Empresas

Residuos, megavatios… y anchoas

El grupo de empresas de la familia Huerta se amplía con la compra de Conservas Fredo

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

Horizont Family, el holding de empresas creado por la familia Huerta, ha dado un paso en su estrategia de diversificación con la compra de Conservas Fredo. El grupo suma ya cerca de 250 empleos, la mayoría en la empresa Oxital, y ahora su política está dirigida a equilibrar sus áreas de negocio regulados (los servicios de recogida y gestión de residuos, y las energías renovables), con otros de libre mercado, como la industria alimentaria o la instalación de regadíos.


Horizont Family, el grupo creado por la familia Huerta a partir de Oxital, puede ser un buen ejemplo de cómo evolucionan las empresas después de la crisis. Tras casi dos décadas de actividad, se ha convertido en un referente en el norte de España en la gestión de residuos y de infraestructuras hidráulicas;pretende levantar siete parques eólicos en la región; acaba de tener autorización para uno fotovoltaico en Alicante; y ha puesto un pie en la industria agroalimentaria, con la reciente compra de Conservas Fredo, que pretende relanzar. Una actividad muy variada que genera trabajo de forma directa para cerca de 250 personas, y que, tras capitalizarse con la venta de su negocio de suministro de aguas en varios municipios, seguirá creciendo si aparecen nuevas oportunidades en cualquiera de los sectores por los que apuesta: medioambiente, energía e industria agroalimentaria.

Menos gestión de agua y más de residuos

Las instalaciones de Conservas Fredo, que acaban de pasar al grupo de la familia Huerta.

El dinamismo mostrado por Horizont Family en esta última etapa es fruto del giro estratégico impulsado por Manuel Huerta Terán, el hijo del que fuera alcalde Santander, Manuel Huerta, que convirtió Oxital en una empresa de éxito.

El núcleo de sus actividades ha sido siempre la gestión del agua y los residuos, dos servicios sujetos a concesiones y con precios regulados, en los que no resulta fácil crecer a través de compras, ya que los competidores son grandes corporaciones multinacionales. Oxital gestiona la planta de lixiviados de Meruelo, numerosas depuradoras, participa en el vertedero de Carceña y hasta tiene una planta propia de tratamiento de lodos en Guarnizo pero la llegada de la crisis se hizo notar en el sector, y las demoras de los ayuntamientos en los pagos colocó a la empresa en una situación apurada. La situación se fue estabilizando a partir de 2012, cuando el Ministerio de Hacienda estableció un mecanismo de financiación para que las administraciones públicas pudiesen afrontar el pago a los proveedores, pero el grupo familiar decidió equilibrar los riesgos y las inversiones entrando en mercados no regulados, en los que el margen de actuación y de beneficio es mayor, aunque también la incertidumbre.

El grupo tiene ya 250 trabajadores y puede conseguir en breve autorización para un parque eólico en Cantabria

Para reunir suficientes recursos, necesitaba desprenderse de alguna de sus ramas de negocio, y la más atractiva, por el volumen de ingresos que podía generar, eran las concesiones para el abastecimiento de agua a doce municipios de la parte oriental de Cantabria.

La otra opción era que Oxital Aguas, la titular de las concesiones, encontrase un inversor que le permitiera crecer a través de la adquisición de empresas de un tamaño similar en otras comunidades. Pero esas empresas no existían. El mercado del abastecimiento de agua a los municipios está concentrado en España en grandes empresas, como Suez o Aqualia, debido a los elevados canones que hay que pagar anticipadamente a los ayuntamientos, que reducen el terreno de juego a unos pocos operadores con gran fortaleza de capital. Además, la tendencia a la remunicipalización de los servicios de agua arrojaba incertidumbres sobre el futuro del sector porque, allí donde ya estaba privatizada la gestión del agua, existía la tentación de rescatar los contratos antes de su conclusión. Incluso si llegaban a término –y Oxital tenía contratos en vigor para los próximos 15 años– cabía la duda de si serían renovados.

Manuel Huerta ha dejado la dirección de Oxital para encargarse de la de todo el grupo familiar.

Ante esta situación, Horizont Family optó por vender su negocio del agua a la multinacional francesa Suez, en 2016, y consiguió con ellos los recursos que necesitaba para invertir en sectores con más capacidad de crecimiento.

Eso no significaba el abandono de otros negocios sujetos a concesión, de forma que, a la vez que se retiraba del abastecimiento de agua, se hacía con los contratos para la recogida de basuras de los que se desprendieron las empresas Bolado y Arruti. Actualmente, Oxital presta este servicio en 25 ayuntamientos de la región.

El grupo gestiona la planta de lixiviados del complejo ambiental de Meruelo y forma parte de la sociedad titular del vertedero de Carceña (foto inferior).

