Reportaje

Cesine estrena su nueva residencia

El centro ha comprado el edificio colindante para seguir ampliando su oferta de alojamiento

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Fermín Gutiérrez, presidente de Cesine.

En estos últimos cinco años, las matriculaciones de nuevo ingreso en Cesine han experimentado un crecimiento anual de entre el 20 y el 35%, de ahí que antes de iniciar el año nuevo lectivo, este centro universitario privado haya inaugurado ‘El Balcón de la Bahía’, una residencia en la que ha invertido 3,5 millones de euros y que ocupa lo que fue la antigua Escuela Infantil Chiquitín. Un hito para Cesine que, además, coincide con su 25º aniversario.

Este proyecto, destinado a facilitar el alojamiento de 75 estudiantes, ha surgido como consecuencia de dos circunstancias contrapuestas, el aumento de los estudiantes matriculados procedentes de otras regiones y países y la escasa oferta de alojamientos de la ciudad.

‘El Balcón de la Bahía’ está situado en la Calle Menéndez Pelayo, a escasos minutos del campus universitario, de las playas del Sardinero y del centro de la ciudad. Una ubicación que el presidente de Cesine, Fermín Gutiérrez, tenía en mente desde hace tiempo. “Siempre tuvimos claro que tenía que estar en una calle residencial y tranquila del centro de la ciudad y, a la vez, cerca del Campus de Cesine, de las playas y con todos los servicios a menos de dos minutos andando, y con una parada de autobús, por lo que tratamos de evitar zonas alejadas de la ciudad o mal comunicadas”.

Todos los dormitorios cuentan con servicio de limpieza semanal.

Las obras las realizaron las constructoras Cobo Mantecón y Raisán, y tanto la de los apartamentos como la de la residencia se ejecutaron en tiempo récord. Comenzaron a finales de mayo y en septiembre estaban finalizadas. ‘El Balcón de la Bahía’ cuenta con más de 20 apartamentos, todos ellos exteriores, luminosos y completamente equipados. Algunos de ellos disponen de terraza y vistas a la bahía.

Los nuevos residentes tienen tres opciones distintas de alojamiento en función de sus necesidades: habitaciones individuales con baño en suite; habitaciones dobles con baño; habitaciones con terraza; y apartamentos compartidos con tres habitaciones individuales.

Todas los dormitorios disponen de televisión, camas cómodas, espacios de almacenamiento, conexión wifi de alta velocidad y escritorios. Las instalaciones también incluyen salas de estudio y un amplio espacio ajardinado al sur.

Los alumnos pueden contratar servicio de comedor.

En la residencia, los alumnos pueden cocinar de manera independiente o encargar un servicio de comidas diario, cuyos menús tratan de respetar tres principios: natural, variado y equilibrado.

Las habitaciones incluyen ropa de cama, toallas, almohada, edredones y otros artículos domésticos. El servicio de limpieza se efectúa dos veces por semana e implica la reposición de la ropa de cama y baño, así como el mantenimiento de las zonas de uso común.

La habitación doble es la más recomendada para la integración de los alumnos de primer año ya que fomenta los vínculos de amistad entre compañeros. La otra posibilidad es la habitación individual, con espacio de estudio, escritorio, un cuarto de baño privado y una zona para almacenar enseres.

No obstante, todos aquellos estudiantes que prefieran una mayor intimidad e independencia pueden decantarse por los apartamentos compartidos, también con servicio de limpieza semanal.

Alojamiento por afinidades

El acceso a El Balcón de la Bahía.

Uno de los objetivos de Cesine es lograr que los estudiantes se adapten con rapidez a su nuevo ambiente y se encuentren cómodos con sus compañeros en el hotel-residencia. Para ello, ha puesto en marcha una iniciativa que añade valor al proyecto.

A los estudiantes internacionales, que representan el 48% de las matriculaciones de nuevo ingreso, y a los procedentes de otras comunidades autónomas (otro 44%) se les realiza a su llegada un análisis de personalidad para determinar cuáles son sus aficiones y gustos. En función de los resultados recopilados, se les aloja con aquellos que comparten más afinidades.

Se estudian varios parámetros. Por ejemplo, se reúne a estudiantes que compartan mismos gustos musicales y audiovisuales. También se valoran aficiones, como el surf, fútbol o la moda.

En la segunda parte del estudio se observan otros factores, como el grado de sociabilidad y la tolerancia al orden y desorden, de manera que Cesine se asegura de que la convivencia sea equilibrada y los compañeros se conviertan en amigos. La filosofía de la universidad es poner el foco en el crecimiento e independencia del estudiante, por lo que tendrá libertad de decidir cuándo entra y sale de la residencia, si prefiere cocinar por sí mismo o disponer de servicio de comedor, encargarse de su propia ropa o contar con servicio de lavandería. No obstante, el modelo  residencial implica el seguimiento de una norma estricta y un control.

Aunque el alojamiento permanece abierto durante las 24 horas del día, el horario establecido concluye a las 23:00. Hasta esa hora se permite el acceso de personas ajenas a la residencia, ya que se fomentan tanto las relaciones sociales como la realización de tareas y proyectos en grupo.

De esta manera, se incentiva el descanso y la convivencia con los otros compañeros, una cuestión fundamental para el correcto rendimiento académico. Para ello existe un servicio permanente de videodigital y seguridad.

David Pérez


Cesine compra el edificio colindante a la residencia

Cesine acaba de adquirir el inmueble colindante, en el Paseo de Menéndez Pelayo 42, justo al lado de su nueva residencia, para seguir ampliando la oferta de alojamiento, debido a que la ocupación de las nuevas instalaciones ha alcanzado ya el 100%. La previsión es comenzar las obras en los próximos meses y tener el edificio disponible para el inicio del próximo curso.

En esta ocasión, el centro no tendrá la presión y la urgencia que requería la construcción de ‘El Balcón de la Bahía’.

Sus alojamientos son exclusivos para sus alumnos (no admiten estudiantes de otras universidades) y en ellos se abonan nueve mensualidades por curso, no diez, como ocurre en algunas otras residencias.


Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close