El turismo, la restauración y el comercio minorista, entre los sectores más expuestos al coronavirus en China

El brote del coronavirus que ha surgido en los últimos días en Wuhan (China) afectará negativamente, sobre todo, al turismo, la restauración y el comercio minorista, según el consenso de los expertos consultados por Europa Press.

“Los inversores están preocupados por la expansión de las infecciones debido a que es una época de muchos viajes por el Año Nuevo chino”, indica la analista de WisdomTree Aneeka Gupta, quien ha recordado que el brote vírico recuerda al SARS de 2003, al H1N1 de 2009, y a la gripe aviar de 2013.

“El impacto económico del SARS fue significativo pero muy reducido en el tiempo. En Hong Kong se produjeron grandes caídas en transporte, turismo y ventas minoristas durante el brote que tuvo lugar entre marzo y junio de 2003”, ha agregado Gupta.

De esta forma, la analista ha explicado que el sector más expuesto es el del transporte aéreo, especialmente China Southern Airlines, que abarca una cuota de mercado del 38% por asientos ofertados.

“Dado que los consumidores tenderán a quedarse en casa para evitar exponerse al coronavirus, es posible que impacte negativamente al comercio minorista, los parques de atracciones, a la restauración y a los cines, que normalmente se beneficiarían del Año Nuevo chino”, ha explicado.

Por el contrario, el hecho de que los consumidores se queden en casa podría suponer un riesgo al alza para las empresas de envíos de comida a domicilio, para la comida precocinada y para los supermercados.

En este mismo se ha expresado el máximo responsable del departamento de investigación del banco suizo Julius Baer, Christian Gattiker. “Dado el mix de ruido político y miedos de pandemia, las publicaciones de resultados perdieron importancia y los mercados en general adoptaron un modo de recogida de beneficios”, ha asegurado.

“Las industrias expuestas al gasto de los hogares, especialmente aquellas actividades que tienen lugar fuera de casa, seguramente sentirán el mayor impacto económico durante el brote”, ha apostillado el economista jefe de S&P Global Ratings para Asia-Pacífico, Shaun Roche.

El economista ha matizado que la gravedad del impacto dependerá de la transmisibilidad y de la mortalidad. No obstante, aunque el brote sea contenido, la firma de calificación crediticia espera que tenga efectos colaterales en la región de Asia-Pacífico, ya que los turistas chinos representan un porcentaje elevado de las llegadas de turistas en Tailandia o Vietnam.

Dado que en 2019 el consumo de los hogares aportó 3,5 puntos al crecimiento del 6,1% del PIB de China, S&P ha extrapolado una caída en esa variable del 10% podría restar 1,2 puntos a la expansión de la economía.

MERCADOS Y PETRÓLEO

Durante esta semana, cuando el brote ha comenzado a ganar notoriedad en los medios de comunicación, las Bolsas chinas han registrado caídas generalizadas.

El SZSE Component, el principal índice de la Bolsa de Shenzhen, ha registrado una caída del 3,9% desde el cierre del lunes, hasta situarse en los 10.681,9 puntos este viernes.

De su lado, el SSE Composite, el índice de referencia de la Bolsa de Shangái, ha registrado una contracción del 3,85% en comparación con el lunes, alcanzando los 2.976,53 enteros. De la misma forma, el Hang Seng, índice principal de la Bolsa de Hong Kong, ha experimentado un descenso del 3,08%, hasta los 27.949,64 puntos.

Hace varios días, un informe de Goldman Sachs alertó de que el precio del crudo se podría contraer hasta en tres dólares, en caso de que el mercado reaccionara de una forma similar a como lo hizo cuando surgió el SARS en 2003.

El lunes, el precio del barril de Brent, de referencia para Europa, llegó a situarse en un máximo de 65,68 dólares, aunque desde entonces se ha depreciado un 7,85%, hasta 60,52 dólares. En paralelo, el precio del barril West Texas Intermediate, de referencia para Estados Unidos, ha caído un 8,6%, desde los 59,23 dólares en los que llegó a cotizar a principios de semana, hasta los 54,12 billetes verdes que ha registrado este viernes.

Otros analistas, como Edoardo Fusco, de eToro, descartan que exista una relación entre el brote vírico de China y el descenso del precio del crudo. “El retroceso actual en la cotización responde en estos momentos a factores como la disminución de las tensiones entre Estados Unidos e Irán y a cierta aversión al riesgo entre los inversores.

Share

Source: Europapress

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar