La economía hoy

El PP plantea mejorar la Ley de segunda oportunidad y avanzar hacia un Impuesto de Sociedades del 10%

El PP ha planteado este jueves a la Federación de Empresarios del Metal (Fedeme), con la que se ha reunido en Sevilla, introducir mejoras en la Ley de segunda oportunidad y avanzar progresivamente hacia un Impuesto de Sociedades en torno al 10%.

“Hemos hablado de la necesidad de hacer un ajuste fiscal progresivo, que pueda llevar a un Impuesto de Sociedades en torno al 10%, acomodando esos impuestos a los ingresos necesarios para mantener los servicios básicos y públicos que tiene que mantener el Gobierno”, ha señalado a Europa Press el secretario general del PP en el Congreso, Guillermo Mariscal.

En todo caso, Mariscal ha recordado que el programa electoral del PP marca un objetivo del 20% para lo que deben pagar las empresas por sus beneficios, si bien apuesta por “seguir avanzando en esa dirección”, e “ir más allá de ese 20%” una vez se garanticen las políticas públicas y la estabilidad presupuestaria. “Creemos que es posible profundizar y que seremos capaces de demostrarlo con gestión eficiente”, ha dicho.

Junto al responsable del área económica del PP en el Congreso, Mario Garcés, Mariscal ha mantenido una reunión con la patronal del metal en la que los empresarios les han transmitido preocupaciones como situar el inglés como “prioridad” –“Las grandes ingenierías y grandes industrias siguen demandando profesionales bilingües”, dice– y la necesidad de “introducir cooperación entre educacación y empleo”.

Los populares les han trasladado, además de un horizonte del Impuesto de Sociedades del 10%, el compromiso del propio presidente del PP, Pablo Casado, de “reformular” en Ley de segunda oportunidad las “deficiencias” que las empresas les están trasladando y mejorar las exenciones fiscales a la innovación para poner en marcha los avances de la investigación.

“GOBERNAR CON LOS SECTORES IMPLICADOS, NO PARA ELLOS”

También la posibilidad de introducir mejoras en la conciliación y la corresponsabilidad de los trabajadores, flexibilizar horarios de entrada y salida en este sentido, facilitar la internacionalización de las empresas y afrontar el que, tanto PP como Fedeme han señalado como “principal reto y dificultad” para la industria: la deslocalización.

“Para ello”, ha explicado Mariscal, “es esencial facilitar el desarrollo industrial y empresarial. Tenemos que ser facilitadores y para ello tenemos q concienciarnos de que hay que gobernar con los sectores directamente implicados, y no para ellos”.

En este sentido, el dirigente popular ha apostado por que, en un próximo Gobierno del PP, el Ministerio de Industria “tenga incluso más capacidad e influencia de la que hoy tiene en el Consejo de Ministros. “Desgraciadamente, tiene un papel secundario”, ha lamentado.

Share

Source: Europapress

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar