Las empresas de nuevas tecnologías se toman el pulso

Buena parte de los trabajos vinculados a las tecnologías de la información y comunicación (TIC) que contratan las empresas de Cantabria se encargan a compañías foráneas, y no por ahorrar costes, sino por desconocimiento o desconfianza en la oferta local. Datos como éste han movido a las empresas tecnológicas cántabras a elaborar un informe, mitad diagnóstico y mitad reflexión estratégica sobre el futuro, en el que se interrogan sobre sus debilidades, fortalezas y oportunidades de crecimiento.
En el estudio elaborado por Ascentic –que agrupa a 38 de estas empresas–, se pone de manifiesto que al empresario local le preocupa especialmente que aparezcan en Cantabria nuevos competidores de gran tamaño y cobertura nacional. La llegada al mercado regional de una gran empresa TIC, con más recursos, capacidades y con una economía de escala importante, tendría –afirma el estudio– un efecto devastador sobre las existentes, arrebatándoles negocio y recursos humanos. Pero lo más significativo de este temor es que se trata de una eventualidad “lógica y esperada”.
La crisis económica provocada por el pinchazo de la burbuja tecnológica y la pequeña dimensión de esta comunidad, ha retrasado un proceso de globalización y reordenamiento del sector que ya se ha producido en otros mercados. También es cierto que a pesar de la crisis sufrida y al contrario de lo sucedido en otras regiones, en Cantabria no han desaparecido empresas, aunque sí puestos de trabajo y volumen de facturación.
Tanto frente a la amenaza exterior como frente al recelo de las empresas locales que contratan fuera de la región, los empresarios de nuevas tecnologías de Cantabria consideran que aquí existe sobrada capacidad técnica para afrontar cualquier proyecto y creen que su punto débil está en la escasa promoción pública de sus servicios.

Competencia de la Universidad

Otra de las preocupaciones del sector tiene que ver con el hábito de la Universidad de desarrollar tareas productivas que entran en competencia directa con las empresas tecnológicas locales y lo hacen en condiciones de desigualdad. También critican la falta de adaptación de la oferta educativa de la Universidad de Cantabria a las necesidades que tienen las empresas tecnológicas en materia de ingeniería de software, lo que obliga a las compañías a asumir los costes de formación de sus trabajadores.
Una de las preocupaciones de los empresarios locales gira en torno a lo que percibían hasta ahora como inexistente liderazgo de la Administración regional, a la que reclamaban una coordinación de la oferta regional con especial sensibilidad hacia las empresas locales. En el informe se señala que la Administración debe convertirse en el motor de la sociedad cántabra en las nuevas tecnologías, haciendo campañas de sensibilización, creando y fomentando nuevas aplicaciones y servicios, y adecuando las infraestructuras tecnológicas. Hay que tener en cuenta que una de las causas a las que el informe achaca la escasa penetración de las nuevas tecnologías en el tejido económico cántabro, es la resistencia de las empresas a innovar en sus procesos, ya sea por falta de estímulos o de apoyos técnicos y económicos a la actividad de I+D.
En Cantabria, el principal consumidor de los productos y servicios tecnológicos es la propia Administración, seguida de lejos por entidades bancarias y las compañías eléctricas. Las encuestas sobre el grado de penetración de la ‘sociedad de la información’ en España, suelen situar a Cantabria entre las comunidades más rezagadas, sin que exista correspondencia entre su peso socioeconómico y el uso que hace de las nuevas tecnologías, aunque los últimos informes indican que la situación puede estar mejorando de una manera significativa.

800 empleos

Cantabria cuenta con un sector de tecnologías de la información que cubre fundamentalmente los servicios informáticos y el desarrollo de software, con pocas aunque significativas presencias en el terreno de las comunicaciones y consultoría, y casi ninguna en la fabricación de equipos.
El sector está formado por cerca de 50 empresas y algunos autónomos, que dan empleo a unas 800 personas. El perfil de estas empresas muestra algunas peculiaridades importantes, aunque similares a las de otras regiones de parecidas características. Las compañías más grandes no suelen superar los 35 trabajadores, pero aportan el mayor número de empleados y el grueso de la facturación. Por norma general, son empresas de servicios tecnológicos y comparándolas con sus competidoras nacionales, son pequeñas para abrir mercado en el exterior u optar a proyectos de gran envergadura fuera de su ubicación natural. El resto de las compañías –dedicadas generalmente al desarrollo de software– tiene una media de 15 empleados.
Al margen de los servicios informáticos, desarrollo de software e instalaciones técnicas de comunicaciones, prácticamente no existen otro tipo de actividades, salvo excepciones, como la consultoría de negocio en nuevas tecnologías o el asesoramiento informático en procesos industriales. Por lo demás, la especialización en temas empresariales se circunscribe, normalmente, a sistemas de apoyo a la gestión y no a sistemas de gestión de la producción, cuando, según los estudios realizados por la Administración regional, son éstos los más demandados por los empresarios cántabros.
Las compañías TIC son también conscientes de la necesidad de corregir algunos errores en sus propios planteamientos empresariales. Aunque presumen de un alto nivel tecnológico, sus promotores reconocen no poseer demasiada orientación empresarial para sus negocios y son conscientes de la necesidad de mejorar su planificación, organización y estrategia.
Señaladas las carencias, el informe subraya las oportunidades de crecimiento que presenta no sólo el mundo empresarial cántabro, sino el cercano País Vasco, cuyo mercado debe ser una de las primeras metas comerciales para nuestras empresas de servicios tecnológicos.

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar