Cantabria pide aprovechar «la ola» de la pandemia para luchar contra el despoblamiento

El Gobierno de Cantabria ha destacado el «cambio cultural» que ha habido en pocos meses, a raíz de la pandemia del coronavirus, y el «atractivo» que han ganado las zonas rurales frente a las áreas urbanas. En este sentido, espera que se aproveche «la ola» del Covid-19 para luchar contra el despoblamiento y empezar a implantar medidas en los 30 municipios en los que es preferente actuar.

Así lo ha expresado este lunes a consejera de Presidencia y Justicia, Paula Fernández, al término de la segunda reunión del Consejo Asesor para la Lucha contra el Despoblamiento de los Municipios de Cantabria, que defenderá incluir las singularidades de la Comunidad Autónoma al proyecto nacional.

«Esa ola que nos ha traído la pandemia tiene ser aprovechada por el trabajo que está haciendo el Consejo Asesor para empezar a implantar esas medidas en los 30 municipios considerados prioritarios», ha manifestado.

Antes de que acabe el año Cantabria espera contar con una estrategia de despoblamiento que incluirá actuaciones concretas para mejorar las condiciones de vida en las zonas rurales de la región, un documento en el que trabajarán cuatro grupos de trabajo sectoriales, coincidentes con las áreas de actuación prioritarias: digitalización y educación; sanidad y servicios sociales; medio ambiente y abastecimiento de aguas, y energías renovables y transporte.

Así lo ha explicado la también titular de Interior y Acción Exterior al término del encuentro que ha presidido el jefe del Ejecutivo, Miguel Ángel Revilla, y que ha abordado un primer borrador de la estrategia regional para hacer frente al reto demográfico.

Fernández indicado que Cantabria «acompasará» su estrategia al proyecto nacional sobre el reto demográfico y ha asegurado «la participación de todos»: «sobre todo los colectivos y agentes apegados al territorio», como la Federación de Municipios de Cantabria y los grupos de acción local.

La consejera de Presidencia ha detallado que el Gobierno llevará el despoblamiento como uno de los proyectos regionales para intentar captar fondos europeos de reconstrucción por la pandemia y además trasladará las «singularidades» de la región a la estrategia nacional, que se prevé abordar en una próxima conferencia sectorial entre el Estado y las comunidades autónomas.

Será en este foro donde la comunidad autónoma defenderá incluir en la Estrategia Nacional «las peculiaridades y el trabajo que el Consejo Asesor de Despoblamiento está haciendo en Cantabria», ha señalado Fernández Viaña, quien abogado por unir el reto del despoblamiento al coste efectivo de los servicios.

«Nuestro proyecto de despoblamiento va ligado al coste efectivo de los servicios y a una discriminación positiva a municipios despoblados», ha defendido.

30 MUNICIPIOS «PRIORITARIOS»P
La consejera de Presidencia se ha referido también a los trabajos que ha realizado Cantabria en este ámbito y que se iniciaron con la delimitación de los municipios de actuación prioritaria por riesgo grave de despoblamiento.

«En esos municipios, sobre todo, en los 30 que están en esa primera línea, es donde vamos a empezar a trabajar de manera seria», ha señalado la consejera, que ha resaltado el cambio cultural que ha habido en pocos meses, a raíz de la pandemia, y el atractivo que han ganado las zonas rurales frente a las áreas urbanas.

«Esa ola que nos ha traído la pandemia tiene ser aprovechada por el trabajo que está haciendo el Consejo Asesor para empezar a implantar esas medidas en los 30 municipios considerados prioritarios», ha defendido Fernández Viaña.

Los 30 municipios de actuación prioritaria por riesgo grave de despoblamiento son Cabezón de Liébana, Cabuérniga, Camaleño, Lamasón, Los Tojos, Peñarrubia, Pesaguero, Polaciones, Rionansa, Tresviso, Tudanca, Vega de Liébana, Cieza, Hermandad de Campoo de Suso, Campoo de Yuso, Pesquera, Las Rozas de Valdearroyo, San Miguel de Aguayo, Santiurde de Reinosa, Valdeprado del Río, Valdeolea, Valderredible, Arredondo, Luena, Miera, Ruesga, San Pedro del Romeral, San Roque de Riomiera, Soba y Vega de Pas.

Además, 8 municipios se consideran de actuación preferente, que son Cillorigo de Liébana, Herrerías, Ruente, Anievas, Arenas de Iguña, Bárcena de Pie de Concha, Molledo y Rasines, y se presta un tratamiento especial y diferenciado al Valle de Villaverde, que presenta una particular idiosincrasia al estar enclavado dentro del territorio de Vizcaya.

CONSEJO ASESOR
El Consejo Asesor para la Lucha contra el Despoblamiento de los Municipios de Cantabria es un órgano colegiado y consultivo de las medidas que es necesario poner en marcha para prevenir o paliar los efectos de la pérdida de población en la Comunidad Autónoma, especialmente en los entornos rurales.

Este Consejo está adscrito a la Consejería de Presidencia e Interior y en él están representadas todas las consejerías del Gobierno, la Delegación del Gobierno, la Federación de Municipios (FMC), la Universidad de Cantabria (UC) y los Grupos de Acción Local.

Así, entre otras autoridades, han acudido a esta nueva reunión el consejero de Desarrollo Guillermo Blanco y la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar