La economía hoy

(AMP) Tubos Reunidos cierra el primer trimestre con pérdidas de 13,3 millones, pero ve “buenas perspectivas”

El grupo logra en el primer trimestre una cartera de 104 millones de euros, un 32% superior a la del final del año 2018

VITORIA, 15

Tubos Reunidos ha cerrado el primer trimestre con unas pérdidas de 13,3 millones de euros, frente al beneficio de 4,7 millones de euros registrado en el mismo periodo del año pasado, aunque visualiza “buenas perspectivas de recuperación”.

La compañía ha dado a conocer este miércoles sus resultados en el primer trimestre y ha apuntado a que el segundo se ha iniciado con un “cambio de tendencia”, con una cartera de 104 millones, un 32% más que la del final de 2018.

Tubos Reunidos cerró en los tres primeros meses del año con un importe neto de la cifra de negocios de 69,6 millones, lo que supone una reducción del 14% respecto a los 81 millones de euros del mismo periodo del año anterior. El Ebitda ha sido de -4,8 millones, lo que representa una disminución de 8,4 millones.

El grupo viene trabajando con las entidades financieras para adecuar su estructura de financiación a las necesidades de su plan de negocio, derivadas de la situación de mercado por la aplicación de las medidas de protección arancelaria en EEUU. Según ha destacado, este proceso se encuentra “muy avanzado” y Tubos Reunidos espera alcanzar próximamente un acuerdo definitivo con las entidades.

Los datos ofrecidos por la compañía sitúan las ventas de tubería en los 63,6 millones de euros, con lo que disminuyen un 16% respecto a los 75,7 millones de euros del primer trimestre de 2018. En concreto, se ha producido una reducción de toneladas vendidas del 25% y un aumento del precio medio del 12%.

Este descenso se produce fundamentalmente en el segmento OCTG (tubos para usos petrolíferos), cuyas ventas disminuyen en un 34% en el primer trimestre respecto al mismo periodo de 2018, afectadas por las menores contrataciones en el final de 2018 en Norteamérica, a causa del “parón de la demanda por parte de los distribuidores ante la incertidumbre generada por la reducción del precio del petróleo”, un 40% entre noviembre y el final de 2018.

También ha afectado el impacto de las “medidas proteccionistas” a la exportación a Estados Unidos, que según la empresa alavesa, suponen “una desventaja competitiva”, con el pago de una tarifa del 25% para Tubos Reunidos.

Adicionalmente, en el primer trimestre de 2019 la planta de roscado de OCTG, Tubos Reunidos Premium Threads, ha reducido su actividad, una vez terminadas las entregas del contrato vigente en 2018.

No obstante, tras la homologación de la planta para fabricar nuevas roscas con aplicación en pozos con mayores exigencias técnicas durante el primer trimestre de 2019, se empezará a suministrar pedidos desde mediados del segundo trimestre del ejercicio.

Las ventas en el resto de segmentos se han mantenido estables en el primer trimestre en relación al mismo periodo de 2018, si bien se han reducido respecto a los niveles del cuarto trimestre de 2018, “por el menor ritmo de contrataciones en los últimos meses del ejercicio”.

La reducción de las ventas de OCTG es la principal razón de la caída en Norteamérica y en Oriente Medio y África, un 25 y un 35% respectivamente, respecto al primer trimestre de 2018. El resto de mercados se ven afectados por el impacto indirecto de “la guerra comercial”, principalmente en Europa, con una disminución del 13%.

Según Tubos Reunidos, el contexto ha mejorado por la recuperación del precio del petróleo, que ha ascendido un 45% de enero a abril de 2019, por los menores niveles de inventario de los distribuidores al final del 2018, que han supuesto aumentos de contrataciones en el primer trimestre, así como por la incorporación de los tubos sin soldadura en las medidas definitivas de salvaguarda de la Unión Europea frente a las importaciones, en febrero de este año.

Además, ha asegurado que la obtención de acuerdos de ventas para OCTG en Estados Unidos que “suponen un aumento y estabilidad en la contratación”.

PRODUCTOS TUBULARES

En concreto, este mejor comportamiento, sobre todo del segmento Downstream, ha tenido su reflejo en la mejor calidad de la entrada de pedidos en Productos Tubulares, la planta de gran diámetro de la compañía, que en el primer trimestre de 2019 ha multiplicado por 3,1 en volumen y por 2,4 en valor la captación de pedidos de tubos aleados e inoxidables respecto al mismo período de 2018, principalmente en Asia y Oriente Medio.

Además, el “alto ritmo” de contrataciones del grupo durante el primer trimestre ha permitido iniciar el segundo trimestre con una cartera, a 31 de marzo, con un valor un 32% por encima de la del final de 2018 -con un volumen y un precio un 16% y un 14% superior respectivamente- y un 31% superior a la del 31 de marzo de 2018. Se prevé “plena carga de trabajo” desde el mes de abril, lo que esperan que permita “mayores facturaciones en los próximos meses”.

RESULTADOS CONSOLIDADOS

Tubos reunidos cerró 2018 con un ebitda (resultado de explotación más gasto de amortización) de -4,8 millones de euros, lo que supone una reducción de 8,4 millones sobre el del mismo periodo de 2018, afectado por “las menores ventas, las ineficiencias derivadas de la subactividad de las instalaciones productivas y los menores márgenes s tras la aplicación de las tarifas del 25% sobre las ventas a EEUU”. En conjunto, el resultado neto del grupo es de -13,3 millones de euros, 4,7 millones menos que en el primer trimestre del 2018.

En los tres primeros meses del año, el flujo de caja operativo ha alcanzado un importe negativo de 7,4 millones de euros “como resultado del menor nivel de actividad y márgenes del periodo”.

La inversión en capital circulante se ha situado en un importe de 6,9 millones de euros, afectada por “los coyunturalmente altos niveles de inventarios en Estados Unidos ante la caída de consumo de distribuidores”. Las inversiones netas de capital se han limitado a 1 millón de euros en el periodo, una vez finalizados los pagos de las “altas inversiones” realizadas entre 2012 y 2017.

El flujo de caja libre generado en el periodo arroja un importe negativo de 15,3 millones de euros, mientras que la deuda financiera neta a 31 de marzo de 2019 se sitúa en 233,5 millonesde euros.

El fabricante de tubos ha recordado que el pasado 14 de enero ya informó de que trabaja con sus principales entidades financieras de referencia para “adecuar su estructura de financiación a las necesidades de su plan de negocio derivadas de la situación de mercado”, por la aplicación de las medidas de protección arancelaria en EEUU.

Según ha detallado, estas negociaciones avanzan “positivamente” con el objetivo de “definir una nueva estructura de financiación a largo plazo que dote a la Compañía de la flexibilidad financiera necesaria dentro de la actual realidad de mercado y que potencie el desarrollo de su plan de negocio”.

Este proceso se encuentra “muy avanzado” y la compañía confía en alcanzar próximamente un acuerdo definitivo con el conjunto de entidades.

CAMBIO DE TENDENCIA

De cara a los próximos trimestres, presenta un cambio positivo en ventas y márgenes, ya que partie, a 31 de marzo de este año, con una cartera por valor de 104 millones de euros, un 32% superior a la de final de 2018, que supone “una plena utilización de la capacidad productiva en los próximos meses y un mix de producto de mayor rentabilidad”..

Ello, junto a “los avances del proyecto de Tubos Reunidos 360º logrará, mitigar los efectos de la continuidad en la vigencia de las medidas proteccionistas en Estados Unidos”.

Share

Source: Europapress

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar