Noticias

Carolina Durante defiende su primer disco sobre las tablas del Escenario Santander

La banda madrileña hará en Cantabria una de las últimas paradas de su gira

 

Por: Pablo Ibánez 

Dice la leyenda que Diego Ibáñez (cantante) y Mario del Valle (guitarra) tuvieron una epifanía durante un concierto de Belako y Perro en 2016. De esa experiencia nació Carolina Durante, y solo un año después veía la luz La noche de los muertos vivientes, primera canción y primer himno para los seguidores de la banda que completan Martín Vallhonrat al bajo y Juan Pedrayes a la batería.

Desde entonces, los madrileños han crecido en público, y lo han hecho a una velocidad sorprendente. Un puñado de singles y epés después, la noche del viernes defenderán su primer larga duración, homónimo, sobre las tablas del Escenario Santander. La capital cántabra es una de las últimas paradas de una gira con la que han recorrido la península varias veces desde 2017 y a la que aún le queda algo de fuelle.  

“Vamos a estar girando hasta marzo, luego haremos algún festival y empezaremos a preparar el álbum para sacarlo el año que viene”, adelanta Juan Pedrayes recién salido de una sesión de grabación con el productor Paco Loco. No se trata, aclara, de canciones pensadas para ese segundo disco, sino de temas que podrían convertirse en lanzamientos independientes como los que vienen publicando esporádicamente y que en sus conciertos gozan del mismo estatus, si no más, que los del propio disco. Cayetano, Necromántico o la más reciente No tan jóvenes son buen ejemplo de ello. “La gente toma más en serio un disco que un ep o un single, pero mí me flipa ese formato, un tema cada poco y a tirar palante”.

Pero antes de volver al estudio, algunos retos por cumplir: “Cerramos hace poco un concierto en Londres y fue guay, y en mayo vamos a hacer una pequeña gira por México”. Un salto internacional que podría ser la antesala de otro, de salas de medio aforo a otras de mayor formato. Para el batería, este movimiento tiene un sentido práctico: “Eso (dar menos conciertos pero en recintos más grandes) es lo que tenemos pensado este verano para no quemarnos tanto y poder enfocarnos más en preparar las canciones de cara a la grabación”. 

Dentro de este plan, la banda tiene una fecha marcada a fuego, la de su estreno en el Wizink Center el próximo 28 de diciembre, toda una proeza para un grupo con poco más de tres años de vida que ya colgó el cartel de no hay billetes en dos fechas consecutivas en la madrileña sala La Riviera hace escasos tres meses. “Nosotros nos lo tomamos con bastante calma. No sentimos mucha presión, seguimos currando más o menos como lo hemos hecho siempre y marcando objetivos a corto plazo. Ahora terminar esta gira, luego lo de verano, finiquitar el disco, sacarlo…”, repasa con calma.

Mucho más que Cayetano

Durante los primeros compases de su carrera, muchos temieron que la viralidad de Cayetano, esa actualización de El imperio contraataca de Los Nikis para la generación Spotify, eclipsara la progresión del grupo. Pero los madrileños han sabido dar con la tecla las veces suficientes para seguir sumando adeptos con sus sucesivos lanzamientos. El sonido prestado de The Jesus and Mary Chain de La noche de los muertos vivientes, el pop desacomplejado de su versión de Perdona (ahora sí que sí) o el existencialismo de No tan jóvenes ofrecen diferentes argumentos para diferentes tipos de público: “Al más mayor le gusta nuestra música porque el sonido igual le recuerda a grupos de su época, pero los jóvenes sí que se sienten identificados en las letras, y esa mezcla es un poco la fórmula, aunque fórmula como tal no es que haya, esto no está estudiado”.

Esta nueva cita con el público cántabro será una buena ocasión para recuperarse de una primera toma de contacto complicada: “La segunda vez que vinimos a tocar fue en el Santander Music Festival, creo (sic, la cita fue en el Viva Pop Festival). También tocaba Taburete y llovía la tira, así que estaba toda la Campa de la Magdalena encharcada y no había ni el tato en el concierto”. Un vacío que ya parece un recuerdo lejano para una banda cada vez más acostumbrada a llegar a las plazas precedida por el cartel de sold out. 

 

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar