La economía hoy

Cs rechaza fijar precios mínimos en el campo y cree que bastará con aumentar el control a las importaciones

Ciudadanos ha rechazado este viernes a fijar unos precios mínimos para los productos agrícolas y ganaderos pues considera que, una vez se aumenten los controles fitosanitarios y de calidad y de información a las importaciones y se garantice “una competencia leal” en el mercado, “esa fijación va a venir sola”.

Así, su portavoz adjunto en el Congreso Edmundo Bal ha asegurado en una rueda de prensa en la Cámara Baja que “de ninguna manera” se debe “fijar precios artificiales porque eso sería compartir la política de aranceles”. “¿Hay diferencia entre aranceles y precios que no se correspondan con la realidad?”, se ha preguntado, señalando que garantizar “que se compita en condiciones leales” permitirá asegurar “márgenes de beneficio al productor”.

Bal ha realizado estas declaraciones en la presentación de una proposición no de ley con medidas para impulsar “un plan integral de ayuda” para el campo español, con el cual, ha afirmado, en su formación están “comprometidos”, y “preocupados” por la situación que atraviesa el sector primario, pues consideran que sus profesionales “tienen motivos para estar enfadados”.

REBAJAS FISCALES Y “CLARIFICAR” LA VENTA A PÉRDIDAS

Entre las medidas que contempla la iniciativa parlamentaria está el fomento de la calidad y la seguridad alimentaria para los productos importados, el fomento del asociacionismo, “clarificar las condiciones de la venta a pérdida”, rebajas de hasta el 60% en el IRPF en territorio rural, la extensión de la tarifa plana para los autónomos, fomentar el papel de la mujer y asegurar una conectividad suficiente a Internet.

Para el portavoz adjunto de Cs, hacen falta “reformas ambiciosas que potencien la capacidad negociadora”, y “una política valiente” para “la reconversión del mundo agrario y ganadero” que, a su juicio, ha vivido “cuarenta años de abandono” por parte de unos gobiernos, tanto de PSOE como de PP que, ha espetado, “no han hecho nada por solucionar este problema”. “La causa principal (de la situación en el campo) se llama abandono”, ha dicho.

“POLÍTICA DE ENFRENTAMIENTO” Y “CRIMINALIZACIÓN”

Durante los últimos años, ha relatado Bal, la industria distribuidora ha afrontado un proceso de “modernización” y “se han ido convirtiendo en empresas más competitivas”, mientras que “han faltado verdaderas medidas de impulso para mejorar el trabajo del campo y la igualdad en la capacidad negociadora de productores con los distribuidores”.

Respecto a cómo está el Gobierno de Pedro Sánchez abordando ahora esta situación, Bal ha lamentado que “la política del Gobierno es una política de enfrentamiento”, de “poner etiquetas” y “de decir quién tiene la culpa y de decir que otros son los bondadosos del sistema”, ya que considera que “criminaliza a los distribuidores” como “los malos de la película”.

Asimismo, también ha criticado que, a la hora de impulsar medidas como la subida del salario mínimo –que ha asegurado compartir–, no existan estudios económicos de cómo repercute en el sector, o que se sigan contemplando subidas de impuestos como el del diésel, que afectará a los costes de producción.

Share

Source: Europapress

Reciba la revista de cada mes en su domicilio
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar