El Gobierno cántabro autorizará el uso de los interiores de hostelería para los vacunados

El Gobierno de Cantabria va a aprobar en su reunión de hoy la posibilidad de utilizar el interior de los establecimientos de hostelería para aquellas personas que estén ya vacunadas con la pauta completa, algo que también ha autorizado alguna otra autonomía con fuerte peso turístico. De esta forma, atiende las demandas de los hosteleros, que ayer mostraron su malestar por el nuevo cierre de los interiores en la semana que genera más ingresos del año y que anunciaron su intención de recurrirlo.

Revilla le comunicará esta decisión a los 19 alcaldes de los municipios cántabros actualmente en riesgo 3 por Covid, que incluye el cierre del interior de los establecimientos de hostelería, con los que tiene previsto reunirse hoy, un encuentro en el que también estará presente el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez.

La reunión ha sido convocada por la Federación Cántabra de Municipios y Provincias y en ella estarán representados los alcaldes de la mayoría de los mayores municipios de la región, entre la regidora santanderina, Gema Igual, que ya ha expresado su oposición al cierre de los establecimientos hosteleros, apuntando la posibilidad de implementar otras medidas antes de ésta, de gran repercusión económica para la ciudad.

Los hosteleros piden el cese del consejero

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) había decidido solicitar hoy medidas cautelarísimas contra la resolución de la Consejería de Sanidad que establece el cierre del interior de este tipo de locales a partir del jueves, al tiempo que han pedido al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que «nos quite de delante» al titular de Sanidad, Miguel Rodríguez, cuya «mala gestión no ha servido para nada» y que «cambien la táctica».

El sector afirma que el cierre del interior de la hostelería es una medida «absolutamente inútil porque no se puede traducir, con las limitaciones que ya llevamos, a ningún tipo de resultado», y cree que su recurso puede salir adelante porque «un criterio que utiliza el tribunal es que se puede llegar al mismo sitio con medios menos perjudiciales, haciendo menos daño».

«Por tanto, nosotros consideramos que se puede llegar al mismo resultado que todos queremos, es decir evitar contagios y hospitalizaciones, con medidas menos agresivas y salvando el sector. Y no es que nosotros digamos que se puede hacer, es que lo hace toda España», han enfatizado.

Según los hosteleros, la medida es «absolutamente desproporcionada» e «injusta», y «no se la cree ni el propio presidente», quien ayer expresaba sus dudas acerca de su eficacia.

Por contra, aplicarla, perjudicará gravemente al colectivo, han sostenido los hosteleros, que se han preguntado «dónde va a acabar nuestro sector» por la «mala gestión» de Sanidad, un departamento que «tiene muy poca empatía con el sector», al que «ni siquiera ha dado una opción» de presentar propuestas, al revés que el resto de comunidades, pues Cantabria es la única donde se cerrará el interior de los locales.

En rueda de prensa, el presidente de la AEHC, Ángel Cuevas, ha dicho si el Gobierno «nos da dinero, no hay problema: cierren los interiores y podremos sobrevivir», pero el «plan B» –el que se está aplicando– es «una vergüenza». Y ha puesto varios ejemplos como que en casi dos años, las discotecas han trabajado tres meses al 33% de su aforo y con 3.000 euros en ayudas en dos pagos. «Van a conseguir que cierren todos».

«Si al consejero de Sanidad le hubieran pagado dos sueldos en 16 meses ¿sobreviviría?», se ha preguntado Cuevas, que ha recordado que Cantabria es la única comunidad con los interiores cerrados, que también los tuvo en invierno y que ayer Europa recomendaba no viajar a la región, lo que supondrá que «5.000 puestos de trabajo desaparecen directamente», ha advertido.

Además, ha cuestionado la eficacia de las medidas que llevan «sufriendo» desde marzo de 2020, y ha censurado la «nefasta gestión de la pandemia» que ha realizado Rodríguez, «que no ha sabido llevar de la mano economía y salud», y al que ha acusado de que «la salud económica de los cántabros le ha importado cero».

Porque frente a otras comunidades donde la hostelería ha estado abierta todo el año, «usted, en las cuatro estaciones, nos ha metido la guillotina y mire cómo estamos: en plena temporada turística, el solomillo de la temporada, y nos vuelve a cerrar».

También ha echado en cara a Rodríguez que «se ha quedado a remolque» en la vacunación, y en general, que «no pueden con el botellón», que «limitan el horario en un municipio sí y en otro no» y que «no les ha dado la gana de sentarse con el sector». «Señores, ¿dónde está su trabajo? Y lo peor es que van a acabar con nuestro sector por su mala gestión».

«Se están riendo de nosotros y las medidas que ha tomado el consejero de Sanidad, es curioso, no se las cree ni el presidente de Cantabria», ha comentado Cuevas.

«Dice usted, señor Revilla, que no le gusta la medida que toma su Gobierno estos momentos. A nosotros, ni no nos gusta lo que hace el cocinero con un plato, le cambiamos. Quítenos, por favor, a este señor de delante», ha solicitado el presidente de los hosteleros, que también ha pedido al Gobierno que «cambien la táctica porque se está haciendo demasiado largo y levantar el vuelo va a ser imposible para muchos de los empresarios de esta región».

Por su parte, Jesús Vélez, del equipo jurídico de la Asociación de Hostelería, ha anunciado que mañana presentarán un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria para solicitar medidas cautelarísimas para que se pueda pronunciar en el plazo de veinticuatro, cuarenta y ocho horas como máximo, porque «teniendo en cuenta la época del año en la que nos encontramos no podemos esperar más».

Vélez ha abundado en que las medidas son «injustas», y en que «ni el presidente del Gobierno se cree lo que está haciendo el consejero: no sé por qué lo mantiene ahí».

En cuanto a la motivación del recurso, ha explicado que se trata de la 15ª modificación de la resolución del 11 de mayo «y en ninguna de las quince ha acertado».

Además, desde entonces, «las cosas han cambiado mucho y, sin embargo, nos aplican la misma estructura de reacciones» cuando se ha incrementado la vacunación y se ha implantado el toque de queda, «que es una medida gravísima que restringe todavía más la capacidad del sector». «Han cambiado las condiciones en las se dictó la resolución y por tanto, vamos a pedir que se actúe en proporción» porque la medida es «absolutamente desproporcionada».

Además, ha recordado que los negocios ya están «prácticamente al 20% de rendimiento», con las barras cerradas y los aforos limitados, «Tenemos un tercio de posibilidades, por tanto, si 20% se le quitan ¿qué va a quedar? No es mucho, pero es que no va a resolver nada; es una auténtica barbaridad pensar que con eso se va arreglar algo», ha enfatizado.

También ha denunciado que en Sanidad tienen «muy poca empatía con el sector porque es que ni siquiera da una opción», como acreditar la doble vacunación para el uso del interior. «Eso demuestra una adversión, una falta de delicadeza y una falta de empatía», ha dicho, apuntando que han intentado hablar con la Consejería pero «no nos reciben» y «han huido de pedirnos ideas, una cosa absolutamente de locos».

Hoteles y discotecas

Respecto a casos concretos, Cuevas ha señalado que durante los últimos ocho o diez días se están recibiendo anulaciones en los hoteles de Cantabria, pero «lo que es más grave es que están entrando muy poquitas reservas nuevas», cuya entrada «se ha parado desde hace diez días porque estamos en los medios para malas noticias».

En cuanto a las discotecas, Tomás Sánchez, representante de ocio nocturno, ha asegurado que el caso «es mucho más grave todavía», pues llevan quince meses cerrados pero pagando impuestos directos, con lo que están en «un momento tan crítico y extremo» que les lleva a realizar despidos porque la situación «no se puede soportar».

Además, ha dicho que no hay ayudas y no hay «un atisbo de solución» con el interior cerrado cuando en su opinión, además, el problema de los contagios no está en el ocio nocturno, «que está cerrado», sino en el botellón, que las autoridades «no tiene posibilidades ni medios para atajarlo».

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar