La economía hoy

Miles de personas advierten al futuro Gobierno de que el problema de las pensiones “no puede esperar más”

Confían en que de conformarse un Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos muestre “más sensibilidad” que la ofrecida hasta la fecha

BILBAO, 16

Miles de personas se han movilizado en la tarde de este sábado en las tres capitales vascas y Pamplona –en las que han sido las decimoterceras manifestaciones organizadas por el Movimiento de Pensionistas– para advertir de que el problema de las pensiones “no puede esperar ni un minuto más” y reclamar a las instituciones vascas y al futuro Ejecutivo central que “tomen nota” porque si no se cumplen sus reivindicaciones “no pararán”. En Eibar la protesta se ha desarrollado durante la mañana.

“Seis días después de las elecciones generales decimos con contundencia a las instituciones que tomen nota. No queremos promesas ni demoras”, han subrayado, al tiempo que han alertado de la necesidad de mejorar los ingresos a la Seguridad Social para corregir el vaciado de los recursos del Fondo de Reserva de la Seguridad Social

En este sentido, han reconocido que confían en que, de conformarse un Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos en el Estado, éste muestre “una sensibilidad mayor” a la ofrecida hasta la fecha.

Convocados por el Movimiento de Pensionistas de Euskal Herria, los participantes se han movilizado en defensa de su tabla reivindicativa que abarca, entre otras cuestiones, “unas pensiones mínimas de 1.080 euros, su revalorización en función como mínimo al IPC, la derogación de los aspectos regresivos de las reformas de las pensiones fijadas en 2011 y 2013, así como un Salario Mínimo de 1.200 euros”.

Entre los asistentes a la marcha de Bilbao, que ha contado con el apoyo de la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones, se ha podido ver a la secretaria general de CCOO Euskadi, Loli García, su homóloga de LAB, Garbiñe Aranburu, el líder UGT Euskadi, Raúl Arza, o el responsable de Políticas Sociales de ELA, Mikel Noval, entre otros.

La movilización, que ha arrancado inicialmente con cuatro columnas que han partido desde diversos puntos de la Villa hasta converger en Gran Vía, ha culminado frente al Ayuntamiento donde portavoces del movimiento han anunciado que en enero “se volverán a llenar las calles” con la huelga general que ha sido convocada por colectivos y sindicatos que integran la Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herria .

Una huelga general que esperan que no sea “solo laboral, sino social y transversal ya que “se trata de una lucha que nos afecta a todos: trabajadores, pensionistas, mujeres y jóvenes”.

“Expresamos todo nuestro apoyo a las iniciativas hechas públicas por agentes sociales y sindicales que, tal y como les hemos propuesto, contribuyen al éxito de la movilización general de enero”, han afirmado, al tiempo que se han mostrado convencidos de que “esta batalla la vamos a ganar”.

En esta línea, y entre gritos de fuera corruptos de las instituciones y gobierne quien gobierne las pensiones se defiende, han incidido en que “no pararán” hasta conseguir sus objetivos por lo que “seguiremos todos los lunes que hagan falta en las movilizaciones de nuestros pueblos”.

Asimismo, han anunciado que en diciembre también llevarán a cabo concentraciones frente a los parlamentos vasco y navarro para hacer visibles sus reivindicaciones.

“Estamos en contacto con movimientos de pensionistas de otros pueblos del Estado para que nuestra movilizaciones, desde la pluralidad y las reivindicaciones específicas de cada uno de ellos, converjan en diciembre y enero, más fuertes y unidos”, han expresado.

SINDICATOS

Minutos antes del inicio de la marcha, la responsable de CCOO Euskadi, Loli García, ha subrayado que “hoy más que nunca es necesaria la defensa del sistema público de pensiones”, y ha solicitado al nuevo Ejecutivo que se conforme en el Estado que “aborde con urgencia una reforma en condiciones” de las pensiones que pase, entre otras cuestiones, por la eliminación del factor de sostenibilidad.

Por otro lado, y en referencia a la huelga general convocada para enero –a la que CCOO no se ha adherido–, García ha considerado que en la actualidad “no se dan las condiciones”. A su juicio, es necesario “salir a la calle y reivindicar”, pero ha apostado por aguardar a que se conforme un nuevo Ejecutivo.

De este modo, ha anunciado que será en el caso de que no se tomen “medidas” o “no se hagan en la línea adecuada” cuando el sindicato se movilizará, pero “en este momento hay que dar escenario a la política”.

Por último, y respecto al anuncio del Gobierno de volver a recurrir a los recursos del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para abonar la paga extra de navidad, lo que dejaría la conocida como hucha de las pensiones con solo 1.543 millones, García ha advertido de que se trata de “un despropósito”. “Es necesario abordar en serio y de manera inminente la cuestión de los ingresos de la Seguridad Social”, ha zanjado.

Share

Source: Europapress

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar