La automoción genera un 24% del PIB industrial cántabro

Decenas de piezas y componentes de los automóviles que circulan por las carreteras europeas se fabrican en Cantabria, donde ha habido, tradicionalmente, una potente industria metalúrgica. Nueva Montaña Quijano propició que se instalase en su día una fábrica de motores en Los Corrales de Buelna y, a partir de esa experiencia, una parte de sus proveedores y otras empresas metálicas empezaron a aprovechar un mercado potente y de rápido crecimiento como era el de la automoción. Una industria que evolucionó muy rápido y que supo adaptarse no sólo a las exigencias del mercado nacional, sino también a las del internacional.
Hoy son una veintena las fábricas y talleres que viven en la región de este sector y la mayoría de ellos son socias del Grupo de Iniciativas Regionales de Automoción, GIRA, un cluster del sector que con esta alianza trata de conseguir una mayor competitividad.
GIRA es una asociación sin ánimo de lucro con la que los fabricantes de piezas y componentes tratan de apoyarse entre sí, abaratando los aprovisionamientos y buscando nuevos clientes fuera de Cantabria. Una forma de fortalecerse frente a los competidores de mercados emergentes, unos rivales cada día más difíciles, y de evitar la deslocalización de las empresas, esa progresiva huída hacia lugares donde la fabricación resulta más barata.
Conservar a estos fabricantes locales de piezas de automóvil es vital, tanto por su importancia económica (facturan 2.340 millones de euros al año) como por su vinculación a un sector cuyas tecnologías evolucionan muy rápido. Para Cantabria no sería fácil quedarse descolgada. El 24% de la industria regional pertenece al sector de la automoción, que da empleo a 6.047 personas de forma directa, algo más de 8.000 de forma indirecta e induce otros 2.300 puestos de trabajo. Por si fuera poco, es un sector eminentemente exportador (vende fuera el 61% de lo que fabrica), con una facturación exterior de 1.427 millones de euros.
Desde su creación en 2008, el GIRA se ha preocupado también de la formación de los futuros trabajadores y entre sus logros está la creación de un programa piloto de formación profesional dual, que ahora está siendo implantado en toda España, y la de un Master de Automoción en la Universidad de Cantabria.
Recientemente ha ampliado el ciclo formativo de grado superior de Programación de la Producción en Fabricación Mecánica y ha puesto en marcha el título propio de experto en el programa de diseño de piezas Catia V5.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar