Revilla carga contra los políticos que se vacunan y llama «caras» a los jefes de Ambuibérica

El presidente cántabro y líder del PRC, Miguel Ángel Revilla, ha dicho que le dan «vergüenza» los políticos que «se saltan la cola» de la vacuna del Covid y se la ponen antes que personas consideradas prioritarias en el protocolo establecido, por lo que cree que estos dirigentes deberían dimitir y «de forma fulminante» además.

«Esto es muy demoledor para los ciudadanos» y, más allá de la «anécdota», resulta «desmoralizante», ha opinado el regionalista, que también ha criticado que directivos de Ambuibérica se hayan antepuesto en el suministro de la dosis al personal sanitario de la empresa, concesionaria del servicio de ambulancias en la región. «Otros caras con todas las de la ley», les ha llamado.

Revilla ha respondido así este viernes a preguntas de los periodistas sobre el hecho de que cargos públicos se adelanten en el proceso de inmunización frente al coronavirus y la denuncia de los trabajadores de Ambuibérica, que aseguran que la empresa ha vacunado al gerente, el exgerente -que «está en el País Vasco»- y a una treintena de empleados del ámbito administrativo y de oficinas, con lo que técnicos del transporte sanitario urgente se han quedado sin la dosis.

«Es tremendo», ha resumido el jefe del Ejecutivo PRC-PSOE, para quien los políticos que se han vacunado antes de lo previsto «tienen que dimitir fulminantemente. Yo no estaría ni un día», ha aseverado.

En este sentido, supone que a «todos» los dirigentes les pueden ofrecer la posibilidad de ponerse la vacuna primero que a otros ciudadanos, pero aceptarlo y «saltarse la cola» es algo que a su juicio «no pasa por la mente de cualquier político decente».

Y más cuando hay gente que está «muriendo» por el Covid y otros están perdiendo a familiares o sus negocios, mientras los cargos públicos están entre las personas que, en general, tienen «un mayor nivel de protección», pues por ejemplo no viven en residencias, cárceles o lugares donde la probabilidad de contagio es mucho mayor, ha comparado.

Por eso, Revilla siente «vergüenza del comportamiento» de quienes, aprovechando su cargo, se inmunizan antes, y también de «alguno que se pasa de listo y, no tocándole, aprovecha que pasa por allí la vacuna y se la pone».

«Aquí hay que estar a la cola», ha sentenciado el presidente cántabro, que este sábado cumplirá 78 años y calcula que le tocará vacunarse hacia el próximo mes de marzo o abril.

Por lo demás, al regionalista no le consta, como tampoco a su consejero de Sanidad, el socialista Miguel Rodríguez, que en Cantabria se hayan vacunado cargos públicos sin que les corresponda.

Así, aunque no sabe si habrá habido algún tipo de ofrecimiento al respecto, está «convencido» de que no se ha llevado a cabo. Y si fuera así, ha advertido de que él sería «el primero» en pedir dimisiones.

Al hilo, y a propósito de la vacunación en Ambuibérica, le parece «muy bien» que se ponga el foco en los políticos, que «deben dar más ejemplo que nadie», pero en un ‘segundo nivel’ ve «muy mal» lo que han hecho los directivos de la empresa, «otros que se han saltado el protocolo».

«¡Hombre, por favor! ¡Los jefes no llevan las ambulancias!», ha exclamado Revilla, para concluir que «se han pasado de la raya» y son «otros caras, con todas las de la ley».

Denuncian a Ambuibérica por vacunar al gerente y 30 personas más antes que al personal

El comité de Ambuibérica ha denunciado a la empresa por vacunar del coronavirus a una treintena de personas de la misma antes que al personal sanitario, incluido el gerente y, también, el exgerente, «que está en el País Vasco», según los sindicatos, que han llevado el asunto a los tribunales.

Los representantes de los trabajadores aseguran además que se ha ‘colado’ en la administración de las dosis a empleados de oficinas, administrativos y encargados de las muestras, en tanto que técnicos del transporte sanitario urgente están «sin vacunar», en concreto los que más carga de trabajo tienen por el Covid.

Son los que prestan servicio en Torrelavega y alrededores, Santander y Laredo, donde están «desbordados» por el aumento de contagios y «todos sin vacunar», se quejan.

Lo ha indicado así a Europa Press Alejandro Mato, delegado de Comisiones Obreras en Ambuibérica, que ha informado de la presentación de una denuncia ante el juzgado de guardia en la capital cántabra tras la ausencia de respuesta de la concesionaria a los escritos del comité a raíz de este asunto.

Según ha explicado a esta agencia, la empresa cuenta con unos 420 trabajadores en Cantabria, de los que se han vacunado ya cerca de 270, pero más de la mitad de ellos gracias al Servicio Cántabro de Salud y al «detalle» de la coordinadora de enfermería de los centros, que incluyó al personal de ambulancia entre los profesionales de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria que debían vacunarse.

Así, del más de un centenar de dosis que se ha encargado Ambuibérica de suministrar, una treintena ha recaído en trabajadores administrativos, de oficinas, encargados de muestras, el gerente de la empresa e incluso el exgerente, que «está en el País Vasco», según el portavoz de la plantilla.

El sindicalista lamenta que pasada la primera semana de enero desde la Gerencia de Atención Primaria avisaron a la concesionaria de que había «poco más de cien vacunas» disponibles.

Pese a ello, y en vez de seguir el protocolo establecido, se administró el suero al directivo y su antecesor y otros empleados del ámbito administrativo que no están «en primera línea» de actuación sanitaria, con lo que «más de cien trabajadores se han quedado sin vacunar».

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar