Las empresas y familias en quiebra se incrementan casi un 30% en Cantabria en 2020

Casi el 71% de las compañías concursadas se dedican al comercio y los servicios

Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron un total de 76 en Cantabria en 2020, lo que supone un incremento del 28,8% respecto al año pasado, frente a la subida del 3,1% en toda España, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este viernes.

En 2020, las familias en concurso en Cantabria se dispararon un 34,6% respecto al año anterior, pasando de 26 en 2019 a 35 el año pasado. Mientras que las empresas que pusieron en marcha este procedimiento se incrementaron un 24,2%, hasta las 41. En tasa intertrimestral (cuarto trimestre de 2020 sobre tercer trimestre de 2020), el número de deudores concursados ascendió a 21, uno menos que entre julio y septiembre (-4,5%).

De octubre a diciembre 12 familias se declararon en quiebra, frente a 11 en el tercer trimestre (9%); mientras que el número de empresas en esta situación se redujo un -11%, con nueve compañías en esta situación en el último trimestre del año pasado. De las 41 empresas que entraron en concurso en 2020, ocho de cada 10, un total de 34, eran sociedades de responsabilidad limitada, mientras que tres eran sociedades anónimas. Las personas físicas con actividad empresarial también fueron tres.

Durante el pasado año, todos los concursos menos dos, es decir, 74 de 76, fueron voluntarios. Por procedimiento, 46 siguieron el abreviado y 30 el ordinario. Casi el 71% de las empresas que entraron en concurso en 2020 en Cantabria tenían como actividad principal el comercio y los servicios, entre los que destacan la hostelería, con seis concursos, los mismos que los epígrafes de actividades profesionales y resto de servicios; seguidos de los cinco concursos del comercio al por menor y vehículos.

La construcción acaparó el 12,2% de los concursos el año pasado con el 20,6% y la industria el 7,3%. No hubo ninguno en el sector primario regional. Asimismo, la estadística refleja que el 65,8 de las empresas concursadas el año pasado tenía menos de diez asalariados y el 9,7% ninguno. El 7,3% tenía entre 10 y 19 empleados, el mismo porcentaje que las empresas concursadas de entre 20 y 49 empleados.

Más del 53,6% de las empresas concursadas en 2020 tenía una antigüedad de hasta ocho años y el 19,5%, de veinte o más años. El 56% de las empresas concursadas en 2020 se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros), mientras que el 12% tenía un volumen de entre 250.000 y 500.000 euros. Tres empresas facturaban entre dos y cinco millones de euros.

Datos nacionales

En España, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 6.718 en 2020, cifra un 13,6% inferior a la de 2019. Este descenso en los deudores concursados registrado en 2020 pone fin a tres años consecutivos de aumentos tras las subidas de 2019 (+21,5%), 2018 (+11,2%) y 2017 (+9,5%).

El retroceso de deudores concursados en 2020 fue consecuencia de la caída en un 14,4% de las empresas en concurso, hasta sumar 4.097, y de la disminución en un 12,1% de las familias que se declararon en quiebra, que totalizaron 2.621 en el conjunto de 2020. De esta forma, 2020 puso fin a dos años consecutivos de ascensos de las empresas en concurso y a cuatro años de repuntes de las familias que se declaran insolventes. Todos los sectores económicos recortaron los concursos en 2020 a excepción de uno de los sectores más castigados por el Covid, la hostelería, que disparó la cifra de insolvencias un 35,6% el año pasado.

Se disparan los deudores concursados

Pese a los resultados del conjunto de 2020, los datos del cuarto trimestre de 2020 reflejan un fuerte repunte de los deudores concursados en relación al trimestre anterior, del 44,7%, hasta sumar 2.428 procedimientos.

Esta subida trimestral se produjo tras dispararse las familias en quiebra un 60,3%, con 1.045 concursos, y aumentar las empresas concursadas un 34,8%, hasta los 1.383 procedimientos, la cifra más elevada desde el primer trimestre de 2015. Dentro del segmento empresarial destaca el incremento trimestral del 87,7% en los concursos presentados por personas físicas con actividad empresarial (autónomos).

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar