A fondo

Vidal lanza una oferta de fusión a la Cámara ‘para que no se convierta en herramienta de otros’

El presidente de la CEOE abre las hostilidades con el Gobierno

“Algunas organizaciones empresariales, por sus circunstancias, corren el riesgo de convertirse sin querer en herramientas que otros pueden utilizar incluso contra empresarios como nosotros”, dijo Lorenzo Vidal de la Peña en referencia a la Cámara de Comercio y su debilidad económica durante la cena que conmemoraba los 40 años de la CEOE cántabra. Después de dejar claro que pretende una fusión de la patronal y la Cámara, algo que no se ha hecho en ninguna comunidad y parece muy difícil de conseguir legalmente, lanzó un desafío al Gobierno: “Nosotros nos jugamos lo nuestro, pero son otros los que ponen las reglas y esto debe cambiar”, dijo.



Vidal de la Peña entrega a Carlos Hazas el Premio al Líder, concedido por la patronal a Ana Botín, por su impulso a la transformación de la comunidad autónoma.

El presidente de la CEOE cántabra, Lorenzo Vidal de la Peña está dispuesto a calentar la campaña electoral. Si alguien tenía alguna duda, lo dejó perfectamente claro durante la cena que conmemoró los 40 años de la patronal en Cantabria. Tras hacer una foto panorámica a los asistentes y exponerla en las grandes pantallas del Hotel Real donde se celebraba el acto, dejó bien claro que había ausencias, las de los políticos, y lo justificó: “porque no han sido invitados”, lo que levantó aplausos por un sector de los empresarios más jóvenes y alguna cara de desconcierto entre los representantes de las empresas más grandes.

Pocos días después, al valorar el repunte del paro de noviembre volvió a insistir: “cuando no se hace nada…”. El Gobierno optó por hacer como que no había oído nada pero la presentación del manoseado Plan Cantabria 2030 el próximo día 14 es inevitable que abra el fuego cruzado. Vidal de la Peña pretende iniciar una campaña sistemática de hostigamiento con sus recomendaciones para el futuro de la región y, el Gobierno contra el que va claramente dirigido el Plan, no se quedará callado.

Lorenzo Vidal tampoco se privó de escenificar su posición ante la Administración en general. El premio que CEOE le entregó a Ana Botín por su contribución al desarrollo de la región, recogido por Carlos Hazas y agradecido en un mensaje de video por la presidenta del Santander, es una pelota hecha con papel de boletines oficiales, para que quede constancia del poco aprecio empresarial por la burocracia pública.

El golpe era calculado, porque el presidente de la CEOE parece decidido a introducir ese matiz de populismo antisistema en la patronal, a semejanza de lo que ha ocurrido en la política. Trata de recoger así el malestar de buena parte del pequeño y mediado empresariado local, que no acaba de remontar y añora los tiempos pasados. Un discurso con el que, en cambio, no se sienten muy cómodos otros empresarios, aunque nadie se haya atrevido a desafiarle en las recientes elecciones, que no se celebraron, ya que Vidal consiguió todos los avales posibles de las agrupaciones electorales, lo que cerraba el paso a una votación.

Oferta de fusión a la Cámara

A la cena asistieron alrededor de 250 empresarios.

Esa misma actitud rompedora le llevó a Vidal a hacer otra propuesta polémica: la fusión de la CEOE con la Cámara de Comercio, una idea que ya había manejado en alguna ocasión anterior, pero que nunca ha abordado formalmente con la Cámara, donde más que enfado, por ese ofrecimiento en público y no en privado, hay perplejidad, dado que los regímenes jurídicos de ambos organismos son totalmente incompatibles: si los empleados de la CEOE tienen una relación laboral convencional, los de la Cámara son semifuncionarios, al tratarse de una entidad de derecho público; por no hablar de los condicionantes que eso mismo tiene en la elección de sus dirigentes, en sus fines estatutarios o en su jerarquía. Tampoco queda claro en absoluto qué pasaría con la Cámara de Torrelavega en el caso de producirse esa fusión.

Vidal de la Peña sí avanzó que por su parte no habría condicionantes en la negociación: “Me da igual que se llame Confederación o Cámara”, dijo, e incluso el orden de prelación.

El ofrecimiento, que tampoco se ha planteado en ningún otro lugar del país, no solo es difícil de materializar, sino que deja a la Cámara en una situación incómoda, al dar a entender que, debido a sus difíciles circunstancias económicas, puede ser manipulada por el Gobierno. Lo cierto es que la situación financiera de la CEOE no es mucho mejor y Vidal se vio obligado, a su llegada, a recortar drásticamente la plantilla para poder frenar la sangría de pérdidas acumuladas. En realidad, una parte significativa de los ingresos de ambas proceden del Gobierno, si bien la Cámara tiene un órgano tutelante –la Consejería de Economía, que no ejerce esta condición más que para convocar las elecciones– mientras que la CEOE no tiene ningún tipo de dependencia jerárquica.


Un Comité Ejecutivo con más empresarias

El nuevo comité ejecutivo de la CEOE cántabra designado por Vidal de la Peña está sensiblemente renovado, es más joven y cuenta con mayor número de mujeres. Lo integran Javier Rodríguez y Joaquín Fernández Berjano, como vicepresidente y tesorero, respectivamente, que ya estuvieron en el anterior mandato. Como vocales se incorporan empresarios jóvenes como Jaime Gómez Obregón, Santiago García-Lostal o Isabel Vega. También se suman a este órgano mujeres de larga trayectoria en el ámbito asociativo, como Mar Gómez-Casuso; de importante presencia en el ámbito industrial, como Olga Dasgoas; o con representatividad relevante en el sector sociosanitario como Marta Fernández-Teijeiro.

Al comité también se han incorporado sectores destacados, como el de transporte por carretera, representando por Andrés Tárano, de AETRAC.

Completan el Comité Ejecutivo: Alfredo Pérez, socio fundador del Grupo PITMA y presidente del Racing; Carlos Hazas, director territorial para Cantabria y Asturias del Banco Santander; Gema Coria, presidenta de la asociación Jóvenes Empresarios: Gervasio Pinta, presidente de la Asociación de Constructores; y Pablo Alonso Astuy, hostelero y presidente de la Asociación de Campings de Cantabria.


Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar