La construcción del tanque de tormentas de El Sardinero finalizará esta semana

"Modernizará y mejorará" el saneamiento de esa zona y las condiciones ambientales de los vertidos preexistentes

Las obras de construcción del tanque de tormentas de El Sardinero finalizarán esta semana, ya que tras concluir el aglomerado de la superficie la semana pasada, únicamente quedan pendientes los trabajos de pintado de los paramentos horizontales y verticales del tanque y que se disponga de alimentación eléctrica para poner en servicio la instalación.

Así lo ha anunciado hoy la alcaldesa, Gema Igual durante una visita a la zona que ha realizado acompañada por la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo; la directora general de Medio Ambiente, Belén Domínguez; y responsables de Aqualia, la empresa concesionaria del Servicio de Abastecimiento de Agua y Alcantarillado de Santander.

La actuación, que se inició el pasado mes de febrero, ha supuesto una inversión de 851.084 euros con cargo a los recursos financieros que la concesionaria del Servicio de Abastecimiento de Agua y Alcantarillado de Santander destina anualmente como canon para la ejecución de nuevas obras, mejora o renovación de las redes.

El tanque de tormentas es una estructura de hormigón con un volumen de 176 metros cúbicos, que ocupa una superficie de 19 por 11 metros cuadrados y se ubica bajo los viales y la mediana de la plaza de Italia.

Las obras se han coordinado con las de la reforma y urbanización de dicha plaza para conseguir que tanto el proyecto como las autorizaciones y permisos estuviesen listos para solapar ambas actuaciones y minimizar las molestias.

Igual ha destacado la importancia de esta infraestructura «que ha permitido modernizar las instalaciones actuales y mejorar todo el saneamiento de la zona de El Sardinero, y especialmente las condiciones ambientales de los vertidos preexistentes que se producen hacia el mar en episodios de lluvia intensa a través del emisario de la playa del Camello».

Tal y como ha recordado la regidora, en este lugar se encuentra un aliviadero construido en los años 80 que vierte los excedentes de la red a través del emisario del Camello cuando llueve intensamente y que actúa como punto de concentración y recogida de las aguas de todos los colectores, desde la Avenida de Reina Victoria y desde la calle Joaquín Costa.

Con este proyecto, ha remarcado, se van a mejorar «sustancialmente» las condiciones ambientales del vertido preexistente evitando vertidos al mar de agua procedentes del primer lavado, ya que esta instalación realizará además una labor de depuración permitiendo limpiar la suciedad que produce el arrastre del agua sobre el terreno.

«Continuamos con la ejecución de proyectos municipales que van a redundar en la mejora de la ciudad y los servicios a los vecinos, movilizando además inversiones importantes para generar empleo y actividad económica en un momento en el que se hace especialmente necesario», ha concluido.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar