EL CONSUMO DE OTOÑO, AMENAZADO

La logística vive malos tiempos. Al incidente que cerró el Canal de Suez se sumó la escasez de microchips para pantallas y las catastróficas inundaciones en Centroeuropa han acabado por enturbiar el horizonte. A comienzos de agosto aún hay vías por despejar en Alemania, Países Bajos, Luxemburgo y Bélgica y muchas las empresas de estos países se están acogiendo a la cláusula de fuerza mayor para no cumplir los plazos de sus contratos. En Alemania ya hay quienes anuncian la posibilidad de que se produzcan desabastecimientos a la vuelta de las vacaciones y, a día de hoy, los concesionarios de coches de todo el mundo trabajan con un stock mínimo. Unos problemas de abastecimiento que no se disiparán antes del black friday de noviembre, según los expertos.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar