Industria inicia la comercialización del Edificio Bisalia del PCTCAN, cuyas obras acabarán este mes

La Consejería de Industria ha iniciado la comercialización de espacios del Edificio Bisalia, situado en la zona oeste del Parque Científico y Tecnológico (PCTCAN). Con una inversión de 8,3 millones de euros, las obras finalizarán este mes y las empresas que alojará podrán comenzar su actividad en el primer trimestre de 2022.

La Sociedad Gestora del PCTCAN, que dirige Raúl Huerta, ofrece la posibilidad de compra, alquiler o alquiler con opción de compra de oficinas, de acuerdo a unos precios «ajustados a mercado» que han sido aprobados por el consejo de administración de la sociedad, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Las solicitudes recibidas hasta la fecha suponen ya el 73 por ciento de los espacios a comercializar y las empresas solicitantes son de perfil tecnológico y energías renovables, según ha destacado el consejero de Industria, Javier López Marcano.

El Edificio Bisalia está situado en el número 20 de la calle Albert Einstein, linda al oeste con el Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC) y al este con el Edificio Salía, también destinado a oficinas.

Está abierto a empresas de base científica y tecnológica y agentes que, por su capacidad innovadora, contribuyan a incrementar la competitividad del tejido productivo de la región y fortalecer el sistema regional de I+D+i.

A la hora de comercializar los espacios, la Sociedad Gestora del PCTCAN tendrá en cuenta como requisitos el porcentaje de gasto en I+D+i sobre la facturación, la ratio de titulados superiores sobre el total de la plantilla, pertenencia de sus proveedores y clientes a los sectores estratégicos y compromiso de creación de empleo en dichos sectores, inversión con otros agentes del PCTCAN en proyectos conjuntos y actividades ambientalmente sostenibles.

El edificio Bisalia tiene cinco plantas sobre rasante y una planta de sótano, con una superficie total construida de 5.002 metros cuadrados. Cuenta con 32 oficinas de entre 50 y 280 m2 que ofrecen la posibilidad de unirse para ajustarse a una necesidad de superficie mayor, manteniendo un aspecto unitario, con zonas comunes compartidas en el núcleo central.

Las oficinas son completamente diáfanas y están equipadas con instalaciones de electricidad, telecomunicaciones y climatización frío/calor independientes. Cuentan con falso techo y suelo técnico registrable para facilitar el mantenimiento y el paso de posibles nuevas instalaciones.

El edificio Bisalia dispone de 80 plazas de aparcamiento ubicadas en el parking subterráneo construido en las inmediaciones del edificio.

Las obras, adjudicadas a la empresa ASCAN, van a finalizar este mes, de manera que las empresas podrán comenzar su actividad en el primer trimestre de 2022, una vez completados los trámites de obtención de licencia y puesta en marcha. La Consejería de Industria pretende concentrar en este centro varias empresas de perfil tecnológico en un ambiente donde se faciliten sinergias y colaboración.

López Marcano ha elogiado las características de este edificio, «una apuesta firme por la innovación, por los jóvenes investigadores, por la vinculación con la universidad y con el talento que tenemos en Cantabria», ha dicho.

«Estamos deseosos de ponerlo en funcionamiento para acoger empresas que enriquezcan nuestro tejido industrial», ha agregado el consejero, que no alberga «la menor duda de que se llenará».

Todas las plantas han sido diseñadas respondiendo al uso único de oficina, salvo la planta sótano, que alberga los cuartos técnicos además de usos ligados al principal administrativo, permitidos por la normativa de aplicación, tales como talleres, laboratorios, etc.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar