa (0,4%), Marina de Cudeyo (4,6%), Ribamontán al Mar (0,8%), Medio Cudeyo (0,7%) y Cayón (0,9%). En Torrelavega (0,3%) pasó algo parecido con su área: Suances creció un 3%; Polanco un 1,3%; Corrales, un 0%; Reocín, un 1,6%; Cartes, un 2,6%; y San Felices, un 0,8%. El resto de la región, en cambio, no tiene un centro económico al que asirse y su evolución es claramente a la baja, por lo que cada año se amplía la brecha entre las rentas de la parte más rica de la región y la más pobre.

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close