La balanza por cuenta corriente alcanza un superávit de 11.800 millones hasta julio, un 10,6% menos

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un superávit de 11.800 millones de euros en los siete primeros meses del año, un 10,6% menos que el superávit de 13.200 millones de euros del mismo periodo del año pasado, según los datos publicados este lunes por el Banco de España.

La evolución de la balanza por cuenta corriente entre enero y julio se explica por la caída del superávit de la balanza de bienes y servicios y por el aumento del déficit de las rentas primaria y secundaria, mientras que aumentó ligeramente el superávit de la cuenta de capital.

En concreto, la balanza de bienes y servicios presentó un superávit de 20.300 millones de euros hasta julio, frente al superávit de 20.600 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Dentro de ésta, el turismo y los viajes mantuvieron prácticamente su superávit en 27.500 millones de euros, 100 millones menos que la cifra hasta julio de 2018.

Por su parte, la balanza de rentas primaria (rentas de trabajo, de la inversión, impuestos sobre producción y la importación y subvenciones) y secundaria (transferencias personales, impuestos corrientes, cotizaciones y prestaciones sociales, etc.) registró un déficit de 8.500 millones de euros, por encima del saldo negativo de 7.400 millones de euros del mismo periodo de 2018.

Entre tanto, el saldo de la cuenta de capital incrementó en los primeros siete meses del año su superávit en 200 millones de euros, hasta los 1.600 millones de euros.

Así, el saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que determina la capacidad o necesidad de financiación de la economía española, registró un superávit de 13.400 millones de euros hasta julio, inferior al saldo positivo de 14.600 millones de euros de los siete primero meses del año pasado.

En términos acumulados de doce meses, la capacidad de financiación de la economía española se situó en 27.900 millones de euros hasta julio, importe inferior a los 29.100 millones de euros en el conjunto de 2018.

Sólo en el mes de julio, la balanza por cuenta corriente presentó un superávit de 3.200 millones de euros, superior a los 2.700 millones del mismo mes del año pasado, debido al mayor superávit de la balanza de bienes y servicios, que se situó en 5.300 millones, en contraste con el mayor déficit de las rentas primaria y secundaria, que alcanzó los 2.000 millones.

La cuenta de capital se mantuvo en 300 millones en el séptimo mes del año. Con todo ello, la cuenta corriente y de capital elevó su superávit hasta los 3.500 millones de euros, frente a los 3.000 millones de euros de un año atrás.

SALIDA DE CAPITALES

Por otro lado, en los siete primeros meses del año salieron en España 18.200 millones de euros por compra de activos, desendeudamiento y desinversiones, frente a los 31.100 millones que salieron del país en el mismo periodo año anterior.

La salida o entrada de capitales es un saldo que resulta de tener en cuenta lo que los residentes españoles invierten fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España en ese mismo periodo.

Share

Source: Europapress

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar