Revilla espera que Sanidad ‘dulcifique’ el horario de cierre de la hostelería

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, es «optimista» ante la evolución del coronavirus, con una bajada «importantísima» de contagios y presión hospitalaria que achaca a las restricciones impuestas, por lo que espera que Sanidad «dulcifique» medidas como el horario de cierre de la hostelería, fijado a las 22.30 horas en la región.

«Espero que eso se dulcifique», ha deseado el jefe del Ejecutivo PRC-PSOE a preguntas de los periodistas este martes, jornada en la que se actualiza el ‘semáforo’ de riesgo del Covid para que las decisiones asociadas entren en vigor el miércoles.

En este sentido, ha recordado que desde que decayó el estado de alarma en España el «termómetro» lo marcan los ayuntamientos, y ha avanzado que algunos entrarán en fase uno y tendrán «libertad prácticamente total», aunque «lo importante» es que la región está en el nivel dos que «hemos estado soñando desde hace meses».

Revilla ha apuntado que algunos municipios -«muy pocos»- todavía están en nivel alto y otros que lo estaban hace una semana han mejorado «muchísimo» y van a flexibilizar medidas, como Reocín o Medio Cudeyo, ha adelantado.

Así las cosas, y teniendo en cuenta que en «todos» han bajado los parámetros Covid, cree que más de 90 de los 102 consistorios cántabros estarán en fase 2.

CRÍTICAS DEL PP

Sobre este tema, y a propósito de las críticas del PP al ‘semáforo’, el presidente ha rechazado cambiar un modelo que han aplicado otras comunidades, como la vecina Asturias, con un resultado «extraordinario», ya que es «una de las que mejor está de España» por la pandemia.

Por eso, tras «normalizar» los reproches de la oposición, cree que si los ‘populares’ gobernasen «harían prácticamente lo mismo» porque «no hay más opción que seguir las directrices de Sanidad y, en función de los datos, ir abriendo o cerrando».

A este respecto, el jefe del Ejecutivo ha reiterado que no cree que haya otra ola Covid, aunque tal vez en unos días haya un «pequeño rebrote fruto de este desmadre que estamos viendo por ahí». Pero será «una subida perfectamente soportable».

INCIDENCIA, VACUNACIÓN Y VERANO

En clave autonómica, el regionalista ha destacado la incidencia acumulada de casos a 14 días por cien mil habitantes, que se sitúa en 115 en la comunidad, donde «por fin» ha bajado del umbral de 50 si se toma como referencia una semana, al estar en 44.

Por eso, considera que se dan las condiciones para que Sanidad flexibilice algunas medidas «duras» adoptadas para contener la presión hospitalaria, y espera que la Consejería sea «sensible». «Podemos ya empezar a abrir un poco la mano», ha defendido.

A la incidencia del Covid se suma el ritmo de inmunización en Cantabria, donde se ha superado el 41% de la población con la primera dosis, y con una previsión de llegada vacunas «extraordinaria» en junio.

Por eso, Revilla se siente igualmente «optimista» y cree que se darán las condiciones para tener un verano con «muchísima» gente en Cantabria, que en el estío de 2020 batió récord de visitantes.

«Hay que salir de esta pandemia, pero también de la crisis económica que tenemos», ha manifestado Revilla, que a preguntas de los medios ha dicho que ve abierta la hostelería abierta en verano prácticamente al cien por cien y funcionando con buenas cifras. «Mi opinión es que sí», ha concluido.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar