El Gobierno cántabro planta cara a Microsoft

En España son ya varias las comunidades autónomas que han comenzado a utilizar Linux, pero hasta ahora todas ellas lo han hecho exclusivamente en la zona de usuario. El Gobierno cántabro ha ido más lejos y ha colocado Linux en el núcleo de toda la arquitectura de software. Una decisión que, además de crear un precedente, puede tener consecuencias muy significativas, dado que ha implicado a Oracle y otras grandes compañías, que se han visto obligadas a programar para Linux por primera vez, o han mejorado sustancialmente sus versiones anteriores en aquellos casos en que ya contaban con alguna experiencia previa.
Benjamín López Hidalgo, director general de Informática del Gobierno cántabro asegura que se optó por Linux por ser un sistema “más robusto, estable y parametrizable que cualquier plataforma de Microsoft. Pero, sobre todo, porque nos permite tocar el código fuente sin tener que pagar por ello”. Es bien conocido que Microsoft es extremadamente celosa con su código fuente, y esa circunstancia ha sido objeto de un largo pleito por parte de otras empresas de software. En cambio, Linux es un sistema totalmente abierto, que cualquiera puede utilizar gratuitamente. Su estructura básica crece de forma espontánea y desinteresada gracias a los propios usuarios, que se comprometen a aportar a la comunidad científica aquellos desarrollos que añadan. Esta filosofía no lucrativa ha producido un avance muy significativo pero siempre fuera de los canales comerciales habituales y, por lo general, sus principales valedores son los estudiantes y profesores de las escuelas de informática. Fuera de este ámbito su presencia es escasa dado que ha de competir con un gigante, como Microsoft, y la escasez de técnicos formados en este sistema hace que las empresas opten por Windows.
Sin embargo, la multinacional norteamericana observa preocupada que varias administraciones autonómicas españolas están empezando a utilizar Linux en algunas áreas, y teme su capacidad para influir en el mercado, sobre todo en el caso de Andalucía, que lo han incorporado a la educación (ha comprado 21.000 ordenadores para colegios con este sistema) y a nadie se le escapa que los habituados al software libre es más probable que lo utilicen en su posterior vida laboral.
Esta pequeña revuelta forzó la reciente visita a España del Número 2 de la compañía, Steve Ballmer, que se ha apresurado a firmar un acuerdo con el ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, por el que Microsoft dona software por valor de 30 millones de euros para que se instale en los ordenadores de los colegios españoles. Una especie de vacuna para evitar males mayores.

Mucho más que una web

Cantabria ha sido la incorporación más reciente a Linux. La Consejería de Presidencia, en donde se encuentra la Dirección General de Informática, ya había probado este sistema en el portal Comunicados, abierto recientemente, y a la vista de los buenos resultados, optó por utilizarlo en los 23 servidores centrales que dan servicio a la página institucional del Gobierno, una web que, en realidad, se convertirá en el eje informático de toda la actividad administrativa, tanto la que va orientada hacia el ciudadano –que podrá hacer todo tipo de trámites y consultas– como la de carácter interno, canalizada a través de una intranet de uso exclusivo para el personal de la casa.
La web ahora tiene un carácter eminentemente informativo, pero ya muestra alguna de las utilidades burocráticas que tendrá en el futuro, como la tramitación de solicitudes de subvención, licencias de pesca y caza, plazas escolares, etc. La mayoría, sin embargo, están a la espera de que el Gobierno de la nación regule la firma electrónica, la única manera de acreditar con toda fiabilidad la identidad de quien realiza el trámite por vía informática.
A partir de ese momento resultará prácticamente innecesario acercarse a los mostradores de las oficinas públicas, dado que la inmensa mayoría de los 550 procedimientos en que se resumen las relaciones con los administrados podrán hacerse desde cualquier ordenador conectado a Internet.
Para ello habrá sido necesario adaptar el software interno de todas las consejerías, que en muchos casos tiene procedencias muy diversas, lo que habrá servido, además, para simplificar extraordinariamente un entramado de protocolos, formularios e, incluso, de páginas web que han ido creando en los últimos años consejerías y organismos públicos con muy escasa coordinación.

Varios tipos de navegación

El portal institucional es probablemente el más avanzado de las administraciones públicas españolas, a pesar de que la inversión –menos de 80 millones de pesetas– es de las más modestas. La razón está en la implicación personal de los técnicos de la Consejería de Presidencia y especialmente de las tres personas que han estado al frente del proyecto desarrollado por una UTE informática de la que formaba parte la empresa cántabra CIC, el propio Benjamín López, Miguel Angel Gutiérrez y Rafael Casuso.
Ellos decidieron la conveniencia de unir cuatro sistemas de navegación distintos a riesgo de que la página principal resultase muy densa en contenidos. Por una parte, es posible navegar por temas (lo que se conoce como Método Canadá); por otra, se puede hacerlo en función de los intereses presumibles de cada segmento de edad (Método Singapur), con una combinación de ambas, y por consejerías.
Toda la información también es accesible en teléfonos móviles WAP, que permiten la navegación, a través de la plataforma e-mocion, y en los ordenadores de bolsillo PDA.
El objetivo final es centralizar toda la información del Gobierno en este portal, por lo que irán desapareciendo las páginas de consejerías y organismos públicos que contaban con ellas. Este proceso acaba de iniciarse, así como la introducción de información de cada consejería, que ha quedado en manos de una persona específica en cada una de ellas, un publicador, encargada de introducir nuevos contenidos y actualizar los anteriores.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar