Los concesionarios cántabros perdieron el 15% de su negocio en 2020 por el covid

Los concesionarios de automoción cántabros perdieron el 14,9% de su negocio en 2020 fruto de la crisis sanitaria y económica del coronavirus, según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

En concreto, el sector de la distribución oficial en Cantabria cerró el pasado ejercicio con una facturación del 383 millones de euros, frente a los 450 del año anterior.

De los 33 concesionarios oficiales que operaban en la región en 2019, se ha pasado a 32 en 2020 que dieron empleo a 1.635 personas.

En cuanto a las áreas de negocio, la que más sufrió fue la de vehículo nuevo, con una caída en su facturación del 15,7%, con 268 millones de euros. Por su parte, el negocio del vehículo usado bajó un
6,7%, facturando 70 millones de euros.

NACIONAL

En España, los concesionarios de automoción facturaron 35.895 millones de euros en 2020, lo que supone una caída del 19% en comparación con los 44.207 millones que ingresaron en el ejercicio anterior debido a la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia, que provocó la pérdida de más de 8.000 puestos de trabajo en la distribución.

Según datos de Faconauto presentados este lunes en una rueda de prensa, el área de negocio de los centros de distribución que más sufrió fue la de vehículo nuevo, con una bajada del 19,8% de su facturación, seguida de la posventa (-18,8%), mientras que el negocio del vehículo usado retrocedió un 14,7%.

Con estas cifras, la rentabilidad media de las redes oficiales de concesionarios fue del 1,2% sobre su facturación al cierre del ejercicio que acaba de terminar, igualando los registros de 2019. No obstante, desde la organización apuntaron que el 49% de las redes finalizó el año pasado con una rentabilidad inferior al 0,5%.

«Pese al fuerte impacto que ha tenido la pandemia y la crisis económica, los concesionarios hemos sido capaces de mantener la rentabilidad positiva de nuestros negocios, aunque con un margen muy estrecho, raquítico», ha lamentado el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

Respecto al empleo, la red oficial de concesionarios perdió unos 8.075 puestos de trabajo el año pasado, aproximadamente un 5% del total, quedándose en los 153.425 trabajadores. En este sentido, Faconauto ha destacado que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han sido «esenciales» para mantener el empleo en el sector, aunque ha advertido de que si el mercado no remonta, «difícilmente» las empresas podrán mantener sus actuales estructuras.

«De lo que pase hasta junio dependerá, en gran medida, el que esta crisis coyuntural no se convierta en estructural y que los concesionarios podamos seguir invirtiendo en futuro: en la transición ecológica y digital en la que está inmerso el sector», ha añadido Pérez.

Por todo ello, la asociación prevé que habrá que esperar hasta el año próximo para que el sector de la automoción se recupere. Así, en 2022 se volverá a alcanzar los 1,2 millones de matriculaciones, una cifra similar a la de 2019.

Para el actual ejercicio, Faconauto baraja dos escenarios: uno optimista, en el cual espera que se rebase el millón de matriculaciones, y otro pesimista, con un mercado inferior al millón de entregas. La evolución del mercado, según han explicado desde la organización, dependerá de la rapidez en la que se produzca la vacunación y la normalización de la movilidad.

«No podemos, ni como sector ni como país, perder el tiempo. Por eso, para atajar los retos a corto y a largo plazo, es necesario que el Gobierno active los 3.750 millones de euros que comprometió vinculados al Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción», ha reivindicado Pérez.

De ellos, desde la federación de concesionarios han calificado como «urgente» que el Ejecutivo reactive los 200 millones sobrantes del Plan Renove 2020, que podría acompañarse con un plan de achatarramiento sin compra.

La reforma de la fiscalidad, con un impuesto medioambiental que sustituya al impuesto de matriculación y que grave el parque según sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) con una cuota anual es otra de las peticiones que hacen desde el sector.

FONDOS EUROPEOS

Sobre los fondos europeos, Faconauto ha coordinado la presentación de dos manifestaciones de interés a las convocatorias del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y al de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Bajo los títulos ‘El concesionario del futuro en un ecosistema de movilidad sostenible y conectada’ y ‘Movilidad eléctrica: infraestructura de recarga, innovación y electrificación del parque móvil’, la propuesta quiere movilizar casi 500 millones de euros en los próximos tres años.

El objetivo es el desarrollo de un innovador concepto de concesionario del futuro que lo posicione como un actor «clave» en la electrificación del parque y como un proveedor de nuevas soluciones de movilidad, contribuyendo a la transformación de la cadena de valor del sector.

«2021 debe ser no solo el año de la recuperación, sino de la transformación del sector. Por eso, es imprescindible que los concesionarios sean protagonistas y ejecutores de los fondos europeos para acelerar la transición digital y ecológica de la movilidad», ha destacado la vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, Marta Blázquez.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar