El CTC tipificará la corrosión de tuberías de refrigeración en plantas industriales

Forma parte del proyecto 'I-COR', financiado por el Ministerio de Economía y la Agencia Estatal de Investigación

El Centro Tecnológico CTC de Cantabria trabaja en un modelo predictivo capaz de cuantificar la velocidad de corrosión de las tuberías de acero al carbono de los sistemas de refrigeración por agua de las plantas industriales.

Se trata, según ha explicado el CTC en nota de prensa, de un planteamiento «completamente innovador» que busca optimizar la productividad, reducir los costes de mantenimiento y minimizar los riesgos provocados por fallos en la instalación.

Esta solución tecnológica formará parte del proyecto ‘I-COR’ que facilitará la transición desde los programas de mantenimiento convencionales hasta un modelo predictivo basado en la información generada por las tecnologías de procesamiento masivo de datos.

ArcelorMittal, compañía especializada en la producción de productos siderúrgicos, lidera esta investigación en la que además de CTC también participa el centro tecnológico asturiano IDONIAL.

El proyecto tiene un plazo de ejecución de 40 meses y un presupuesto de 650.000 euros, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y la Agencia Estatal de Investigación, dentro del programa Retos Colaboración 2019.

Los promotores de ‘I-COR’ consideran que la digitalización de la cadena de valor, gracias a la integración de tecnologías fundamentadas en el Big Data o el Machine Learning, dará lugar a un control más inteligente de las condiciones productivas y supondrá «un salto hacia la industria 4.0 que desembocará en un sistema avanzado de gestión de la corrosión».

Para ello, se desarrollará un sistema de monitorización de parámetros online que permitirá la obtención de datos a gran escala que se procesarán por medio de redes neuronales e inteligencia artificial con el fin de obtener un modelo evolutivo y una herramienta de predicción de la velocidad de corrosión.

El proyecto plantea la posibilidad de establecer una monitorización remota a través de diferentes sensores para contribuir a la adquisición de «datos cruciales» acerca del estado de un equipo o instalación. De esta forma, se podría conocer a priori si se encuentra en las condiciones adecuadas de funcionamiento en un momento determinado.

Esta apuesta por un mantenimiento predictivo mejoraría, según CTC, el tiempo de respuesta ante cualquier incidente y reduciría notablemente los costes asociados a este campo.

Si ‘I-COR’ alcanza los objetivos esperados, la explotación de los resultados permitirá, según el CTC, adquirir mayor conocimiento sobre los circuitos de refrigeración por agua en los diferentes procesos siderúrgicos y cómo sus variables influyen en la velocidad de corrosión, una información «altamente valiosa» para una empresa como ArcelorMittal, que, según el informe anual de EUROFER, atesora el 26,7% de la
producción de acero a nivel europeo y el 42,7% de la producción nacional.

Además, los planes de inspección y los trabajos de mantenimiento se actualizarían para ajustarse mejor a las condiciones reales y se optimizarían los recursos humanos dedicados a esta tarea.

Asimismo, este sistema de monitorización está en disposición de trascender el ámbito de la industria siderúrgica y aplicarse con las adaptaciones preceptivas a circuitos de refrigeración de las
empresas energéticas u otros sectores industriales como el alimentario, el cementero, el papelero o la industria química.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar