Empresas

Ingemotions construirá sus propios autómatas industriales

La firma potencia la ingeniería robótica y se asocia con Gomur

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

Ingemotions, la ingeniería eléctrica con sede en Reocín, ha reforzado su división de robótica y automatización de procesos, y se ha marcado el objetivo de fabricar su propia gama de autómatas. Ingemotions es la única empresa de Cantabria que integra, programa y repara los equipos robotizados que ya están presentes en muchas plantas industriales de la región. Su actividad en el campo de la automatización y en el mantenimiento industrial también se va a ver potenciada por la incorporación como socio del Grupo Gomur.


La rápida evolución de la robótica aplicada a procesos de fabricación permite hablar ya de una nueva revolución industrial, para la que se ha acuñado un término, la Industria 4.0. Pero aunque aún estemos lejos en Cantabria de ese modelo de fábrica inteligente sí que contamos con empresas que han intuido esa evolución y la oportunidad de negocio que ofrece.

En 2010, y a pesar de que la crisis económica estaba en todo su apogeo, seis emprendedores, vinculados por su trabajo al mundo de la industria, de la informática y de las telecomunicaciones, decidieron que era el momento de crear una empresa que cubriese el hueco existente entre la automatización de procesos –que ya habían emprendido muchas empresas de Cantabria– y la informática.

En cuatro años, la ingeniería de Reocín ha pasado de 10 trabajadores a 42

Se trataba de complementar esos autómatas con aplicaciones que permitiesen extraer y gestionar los datos de  funcionamiento. Una forma de saber, por ejemplo, dónde se ha producido un fallo o una avería, y mejorar su rendimiento.

Sobre esa base se creó Ingemotions, una ingeniería eléctrica que ha tenido una rápida evolución desde entonces y que ha culminado recientemente con la entrada como socio del Grupo Gomur, especializado en mantenimiento industrial.

En esa evolución han ido desapareciendo algunos de los socios iniciales e incorporándose otros. Actualmente, la propiedad de Ingemotions se reparte entre César Oruña, Alberto Odriozola y el Grupo Gomur, titular del 24% del capital social.

Una apuesta por la robótica

El interés de Gomur por Ingemotions, responde a la decidida apuesta por la automatización que hizo la ingeniería tras la llegada como socio en 2015 de Alberto Odriozola, un experto en robótica industrial al que vienen recurriendo muchas de las grandes industrias locales desde su etapa en una ingeniería bilbaína, o ya afincado en Cantabria como autónomo. La automatización de procesos era precisamente la parte que no cubría el Grupo Gomur, que ahora ya abarca desde el mantenimiento industrial y la fabricación de utillaje a la calderería de grandes piezas (tras la compra de Talleres Martínez) y la robótica, con su participación en Ingemotions.

Oficina técnica de Ingemotions en Reocín.

Para esta ingeniería de mantenimiento industrial en las áreas de electricidad y electrónica, la creciente automatización de procesos en las fábricas se convirtió en una oportunidad para diferenciarse. “Nos preguntábamos hacia dónde orientar la empresa y qué clientes queríamos tener –explica el director de Ingemotions, César Oruña– y pensamos en potenciar la automatización y la robótica”.

Para afianzarse en este mercado, Ingemotions tiene la gran ventaja de ser la única empresa en Cantabria que se dedica a integrar los robots en las líneas de producción de las fábricas, diseña los programas para que efectúen nuevas tareas y realiza el mantenimiento y las reparaciones, lo que evita que el fabricante del robot tenga que desplazar un técnico a Cantabria.

De esta confluencia de intereses con Gomur ha surgido esta nueva etapa en la que Ingemotions se ha marcado un ambicioso objetivo: disponer de una gama de productos propios para la automatización. Actualmente trabaja en un proyecto de I+D destinado al sector marítimo y le seguirá otro en el campo más específico de la robótica, para cuyo desarrollo buscarán el apoyo de Sodercan.

Una oferta integral de servicios

La llegada de Gomur ha servido también para potenciar el otro área de actividad de la empresa de Reocín, el mantenimiento industrial. Ambas firmas se complementan en este campo, porque mientras Gomur está especializado en la parte mecánica, Ingemotions lo está en electricidad y electrónica, con lo que cubren la práctica totalidad de las necesidades de cualquier industria para el mantenimiento y reparación de sus máquinas. Esta sinergia y la apuesta por la automatización, ha impulsado el crecimiento de la empresa. Su plantilla ha pasado en los últimos cuatro años de diez personas a 42, de los que cerca de treinta trabajan permanentemente en las plantas de sus empresas cliente. Y la previsión es que al terminar el año la plantilla sobrepase los 50 empleados.

Compra de empresas

Uno de los robots industriales que la empresa programa y repara.

Esta expansión se ha visto acompañada por la adquisición el pasado mes de marzo de Inalec, una ingeniería eléctrica que le ha servido para ampliar su cartera de clientes. A esta compra le seguirá probablemente otra, con la que Ingemotions quiere reforzar el área de reparaciones eléctricas y electrónicas. “Buscamos dar una solución integral a cualquier necesidad que tenga una fábrica”, resume César Oruña. Unas necesidades que conoce bien porque su trayectoria profesional ha estado ligada a empresas como Nissan, o Edscha, en la que fue jefe de mantenimiento desde 2012 hasta su desvinculación en enero de este año para dedicarse de manera exclusiva a Ingemotions.    

El rápido crecimiento de la firma se ha visto reflejado en su facturación, que en los últimos tres años aumenta a un ritmo del 50%. Para este ejercicio la previsión es superar los dos millones de euros.

Entre los planes de la ingeniería también está levantar una nueva sede en el futuro polígono torrelaveguense de Las Excavadas. Sería uno de los primeros ocupantes de un recinto empresarial que busca identificarse con empresas de perfil tecnológico y sería, también, la culminación de un proceso: Una actividad que los promotores de Ingemotions se plantearon como una ocupación secundaria ha dado lugar a una sólida firma, preparada para aprovechar las grandes expectativas que abre la robótica.

Jesús Polvorinos

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close