“Si algo ha demostrado la empresa es que es muy dinámica, y cuando ha visto oportunidades ha salido de un sector y entrado en otros”, señala el director general de Horizont Family, Manuel Huerta Terán. Se ampliaba así la gestión de residuos a la que está dedicada desde su origen la firma, que cuenta con una planta para el tratamiento de lodos en el polígono industrial de Guarnizo donde está ubicada, y otra para lixiviados, en el vertedero de Meruelo. Oxital también ha participado en el desarrollo del vertedero de Monte Carceña, en Castañeda, para el depósito de residuos industriales no peligrosos.

Otra de sus áreas de trabajo es el montaje de regadíos agrícolas, con un gran número de instalaciones en Huesca, Navarra y Castilla-León.

Una apuesta por las energías alternativas

Las expectativas creadas con el Plan Eólico que impulsó el Gobierno cántabro en 2010 supuso una oportunidad de diversificación, y Manuel Huerta Terán se empleó a fondo en ello, hasta el punto de que llegó a presidir la Asociación Eólica de Cantabria, donde se agruparon las grandes operadoras (Iberdrola, EDP, EON) que, junto a socios locales –como es el caso de Oxital, que se asoció al Banco Santander– se presentaron al concurso y se adjudicaron las demarcaciones que contemplaba el Plan. Aquel intento se frustró, anulado por los tribunales, pero la experiencia y el conocimiento acumulado le sirvió a Oxital para situarse en este mercado a la espera de nuevas oportunidades.

La Ley de Aprovechamiento Eólico de Cantabria de 2013 volvió a abrir ese campo de juego y Horizont Family, esta vez a través de otra de sus empresas, Crossfield Engineering, ha presentado ante el Gobierno de Cantabria un proyecto para instalar en la región siete parques eólicos, con una potencia total de 250 megavatios, que supondrán una inversión de 250 millones de euros, si se llevan a cabo en su totalidad. El primero de esos parques, que se emplazaría en Soba, podría conseguir autorización en breve, puesto que la tramitación ha superado ya la fase de alegaciones, y la empresa ha reducido la potencia inicialmente prevista para facilitar su aprobación.

El grupo cántabro va a instalar un parque solar en Alicante y varios parques de aerogeneradores en Cantabria.

Si lo consigue, como parece probable, será el primer paso para aprovechar un recurso que ofrece oportunidades únicas en Cantabria, a la vista de la evolución que ha experimentado esta tecnología, según explica Manuel Huerta: “No hay ninguna zona en Europa en la que se pueda explotar mejor el potencial eólico con la tecnología actual; las zonas con viento ya aprovechadas tienen tecnología de ayer”.

Se daría así la paradoja de que los retrasos de Cantabria en el ámbito eólico y los tropiezos legales que se produjeron cuando por fin se intentó aprovechar este recurso han acabado por convertir la región en una de las pocas donde es posible producir energía eléctrica de origen eólico de forma rentable sin subvención.

La apuesta de Horizont por las energías alternativas se ha visto reforzada con la adquisición de un parque fotovoltaico de 3,9 Mw en Villena (Alicante), una potencia que le fue adjudicada en la subasta del pasado mes de julio y con la que podría abastecer de la energía eléctrica a un municipio mediano. Para esta nueva área de negocio, el Grupo ha creado la filial Climaster.

De mercados regulados al agroalimentario

La búsqueda de mercados no regulados donde poder expandirse e incrementar una facturación que se situa actualmente en el entorno de los 15 millones de euros, ha acabado por desembocar en un sector que poco tiene que ver con las actividades del grupo. Gracias a los recursos logrados tras la venta de la división de aguas, Horizont pretende relanzar la conservera Fredo, que estaba en liquidación, tras una suspensión de pagos. A pesar del atractivo que podrían tener en el mercado inmobiliario las instalaciones de esta conservera en el polígono laredano, su oferta ha sido la única. En ella se compromete a reanudar la elaboración de anchoa y al mantenimiento de los 48 puestos de trabajo que tenía Fredo, al menos durante los próximos dos años.

El grupo tiene ya 250 trabajadores y puede conseguir en breve autorización para un parque eólico en Cantabria

Con esta compra, que supondrá una inversión de 5,5 millones de euros, realizada por otra de las filiales del Grupo (Cantabria Family Investment), los Huerta se adentran en un sector que muestra una notable capacidad de crecimiento. “Creemos que la agroalimentación española va a ser líder a nivel internacional y que hay talento para hacer aquí un buen producto”, aventura esperanzado Manuel Huerta, que también tiene mucha confianza en el producto, “porque si quieres montar una conservera hay que hacerlo en Cantabria, que es el Silicon Valley de las anchas”.

Los trabajos de puesta a punto de la fábrica se realizarán en las próximas semanas, con la intención de vincular la marca Fredo al mercado gourmet y de explorar nuevos canales de venta para sus anchoas.

El grupo no descarta que este primer paso en la industria alimentaria vaya seguido por otros más, siempre en la búsqueda de un equilibrio entre los sectores en los que opera y que tienen en común el situarse en tres de los grandes ejes por los que va a pasar el futuro: el medio ambiente, las energías limpias y la alimentación.

Jesús Polvorinos

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close