Emprendedores de Cantabria

Un mundo de escaleras metálicas

Skan se ha especializado en fabricarlas a medida para las industrias

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

Tras treinta años de experiencia en el diseño y fabricación de escaleras para usos industriales, José Manuel y Julio Macías han creado su propia empresa, Skan, en el polígono de Trascueto. La firma se ha especializado en las soluciones a medida para las necesidades de la industria.


Equipar una nave industrial con las máquinas que necesite para su actividad es una cosa, y que esas máquinas sean fácilmente accesibles para sus trabajadores, por su elevada altura o por su particular configuración, otra. Y, dada la gran diversidad de problemas que hay que resolver, no existen en el mercado soluciones estandarizadas, como ocurre con las escaleras o taburetes que se emplean para usos domésticos.

Desde hace un año, Cantabria cuenta con una empresa, Skan, creada para diseñar y fabricar escaleras y plataformas específicas para las necesidades de cada empresa. Desde escaleras extensibles, telescópicas, de tijera o con plataforma, a pasarelas, taburetes o carros industriales.

Todas ellas fabricadas en aluminio, y con la altura adecuada para la tarea que el trabajador va a desempeñar. Al tratarse de un uso industrial, también se construyen con la robustez y la seguridad que la prevención de riesgos laborales exige. Porque no se trata solo de hacer accesibles los puntos a los que se quiere llegar, sino de hacerlo con total garantía.

Soluciones a la medida

Aunque también fabrica escaleras de aluminio en serie, para usos industriales, lo que singulariza a Skan es su capacidad para resolver sobre el terreno los problemas que en ese campo se le puede plantear a cualquier tipo de industria. Porque, en los más de treinta años que llevan en el sector, los hermanos José Manuel y Julio Macías se han visto enfrentados a todo tipo de situaciones, cuando de salvar alturas se trata. Una experiencia que les animó a crear en julio del pasado año su propia empresa, aprovechando su conocimiento del mundo industrial cántabro.

Proceso de fabricación de una escalera en el taller camargués.

Empresas como Gamesa, Bosch, Ferroatlántica, BSH o Nestlé han recurrido a ellos para solventar problemas muy variados. En el caso de Gamesa, que tiene en Reinosa una fábrica en la que construye aerogeneradores para los molinos eólicos, se trataba de poder acceder a la parte superior de los generadores en construcción, que alcanzan los cuatro o cinco metros de altura.

La firma creada por los hermanos Macías también colabora con grandes empresas de calderería que fabrican las torres eólicas, como Tecnoaranda. Estas torres, que alcanzan los cien metros, se fabrican en secciones de unos cuatro metros de altura, que van reduciendo progresivamente su diámetro. Skan ha diseñado para la fábrica burgalesa una plataforma para que un trabajador pueda comprobar en los puntos más altos que la soldadura hecha por un robot se ha realizado correctamente y no presenta fisuras. Se trata de un puente de tres metros y medio de alto y dos de anchura, que se puede trasladar sobre ruedas de una pieza a otra.

Nestlé es otro ejemplo del tipo de problemas que la empresa de Trascueto (Revilla de Camargo) tiene que resolver. En este caso, una escalera de acceso a las tolvas con cierre de seguridad en la plataforma, o un carro industrial  de un metro de altura para acceder a la caja de los camiones. Y para Bosch fabricó unos tramos de escalera específicos para conectar los diferentes niveles del tejado en cremallera de la fábrica de Treto.

Además de las industrias, entre los clientes de Skan hay otros sectores unidos por una misma necesidad, la de trabajar en altura y sin riesgos. La firma de Revilla de Camargo también ha suministrado escaleras a los bomberos, a empresas de limpieza e, incluso, a los cementerios, para poder acceder a los nichos.

Soluciones muy diversas y ajustadas a la rigurosa normativa de la seguridad laboral, porque “para trabajos especiales –señala José Manuel Macías– es difícil que una escalera o un andamio en serie pueda ser la solución, cuando de lo que aquí se trata es de trabajar con total seguridad”.

Escaleras en fibra de vidrio

Aunque el aluminio sea el material habitualmente empleado en la fabricación de sus escaleras, Skan ha incorporado la fibra de vidrio para algunos usos. La resistencia a la corrosión que presenta y sus cualidades como aislante eléctrico convierten este material en el mejor (aunque sea un 70% más caro que el aluminio) para entornos ambientalmente agresivos o con presencia de electricidad.

En la actualidad, esta empresa familiar trabaja en la construcción en fibra de vidrio de una escalera del tipo gato (sujeta a la pared en vertical) de cerca de 20 metros, con plataformas intercaladas, que irá instalada en una presa, dado que varios tramos permanecerán sumergidos bastantes meses del año.

El mantenimiento y la reparación de las escaleras y plataformas hechas a medida es otra de las tareas habituales. El entorno industrial y el uso intensivo que se hace de ellas las convierte en elementos proclives a sufrir daños, que pueden resolverse sustituyendo un peldaño o una zanca.

Es un servicio complementario de una empresa  enfocada prácticamente a cualquier sector. Y un estímulo suficiente para que José Manuel y Julio Macías hayan dado el paso de emplear su larga experiencia en una empresa propia.

Jesús Polvorinos

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close