Noticias

Tesla instalará uno de sus supercargadores en Santander

Abrirá antes de finalizar el año

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

Antes de concluir el año, Tesla tendrá un supercargador en Santander. La compañía norteamericana es consciente de que el éxito de sus coches eléctricos exige que haya un número suficiente de puntos de recarga y está cubriendo los lugares estratégicos de las rutas más concurridas del país. La estación de Santander será vital para sus clientes de todo el norte y para aquellos que recorran la Cornisa Cantábrica, donde por el momento no hay ninguna más prevista.


La compañía norteamericana Tesla ha solicitado una acometida eléctrica para instalar un supercargador al final de la Avenida de los Castros (Santander), el único previsto por el momento en toda la Cornisa Cantábrica. La estación de recarga rápida para vehículos eléctricos se abrirá antes de finalizar el año, según la compañía, aunque el Ayuntamiento de Santander dice desconocer por el momento el proyecto.

Tesla trabaja muy rápido para tratar de contentar a los clientes que ya tiene en España, que necesitan más puntos de repostaje, y para convencer a otros nuevos. La compañía tiene un plan muy ambicioso de apertura de lo que llama supercargadores, una red que se completa con otra de ‘colaboradores de carga en destino’ a los que Tesla facilita unos equipos específicos para hacer las recargas. Por lo general, estos colaboradores son hoteles, restaurantes y centros comerciales, que resultan vitales para los usuarios en viaje, puesto que lo habitual para los recorridos cortos es que la recarga la haga el propietario del coche en su domicilio durante la noche.

Tesla ha creado ya 1.191 estaciones con 9.184 supercargadores en Norteamérica, Europa, Oriente Medio y Asia, pero en España apenas tiene veinte puntos de carga en carretera. De ahí su interés por tejer una red mucho más tupida y acabar el año prácticamente con el doble.

Su intención es cubrir todas las rutas principales del país. El propio ordenador de abordo del coche indica en cada momento, o al planificar una ruta, el punto de recarga óptimo para recorrerla, que en el caso de alguien que se encuentre en Cantabria solo puede ser Miranda de Ebro, Burgos o Ponferrada, las estaciones más próximas. En estos lugares, Tesla suele añadir algún tipo de hostelería (ya sea de la propia estación o de un establecimiento anejo), para el que su cliente pueda esperar más cómodamente los aproximadamente 30 minutos que dura una recarga completa en uno de estos supercargadores. Si tiene prisa, desde el mismo momento en que la carga es suficiente para cubrir el resto del viaje previsto, el propio vehículo le envía un mensaje al móvil para indicarle que ya podría concluirlo sin esperar a la recarga completa.

Crédito anual para viaje por carretera

El coche avisa automáticamente al teléfono cuando el nivel de recarga es suficiente para concluir el viaje.

Tesla había utilizado como reclamo comercial las recargas gratuitas de por vida para los compradores de sus vehículos, pero esto dejó de ser así en enero de 2017. No obstante, aún reciben un crédito gratuito de 400 kWh, suficiente para recorrer unos 1.600 kilómetros. Los clientes que superan este crédito anual tienen que pagar una cantidad para usar los supercargadores, que siempre es menor que el coste de la gasolina.

Tesla sostiene que las recargas en estas estaciones para que el coche pueda cubrir una distancia de 1.500 kilómetros cuestan 67 euros, frente a los 138 euros que ha de pagar, de promedio, el usuario de un coche de gasolina por el combustible equivalente.

Los supercargadores están diseñados para cargar la batería mucho más rápidamente que en el domicilio pero su rendimiento se va reduciendo a medida que se llena, de forma que el último 20% puede tardar tanto en completarse como el 80% anterior. Por ese motivo, tiene mucho interés en avisar de cuándo la carga ya es suficiente como para completar el viaje previsto o en advertir que, gracias a la cada vez más amplia red de supercargadores en las rutas más transitadas, no suele ser necesario cargar más de un 80%.

No obstante, la compañía trata de hacer todo lo posible porque estas recargas en carretera sean las menores posibles, porque sabe que al conductor le molestan las esperas y va a potenciar los puntos de realimentación en destino, de forma que el vehículo cargue sus baterías allí donde el usuario ya tiene previsto pasar la noche o algún tiempo, y por eso está buscando aliados en hoteles y restaurantes de todo el país

Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close