Los pescadores alertan del riesgo de contagio «confinados» en barcas y piden acogerse a ERTE

Las ventas del producto fresco caen un 40% por el cierre de la restauración y el aumento la compra de congelados

VALÈNCIA, 28

Los pescadores son uno de los colectivos que forman parte del sector primario y que por tanto pueden seguir funcionando para alimentar a la población en el estado de alarma establecido para evitar la propagación del coronavirus. Sin embargo, desde las cofradías alertan de los riesgos de contagio a los que se exponen cada día, cuando salen al mar «confinados» en grupos, de mínimo tres personas, en embarcaciones de pequeñas dimensiones.

Desde las cofradías de la Comunitat Valenciana, donde trabajan alrededor de 3.500 pescadores, reclaman poder acogerse a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor como otros sectores para no tener que «arriesgar» su salud y las de sus familias cada vez que se embarcan, dado que sus condiciones de trabajo no están preparadas para esta coyuntura, aseguran.

A esto se suma además una caída de los precios del producto fresco, ahora un 40% más barato, debido, por una parte al cierre de los locales de restauración y turísticos (restaurantes, bares, hoteles, etc.) a quienes ya no se surte y por otra, a que las personas ya no se quedan esperando en la cola de la pescadería sino que optan por productos congelados y envasados.

Así lo ha explicado el presidente la Federación de Cofradías de Pescadores de la provincia de Valencia, Vicent Pérez, en declaraciones a Europa Press, en las que ha expresado el «miedo» y la «preocupación» de estos profesionales por tener que faenar «muy juntos» en reducidas embarcaciones.

Además, «casi nadie compra pescado fresco» porque en estos momentos nadie quiere pararse a hacer cola para adquirir los productos. Quieren «salir rápido» para volver a casa y evitar contagios y está comprando productos envasados.

Por ello, ha reclamado que se dé a los pescadores «las mismas facilidades» que a otros colectivos para acogerse a ERTE. En este momento, ha dicho, hay quienes no salen al mar y quienes han solicitado expedientes, mientras otros han encontrado puertos cerrados. Todo ello es está haciendo tener «pérdidas muy grandes» ha lamentado.

En la misma línea se ha pronunciado el presidente de la Federación de Federación de Cofradías de Pescadores de la provincia de Castellón, Sergio Albiol, quien ha lamentado la «mala situación» en la que se encuentran los pescadores en pequeños barcos que «no están preparados para mantener las distancias mínimas» entre los marineros.

Según ha relatado a Europa Press, los pescadores deben convivir y trabajar en las barcas «codo con codo» y después acudir a sus casas con sus familiares, multiplicando el riesgo de contagio, ha advertido.

Y ello, en un escenario en el que además «los precios se han desplomado» con el cierre de establecimientos y con la compra de envasados por parte de la mayoría de personas que dejan los frescos «sin salida».

Albiol ha reclamado así que los pescadores puedan acogerse a ERTE al igual que otros sectores. «Por ser un sector primario, al mar; o vas o se te hunde la empresa», pero «se podría tener más miramiento, los marineros también tenemos derechos», ha defendido.

Share

Source: Europapress

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar