Sin categoría

INVERSION

El Nikkei inició una senda alcista a comienzos del año pasado que le ha llevado desde los 14.000 puntos a cerrar febrero ligeramente por debajo de los 20.000, una revalorización de alrededor del 40% en poco más de un año. Cabe plantearse dos preguntas: ¿está justificada desde el punto de vista de los fundamentales económicos esta carrera alcista? y, ¿qué perspectivas hay para la renta variable nipona hasta el final del año?
En cuanto a la primera pregunta, nuestro modelo trimestral muestra que la coyuntura económica japonesa y el nivel de la TIR del bono a 10 años nipón justifican totalmente los niveles actuales del Nikkei. Así, con una TIR en el 1,85% y unas expectativas de crecimiento del PIB del 0,8% en el 99 y 1% en el 2000, en línea con el consenso del mercado, el nivel teórico de cierre del primer trimestre del 2000 sería 19.600 puntos.
– Escenario 1 (optimista): la economía japonesa consolidaría la recuperación superando los obstáculos para alcanzar un crecimiento del PIB por encima del 1% este año, y sentando las bases para que en años sucesivos se pudiera alcanzar una tasa de crecimiento sostenida. En este contexto, la TIR del bono a 10 años japonés se situaría ligeramente por encima del escenario central ante las expectivas de un abandono más temprano de la política de tipos cero por parte del Banco de Japón. Esto llevaría al Nikkei a un cierre objetivo en el 2000 ligeramente inferior a los 22.000 puntos, con una revalorización del 15% con respecto a 1999.
– Escenario 2 (neutral): el más acorde con nuestras previsiones y con las del consenso del mercado. La recuperación avanzaría a menor ritmo que en el escenario optimista. La TIR de 10 años cerraría en torno al 2,2%, mientras que el objetivo del Nikkei estaría en 20.750, un 10% por encima del 99.
– Escenario 3 (pesimista): sin volver a la dramática situación del 98, cuando Japón registró una severa recesión, la economía japonesa no podría superar los actuales lastres, prolongándose una etapa de bajo crecimiento, y alargándose el tiempo necesario para que las reformas en marcha tuvieran éxito y permitieran avanzar a la economía japonesa hacia una coyuntura de mayor crecimiento. La TIR del activo a 10 años se situaría en torno al 2%. El Nikkei finalizaría el año en niveles parecidos a los actuales, 19.725 puntos.
Las conclusiones son :
– El rally alcista vivido por la bolsa nipona desde comienzos del 99 está plenamente justificado por la salida de la economía japonesa de la recesión del 98.
– Los niveles actuales parecen estar descontando fielmente las previsiones que tiene actualmente el consenso del mercado sobre la evolución de la economía japonesa.
– Nuestras expectativas moderadamente optimistas darían un potencial de revalorarización del Nikkei ligeramente por debajo del 10%.
Según nuestras previsiones para el medio-largo plazo para las divisas (1,15 $/EU y 90 JY/$ ), la renta variable nipona es más atractiva que la americana, aunque la europea ofrece mayor seguridad por la mejor coyuntura que vive la Zona Euro.

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar