La situación es «preocupante» en los hospitales cántabros, que ingresan un paciente Covid cada hora

La situación de la pandemia en los hospitales de Cantabria es «preocupante», ya que ingresan un paciente con coronavirus cada hora y dan el alta a otro cada dos horas, lo que hace que los centros hospitalarios públicos se estén «llenando» de ingresados con Covid-19.

Así lo ha dicho este miércoles el director general de Salud Pública de Cantabria, Reinhard Wallmann, quien ha destacado que
actualmente hay 208 hospitalizados con Covid, que son 12 más que en el peor momento de la segunda ola.

«Nuestros hospitales se están llenando de pacientes Covid», ha insistido tras detallar que en los últimos 14 días se han infectado cuatro de cada mil cántabros y que en aproximadamente el 30 por ciento de las personas que presentan algún síntoma se acaba confirmando el contagio.

En concreto, la incidencia acumulada a los 14 días está en 388 contagios por cada 100.000 habitantes y a día de hoy hay 3.244 casos activos.

Al hilo de la situación en los hospitales ha destacado que el de Laredo, con una ocupación a día de hoy del 17,5 por ciento por ingresados Covid, ya ha empezado a trasladar pacientes a Valdecilla y que éste, a su vez, ya dedica siete unidades de enfermería a los contagiados.

La presión es especialmente «muy alta» en las UCI, donde se encuentran ahora 34 pacientes, lo que supone una ocupación del 31,2 por ciento. Esto provoca un «impacto muy importante», ha incidido el director general de Salud Pública, que ha indicado que, aunque aún hay camas disponibles en Cuidados Intensivos, «hay que ser muy conscientes» de también las necesitan pacientes con otras patologías.

Valdecilla inauguró hace cinco días su nueva UCI Covid, con 18 camas que todavía no se han utilizado pero están «a punto».

Ante esta situación, Wallmann ha recalcado que «somos nosotros los que damos la oportunidad al virus de propagarse» y que «si cumplimos las normas básicas, esa oportunidad desaparece».

Por ello, ha recordado las medidas a seguir para evitarlo: distanciamiento, uso de mascarilla también en las terrazas, limitar las reuniones al mínimo posible, lavarse las manos con frecuencia y hablar bajo o no gritar, porque «el silencio protege».

Según ha indicado, la evolución de la pandemia en Cantabria sigue siendo de crecimiento y los contagios han subido un 7 por ciento en la última semana, pero «no hay una aceleración muy importante».

Por el momento no hay ningún indicador que señale que el virus «se está disparando», y aunque «no sabemos lo que va a pasar en esta semana» por ahora la tendencia «es buena».

CEPA BRITÁNICA

También ha dicho que es «preocupante» el avance de la variante británica del virus en la región, a la que ya pertenecen una cuarta parte de los casos que se detectan. Aunque todavía no está confirmado que así sea, las muestras tomadas son de «altísima sospecha».

En este sentido, ha explicado que ya se han recibido los primeros análisis definitivos y se ha confirmado que de las 32 muestras enviadas para analizar, 31 corresponden a la cepa británica. Esto demuestra que «la sensibilidad de nuestro sistema de cribaje es muy alto y probablemente se confirme que esta cepa se está imponiendo en Cantabria».

Además, ha señalado que no hay un foco concreto donde se den más casos correspondientes a esta variante, sino que está «en todos los sitios» de la región, por lo que se puede hablar de transmisión comunitaria.

CANTABRIA VACUNARÁ A 7.000 PERSONAS CON LA SEGUNDA DOSIS ENTRE ESTA SEMANA Y LA PRÓXIMA

Cantabria administrará a 7.000 personas con la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus entre esta semana y la próxima, según ha anunciado este miércoles el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez.

Rodríguez ha señalado que si Cantabria dispusiera de mayor número de vacunas podría abordar nuevos colectivos de vacunación, pero «no es el caso» puesto que hay llegado a la comunidad 7.000 vacunas, «que es lo justo» para poder inocular la segunda dosis.

«Esta semana y la semana que viene las dedicaremos exclusivamente a ello», ha indicado a preguntas de la prensa en la rueda de prensa que semanalmente ofrece junto con el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, para informar de la evolución epidemiológica en Cantabria.

VACUNAS SOBRANTES

Preguntado por la administración de las vacunas sobrantes de los viales, el consejero ha subrayado que el protocolo de vacunación es «claro» y «público», apuntando que «lo que hay que hacer es aplicar el sentido común y si hay sobrantes, repasar el protocolo», que establece la vacunación en primer lugar de las personas que están en residencias.

«Por lo tanto, si me ha sobrado vacuna y me da tiempo a ir a una residencia donde todavía queda algún residente o profesional por vacunar, esa es la primera opción», ha señalado.

El consejero ha recordado que, tras los residentes, el protocolo establece la vacunación de los profesionales sociosanitarios, seguidos de los grandes dependientes. «Y si no tengo ninguna de esas opciones por la rapidez, antes de tirar la dosis, por la escasez que tenemos, lógicamente, a cualquier persona», ha declarado.

En este sentido, ha dicho que supone que «algún caso habrá sido así». «Cuando no ha dado tiempo a repasar el protocolo se habrá acudido a lo que los coordinadores de los centros de salud, si ha sido de ese ámbito, hayan considerado que era lo más adecuado».

Preguntado específicamente si ha habido casos en Cantabria en los que se ha «saltado» el protocolo, el titular de Sanidad ha dicho que hasta el momento se ha vacunado a 23.000 personas en la región «y yo no puedo ser consciente de cada una de ellas».

Al respecto, ha afirmado que si alguien se ha saltado el protocolo, «habrá que tomar las medidas correspondientes», si bien, acto seguido, ha matizado que él no es partidario de no dar a estas personas la segunda dosis porque sino «hubiésemos desperdiciado la primera».

Una opinión que el consejero ha justificado al anteponer «el criterio profesional por delante de cualquier otro» y ese criterio es «dar la segunda dosis».

«Por lo tanto, si hay alguien que se lo ha saltado, que no creo –y en todo caso en esta comunidad no afecta por lo que yo sé ni a políticos ni a altos cargos–, pues si ha habido algún caso en algún centro de salud, que me consta que ha pasado, que no ha podido recurrir a ningún (colectivo del protocolo) y se ha vacunado a un policía o a otra persona, entiendo que ha sido el criterio correcto y en todo caso lo tendrá que explicar el coordinador del centro de salud», ha declarado.

AMBUIBÉRICA

Por otra parte, cuestionado sobre la vacunación del persona de la empresa del servicio de ambulancias, Ambuibérica, Rodríguez ha explicado que aún no se ha vacunado a todos los técnicos de ambulancias, igual que tampoco se ha vacunado a todo el personal sanitario, pues aún quedan por hacerlo «pocos» profesionales de la sanidad pública y personal sanitario de la privada, y se hará «en cuanto se pueda».

Respecto al personal de administración de Ambuibérica, ha aclarado que no se trata de personal de la Administración, por lo que la Consejería solicita a la dirección de la empresa la relación de personas que se deben vacunar con arreglo a los criterios del plan de vacunación.

«Nuestra obligación es vacunar lo más rápido que podamos y no podemos estar es a comprobar el puesto de cada persona que viene en esa lista, nos tenemos que fiar de los listados que nos dan», ha señalado.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar