Emprendedores de Cantabria

SKRIVA: Una app para agilizar las consultas médicas

La aplicación aprovecha la inteligencia artificial para obtener los datos para el diagnóstico médico

El término Internet de las Cosas existe desde finales del siglo XX, pero ha sido en los últimos años cuando se ha convertido en un boom. Esta tecnología es la elegida por Sergio Iglesias y Álvaro Ibraín para facilitar la labor de los médicos con su app Skriva. Los dos jóvenes cántabros siempre han tenido claro su futuro como emprendedores y han puesto toda la carne en el asador con este programa que pronto probarán en Valdecilla.


Los cántabros Sergio Iglesias y Álvaro Ibraín se conocieron en la Facultad de Ciencias, al comenzar Ingeniería Informática, y pronto se dieron cuenta de que tenían objetivos muy parecidos. Ambos querían emprender y, más concretamente, crear una startup.

Decidieron trabajar juntos y ya han creado algunas aplicaciones móviles. También se han hecho habituales en el Hack2Progress, un encuentro de programadores cuyo objetivo es el desarrollo colaborativo de software, en el que los participantes han de buscar soluciones a un problema relacionado con el sector energético. A sus 23 años, están convencidos de formar un gran equipo.

También les unía la convicción de que sus proyectos debían estar enfocados al Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que consideran la próxima ola digital. Con esa premisa, a finales de 2018 decidieron que era el momento de definir la idea en la que iban a trabajar.

En una tormenta de ideas pusieron sus ojos en el sector sanitario, que consideran informáticamente poco avanzado.

Al investigar sobre este campo, se dieron cuenta de que los médicos emplean mucho tiempo realizando actividades administrativas derivadas del trato con sus pacientes durante las consultas, especialmente en la Atención Primaria, donde los facultativos no están precisamente sobrados de tiempo.

Para diseñar las posibles soluciones se fijaron en el modelo de Estados Unidos, muy diferente al de España, “por su carácter prácticamente privado, entre otras cosas”, pero observaron que allí se repite este problema: demasiado tiempo dedicado a las labores administrativas derivadas de consultas.

Después de comprobar la necesidad de una mejora tecnológica en este campo, decidieron sondear a los médicos para saber si les parecía una buena idea abordar este problema. Tras contactar por Twitter con muchos profesionales y verificar que se trata de un problema recurrente, decidieron seguir adelante con su idea. Así nació Skriva.

Tratamiento de datos

Skriva es una app destinada a facilitar la recogida de datos durante las consultas. Los médicos realizan una serie de preguntas y pruebas a los pacientes y luego han de plasmar en un documento toda la información recogida. Ellos mismos se ven obligados a mecanizarla. Lo que pretende Skriva es evitar este proceso. La aplicación recoge la conversación con el paciente y la traslada automáticamente al ordenador o al papel mediante el transcriptor de Google, pero seleccionando la información relevante que el médico anotaría en su ordenador con objeto de realizar un diagnóstico (síntomas, medicamentos usados, fechas…), la llamada anamnesis.

Interfaz de la aplicación Skriva en la actualidad

Durante estos meses, Álvaro y Sergio han ido elaborando una versión de prueba de Skriva, para poder presentársela a los futuros usuarios. En ella se va recogiendo una conversación mantenida entre un supuesto médico y un supuesto paciente, a partir de la cual la propia app categoriza síntomas, medicamentos y fechas, los datos que servirán para el diagnóstico. “Nuestro servicio no busca una transcripción perfecta de una consulta, sino extraer los datos necesarios”, explican.

Añaden que, “a medida que se va nutriendo con información, el programa aprende y funciona mejor”.

Para entrenar a Skriva necesitaban conversaciones o textos con este tipo de información médica y ante la imposibilidad de obtenerlos en una consulta real, los jóvenes decidieron descargar todos los subtítulos de la serie House y entrenar su sistema con los diálogos propiamente médicos.  Una realidad un poco ajena al día a día de un facultativo. “Veíamos muchas enfermedades raras, alejadas de las consultas típicas”, comentan entre risas.

Futuro de Skriva

Entre los contactos que hicieron por Twitter dieron con Juan Carlos Ruiz, el jefe del servicio de Nefrología de Valdecilla, a quien le gustó la idea y les ha ofrecido trabajar con su departamento, algo que esperan con ansias. Ahora, están esperando a que el comité ético del Hospital le de el visto bueno al dossier de Skriva.

Su idea es recoger datos en el Servicio de Nefrología de Valdecilla para ir mejorando el sistema y, posteriormente, ampliar esa información con la procedente de otros servicios que se presten a colaborar en el proyecto.

Eso no bastará para hacer un modelo universal, porque en cada comunidad autónoma los registros de salud electrónicos son diferentes y varían los campos donde se introduce la información. Eso les obligará a desarrollar una forma de comunicar Skriva con cada uno de estos sistemas.

Otra dificultad será normalizar entre los profesionales el uso de un sistema tan moderno como Skriva. “El transcriptor de Google cumple la Ley de Protección de Datos, tal y como marca la legislación europea, pero hay que transmitirle a los médicos esa seguridad”, reconoce Sergio.

También tendrán que salvar muchos obstáculos técnicos: los diversos acentos idiomáticos de las personas, el volumen de la conversación, los giros… y, obviamente, el idioma. Para que su app pueda extenderse a otros países, antes deberán entrenarla a fondo en sus idiomas.

Es mucho el camino por recorrer pero esperan aprovechar la oportunidad que les ofrece Nefrología de la mano del doctor Ruiz para llegar a una versión piloto que sea funcional a finales de año.

Quieren ser una startup al estilo de Silicon Valley y por ello su objetivo es “crecer o morir”. Saben que Skriva es un proyecto a largo plazo –ellos se dan unos ocho años– y, si no resulta, reconducirán su idea, pero tienen claro que “no pueden hacer otra cosa que no sea crear una startup”.

María Quintana

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar