Noticias

Repsol instala en Santander la sede de su negocio eléctrico

Al final pagará 733 millones de euros por los activos de Viesgo

Repsol ha entrado en el negocio eléctrico a través de la compra de la cartera comercial de Viesgo y de gran parte de su parque de generación. A pesar de que su intención es convertirse en una de las grandes empresas del sector, ampliando sustancialmente la clientela que tenía Viesgo, muy concentrada en el noroeste del país, ha optado por dejar la sede en Santander. La decisión es vital para la comunidad autónoma y evita el traslado de buena parte de la plantilla procedente de Viesgo.


Repsol ha cerrado su gran operación de entrada en el mercado de electricidad y gas con la compra de los activos de Viesgo vinculados a la distribución de energía y las centrales de generación de bajas emisiones. El acuerdo definitivo fija el precio de la operación en 733 millones de euros, que la petrolera pagará al fondo australiano Macquarie Infrastructure and Real Assets (MIRA) y al británico Wren House Infrastructure, propietarios de Viesgo desde 2015.

Una vez asumidos estos activos, Repsol ha pasado a disponer de una capacidad de generación de 2.950 MW, de los que 2.350  proceden de esta compra, y 600 de sus plantas de cogeneración. Pronto les sumará los 264 MW del proyecto fotovoltaico Valdesolar que ha adquirido en Valdecaballeros (Badajoz).

Tras adquirir gran parte de los activos de Viesgo, la petrolera se convierte en un operador más del mercado eléctrico español, con una cuota superior al 2% y más de 750.000 clientes, pero su objetivo es mucho más ambicioso. En 2025 pretende alcanzar una cuota de mercado minorista de electricidad y gas superior al 5% y haber multiplicado casi por cuatro sus clientes, hasta llegar a 2,5 millones.

CINCO NOMBRES EN POCO MÁS DE DIEZ AÑOS.– Al día siguiente de cerrar la compra, Repsol ya empezó a cambiar las rotulaciones de esta oficina central de Viesgo. Ese proceso ha sido una constante en la última década, cuando la empresa eléctrica ha llevado los nombres de Viesgo, Enel, E.ON, nuevamente Viesgo y ahora Repsol, cada uno de ellos como consecuencia de un cambio de propietario.

El negocio de electricidad y gas quedará en manos de su nueva filial, Repsol Electricidad y Gas, que va a tener la sede en Santander y empleará a más de 400 personas, en su gran mayoría procedentes de Viesgo. La electricidad ha empezado a comercializarse ya con la marca Repsol, y estará certificada como 100% de bajas emisiones, puesto que todas las centrales adquiridas son eólicas, ciclos combinados hidroeléctricas o solares.

Viesgo se queda con las centrales de carbón y con 22 parques eólicos, que suman 1.400 MW, además de 31.000 kilómetros de tendidos de transporte y distribución de la energía, en los que tiene previsto invertir 92,4 millones en los próximos tres años.

Viesgo se queda con la red de distribución (más de 31.000 kilómetros de tendidos) y un parque de generación de 1.400 MW.

Repsol ha  designado presidenta de su nueva filial Repsol Electricidad y Gas a María Victoria Zingoni, que simultaneará el cargo con el de directora general de Downstream de la petrolera. El consejero delegado de la filial será Francisco Vázquez, que hasta ahora ejercía como director ejecutivo de Refino de Repsol.

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar