Constructores cántabros alertan del encarecimiento de obras por el precio de la energía y la falta de materiales

Piden medidas para frenar la subida del precio de los proyectos, que ha sido de un 22% en el último trimestre

La Asociación de Constructores y Promotores (ACP) de Cantabria ha alertado del encarecimiento de las obras y retrasos en los plazos de ejecución de los proyectos debido al alza del coste de la energía y el aumento de precios de los materiales por la escasez, ante el desabastecimiento generalizado y el incremento de la demanda.

Así lo ha advertido en un comunicado la patronal regional del sector, que ha señalado que algunas empresas cántabras están ya empezando a acumular demoras en el desarrollo y entrega de trabajos -de obra civil y en edificación también-, y que algunas se ven incluso obligadas a paralizarlos.

Esto se está produciendo, como recuerda la ACP, «a las puertas de la llegada de los fondos europeos de recuperación» tras la pandemia del coronavirus, y de los que Cantabria opta a recibir solo en ayudas a la rehabilitación de viviendas más de 62 millones de euros en tres años.

Además, la asociación lamenta el retraso que se viene registrando en la llegada de materiales por el problema de distribución y abastecimiento a nivel global, que «afecta a todo tipo de materias primas»: cemento -que se suministra «con una demora media de un mes-«, hormigón, mortero, piedra, madera, acero, aluminio, pavimento, baldosas, azulejos, pintura, vidrio, maquinaria y vehículos de construcción y repuestos, así como otros elementos y artículos de equipamiento de edificios y viviendas, como ventanas,ascensores, electrodomésticos, grifería o sanitarios.

Estos dos últimos son los que encabezan el retraso medio de recepción, cercano a tres meses, según un informe de la Confederación Nacional de la Construcción, cuyos datos, según la ACP, son extrapolables a Cantabria.

Otros materiales tardan dos meses en llegar, como es el caso del aluminio y la madera. Y este último es el que más se ha encarecido, un 120%, seguido de la piedra y el acero, entre un 70% y 60% de media.

La escasez de materiales está «disparando los precios a niveles
desconocidos», lo que hace que el coste final de los proyectos haya subido una media del 22% en el último trimestre.

Los constructores insisten en que el encarecimiento y la falta de primas pueden poner en riesgo la viabilidad económica de los proyectos que desarrollan, tanto actuales como futuros, por lo que piden medidas para solventar esta situación, como mecanismos para ajustar los costes en los contratos de obra pública.

MEDIDAS

En este sentido, la ACP propone derogar la Ley Reguladora de Desindexación en Materia de Contratación Pública y el restablecimiento del sistema de cláusulas de revisión de precios en los contratos públicos, dado que los vigentes no se corresponden con los del momento en el que se presentó la oferta.

También plantea actuar con urgencia en obras en marcha, habilitando una norma especial y excepcional que permita resolver esta situación mientras persista la inflación.

En cuanto a los nuevos contratos, plantea incorporar, con carácter obligatorio, los mecanismos de revisión de precios recogidos en la regulación en todos los pliegos de contratación. Esto requeriría modificar la Ley de Contratos del Sector Público, así como la revisión del actual procedimiento de determinación de los índices de revisión de precios de contratos de las administraciones públicas.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar