Las pequeñas constructoras tendrán su certificación

La Asociación de Contratistas de Cantabria (Acodeca) ha iniciado los primeros ensayos prácticos del Proyecto ISCAN, una experiencia pionera en España, cuya finalidad es implantar en las pequeñas empresas cántabras del sector de la construcción un sistema integrado de gestión de calidad, prevención y seguridad laboral y medio ambiente.
El programa llevaba tres años de gestación cuando el pasado mes de abril se inició una experiencia piloto en varias empresas del sector. La intención es que todas las pymes de la construcción, sean o no miembros de esta asociación patronal, puedan disponer de una certificación o sello de calidad de ámbito autonómico, reconocida por Acodeca, algo que se considera absolutamente necesario para cualquier empresa del sector, dado que la normativa legal y la competencia es cada vez más exigente. En última instancia, los beneficiarios de este proyecto serán los consumidores para los que trabajan estas empresas, destinatarios finales de la actividad constructiva.
En Cantabria existen más de 3.000 empresas de la construcción de las que la inmensa mayoría son pymes que tienen menos de diez trabajadores, aunque en su conjunto sumen a unos 11.000 operarios, según datos de la Cámara de Comercio. A estas empresas, por sus características y volumen de negocio, les resulta muy difícil, por no decir prácticamente imposible, acceder a sistemas de gestión reconocidos internacionalmente –como es el caso de las normas ISO–. Por lo general, no disponen de recursos, tanto materiales como humanos, adecuados al alto grado de exigencia de la normativa específica y al coste económico que suponen dichos procesos de certificación. De hecho, en nuestra Comunidad Autónoma sólo existe una decena de constructoras que cuenten con una certificación del tipo ISO-9000 en la versión del año 94 y ninguna acreditada con el ISO-9000 en versión del año 2000, que es la que actualmente está en vigor.
La construcción también padece un grave problema de inseguridad laboral, a pesar de las medidas introducidas por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales del año 95, y el programa ISCAN intenta, además, mejorar la gestión en esta materia y en el campo medioambiental, sobre todo en el tratamiento de los residuos.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar