La Vorágine pide incluir a las asociaciones sin ánimo de lucro en los planes culturales

La Asociación Cultural La Vorágine Crítica ha enviado a la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria una batería de diez propuestas que con las que pretende evitar que, «una vez más», las asociaciones culturales sin ánimo de lucro sean «discriminadas» en los planes de apoyo al sector cultural de las instituciones.

La Vorágine ha destacado en nota de prensa que el Gobierno regional y nacional han «excluido» a estas asociaciones culturales de cualquiera de los planes de ayuda al sector, «consolidando así una discriminación histórica en una sociedad economicista que prioriza las industrias a los tejidos comunitarios», ha criticado.

El colectivo santanderino, que este 24 de abril cumple siete años, denuncia en la carta remitida al Gobierno de Cantabria la marginación de las asociaciones sin ánimo de lucro, que «viene arrastrándose en las convocatorias y en las políticas públicas, obsesionadas con fomentar a los emprendedores y en monetizar la cultura».

Asimismo, señala que el Consejo Cántabro de Cultura «no es un órgano representativo de todo el sector cultural» y, además «no es vinculante».

Las medidas que propone La Vorágine pasan por distribuir ayudas y esfuerzos de forma equitativa en entre el sector privado, el público y el comunitario-social; apoyar de forma directa, anual y a fondo perdido a los espacios culturales sin ánimo de lucro que demuestren actividad continuada y sostenida; y posibilitar que las asociaciones participen en todas las categorías de las subvenciones de acción cultural del Gobierno de Cantabria.

Además, reclama la mejora de los espacios públicos susceptibles de ser usados por las asociaciones sin ánimo de lucro y eliminar las tasas encubiertas (limpieza o seguridad) en su préstamo, una transferencia económica mensual directa y sin contraprestaciones para los creadores artísticos individuales o colectivos o articular un sistema de compra de libros para las bibliotecas que evite la competencia desleal de grandes grupos y potencie la compra de cercanía.

Igualmente, pide una alianza del Gobierno con algunos de los mayores municipios de la región para tener tres ferias del libro «potentes» (dos fijas en Santander y Torrelavega y una itinerante en verano) con una inversión mínima en cada una de ellas de 100.000 euros.

Por último, solicita un fondo económico para financiar la mejora de las infraestructuras profesionales disponibles en las asociaciones culturales con el apoyo a fondo perdido del 50% de las compras de infraestructura justificadas (iluminación, sonido, medios de transporte, equipos informáticos, etcétera), e inversión en la digitalización profesional de las asociaciones culturales sin ánimo de lucro.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar