CHINA VUELVE A GANAR

Desafortunadamente para Donald Trump, la guerra arancelaria que declaró hace ya más de dos años no ha servido para reducir el desequilibrio comercial que lastra las relaciones entre China y Estados Unidos. Al contrario, continúa creciendo a una velocidad inusitada: en el último año, el superávit comercial del gigante asiático con la superpotencia americana ha aumentado nada menos que un 27%. Sin duda, Pekín no ha cumplido con los compromisos que adquirió al firmar la fase 1 del acuerdo comercial, en el que aceptó importar productos estadounidenses por un valor 200.000 millones de dólares superior al de sus compras en 2017. Lo más insólito es que ha adquirido en EE UU menos productos agroalimentarios y energéticos que aquel año.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar