Nada es como parece

LEYES A LA MEDIDA.– Casi todas las comunidades autónomas han liberalizado las aperturas del comercio en los municipios turísticos. Pero cuando se utilizan términos tan genéricos está claro que antes o después alguien tendrá la tentación de adaptarlos a intereses concretos y eso es lo que ha ocurrido en Madrid. La localidad de Arroyomolinos, perfectamente desconocida y prescindible para cualquier turista que se acerque a la capital del país, fue declarada “turística” por las autoridades con el único objeto de facilitar que el supercentro comercial Xanadú allí construido pudiese abrir todo el complejo los 365 días del año. Los comerciantes del sur de Madrid han recurrido a los tribunales, pero la cuestión no es sencilla porque para nadie es fácil determinar si un municipio es o no turístico. Lo que está claro es que de no haber sido por los intereses del centro comercial, nunca hubiese sido incluido en este concepto.

RESULTADO INEVITABLE.– Las compañías aéreas se han quitado de encima las comisiones de las agencias o, al menos, una parte. Así que éstas, ahora cobran veinte euros por tramitar un billete nacional, 40 por los europeos y 70 por los transoceánicos. Para compensar los efectos sobre el viajero, las aerolíneas han decidido bajar el precio de sus billetes (curiosamente todas a la vez y todas el mismo porcentaje, un 3,5%, contraviniendo las leyes sobre competencia). Pero, como cabía esperar, la rebaja no compensa el efecto del aumento, y en algunos casos, como en el de los vuelos más cortos, la diferencia es sustancial. Así que la guerra de las comisiones entre aerolíneas y agencias ha acabado con un perdedor que no estaba en el campo de batalla: el viajero.
UN CURIOSO PERSONAJE.– Berlusconi no ha tenido un buen mes de enero. Se ha hundido el imperio alimentario Parmalat, con una grave crisis de credibilidad del sistema económico, ha fracasado en su intento de convertirse en monopolista de la televisión en Italia y el Tribunal Constitucional ha impedido su pretensión de inmunidad legal. Sin embargo, el presidente italiano ha estado desaparecido todo el mes. ¿Dónde? Pues sometiéndose a una operación de cirugía estética facial y a un programa de adelgazamiento. Berlusconi, además de hacer pinitos en el mundo musical, pretende tener buen aspecto. Lo que cabría debatir es si la culpa de tanta ocurrencia es del propio Berlusconi o del electorado, más predispuesto a premiar la banalidad que la responsabilidad en la gestión pública.

UNA JUSTICIA CARISIMA.– Las quejas sobre la justicia española resultan ingenuas cuando se comparan con lo que ocurre en otros países. El caso de la pareja Michael Douglas-Catherine Zeta-Jones contra Hello! –filial británica de !Hola!– por romper la exclusiva fotográfica de su boda con la revista OK! es un ejemplo meridiano. Al final, los Douglas han ganado y serán indemnizados con unos modestos 21.000 euros. Pero, a cambio, tendrán que pagar casi 900.000 por los gastos de otras reclamaciones no estimadas. OK!, la revista perjudicada, recibe un millón y medio, pero es obligada a abonar el 25% de las costas, que le suponen casi un millón. Y el perdedor, Hello!, condenado a abonar el resto de las costas, tendrá que pagar alrededor de siete millones de euros, casi todos en gastos judiciales. Como se ve, los únicos ganadores, y por goleada, han sido los bufetes de abogados.

UN PATINAZO EN LA AUTOVIA.– Por dos veces hemos advertido que difícilmente se encontraría una empresa dispuesta a hacer la autovía Zurita-Parbayón en las condiciones propuestas por el ministro Alvarez-Cascos. La apertura de las plicas, desafortunadamente, nos ha dado la razón. La obra no se ha podido adjudicar porque nadie piensa que pueda rentabilizarse con el cobro de un peaje cuando el adjudicatario está obligado, además, a construir gratuitamente la Ronda de la Bahía. Ahora, el Ministerio se ve obligado a negociar con siete constructoras, a las que ofrecerá otras condiciones distintas. Algunas fuentes señalan que puede llegar a asumir el pago del 40% de la obra, lo que indicaría que el Ministerio, en realidad, va a acabar sufragando la Ronda de la Bahía. Eso sí, el ministro tiene la rara cualidad de salir indemne de estos errores de apreciación: Apenas se ha mencionado que las otras cuatro autopistas adjudicadas en enero han tenido que ser entregadas a precios muy superiores a los previstos. Ocaña-La Roda costará 525 millones de euros, frente a los 418 anunciados. La circunvalación de Alicante 445, frente a los 383 presupuestados; Madrid-Toledo, 406 millones (373) y Cartagena-Vera, 637, frente a los 531 millones en que salía.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar