La pandemia impulsa el crecimiento de Galletas Gullón

La empresa crea cien puestos más de trabajo en lo que va de año, tras superar los 400 millones de facturación

Galletas Gullón, la principal galletera de Europa, es una empresa con una estrecha relación con Cantabria y se encuentra entre las que más empleo genera en el sur de nuestra comunidad, de donde proceden alrededor del 20% de sus 1.700 puestos de trabajo. A pesar de la pandemia, 2020 ha sido un gran año para la centenaria compañía de Aguilar de Campoo, que ha facturado más de 408,7 millones de euros, de los que 163 proceden de las exportaciones. El Puerto de Santander canaliza parte de las expediciones con las que Galletas Gullón llega a los más de 120 países donde se consumen sus galletas.


A pesar de la situación sanitaria y gracias a una estrategia de desarrollo de negocio consolidada, Galletas Gullón ha conseguido otro hito: superar los 400 millones de facturación, al cerrar el año 2020 con unas ventas de 408,7 millones de euros, un 5,4% más que en el anterior. Estas cifras consolidan el imparable crecimiento de la compañía durante los últimos veinte años, en que sus ventas se han sextuplicado.

Para incrementar la producción, en el primer semestre de este año, la empresa de Aguilar de Campoo ha sumado otros 100 puestos de trabajo a su plantilla –tras los 100 del año pasado–, y en estos momentos ya supera los 1.700 puestos de trabajo, de los que apróximadamente una quinta parteson cántabros.

Las previsiones de la compañía apuestan por un crecimiento prácticamente idéntico durante los próximos años, lo que tiene un efecto directo en la economía del sur de nuestra comunidad autónoma, debido a su proximidad a la frontera de Cantabria.

“Gracias a nuestra política de crecimiento y desarrollo de negocio a largo plazo y a la anticipación de la pandemia que realizamos, hemos conseguido cerrar uno de los mejores años en cuanto a facturación, superando la barrera de los 400 millones de euros”, confirma Juan Miguel Martínez Gabaldón, el director general y consejero delegado de Gullón.

Si en 2019 la facturación internacional de la compañía representaba un 35% del total, en 2020 este porcentaje ha subido al 40%, al llegar las exportaciones a los 163 millones de euros. La galletera también ha apostado en el exterior por el concepto de galleta saludable, de la que es líder en su segmento en España, y por el establecimiento de empresas filiales. En estos momentos, ya cuenta con sucursales en Portugal, Francia, Italia, Reino Unido y  EE UU, lo que le facilita llegar con sus productos a nada menos que 120 países. 

Juan Miguel Martínez Gallardón, director general de Galletas Gullón y Lourdes Gullón, presidenta.

“Durante 2020 las exportaciones crecieron incluso más que el mercado nacional, a pesar de la incertidumbre por la pandemia, el Brexit y los aranceles con Estados Unidos”. Ahora, “los objetivos de exportación en el corto y medio plazo pasan por consolidar nuestra presencia en la región Asia-Pacífico y por consolidar nuestro volumen de ventas en Estados Unidos”, explica Martínez Gabaldón.

Apuesta por la salud

Galletas Gullón destina el 2% de su facturación a I+D+i (por encima de la media de empresas europeas) para desarrollar nuevos productos y optimizar sus procesos de producción.  Esta estrategia le ha permitido convertirse en la líder del segmento de galleta saludable y de la galleta sin azúcar, con más del 35% y del 60% de cuota de mercado respectivamente. Así ha podido rentabilizar una apuesta arriesgada, ya que fue la primera empresa en introducir la galleta integral, en 1979, cuando casi nadie tenía estas inquietudes.

Siguiendo esa línea y aprovechando la creciente preocupación de los consumidores por la ingesta de azúcar, a principios de año, Gullón reinventó su gama Diet Nature sin azúcares, que pasó a denominarse a ZERO. Esta línea engloba más de 20 tipos diferentes de galletas sin azúcares, la mayor oferta del mercado.

En línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, Galletas Gullón también ha creado un envasado sostenible, fabricado con materia prima procedentes de bosques gestionados de forma responsable y materiales reciclados.

Con la vacunación avanzada, la galletera presentará nuevos productos después del verano. “Tras el paréntesis de la pandemia, observamos cómo se están reconduciendo los hábitos de consumo conforme se consolida la recuperación. Si durante el año 2020 identificamos un incremento de las variedades más tradicionales y de la galleta básica, vemos cómo ahora el mercado es más propicio para absorber nuevos productos. Por esta razón, y tras la muy buena acogida de ZERO sin azúcares, retomamos la agenda de lanzamientos con nuevas galletas para los segmentos de Indulgencia e Infantil”, adelanta Martínez Gabaldón.

María Quintana

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar