Cs cree que el sistema de pensiones es “insostenible” y el PSOE le acusa de querer privatizarlo

Ciudadanos, a través de su responsable económico en el Congreso, Marcos de Quinto, ha asegurado este miércoles que el sistema público de pensiones es “insostenible tal y como está diseñado”, mientras que el PSOE ha acusado a De Quinto de querer privatizarlo.

Así lo ha manifestado el secretario de Estado de Infraestructuras en funciones, Pedro Saura, durante un debate económico organizado por el periódico digital Vozpopuli . “Lo que está planteando es una privatización. No lo quiere decir porque le resta votos”, ha dicho Saura, mientras que el representante de Cs le invitaba a sentarse en su lugar, ya que decía cosas en su nombre que no había llegado a defender.

De Quinto ha criticado como “absolutamente vergonzosa la forma que el PSOE ha introducido las pensiones en campaña” –“Es un tema muy serio como para hacer electoralismo y populismo”, ha dicho–, ha invitado a “trabajar con las luces largas” y ha lamentado la “injusticia generacional” que carga en los jóvenes los gastos del actual sistema sin garantizar que vayan a cobrar las pensiones que están pagando.

Vox ha llegado a señalar que “el sistema actual de pensiones está quebrado”, invitando su representante Víctor González a facilitar una “transición” hacia “un sistema mixto”, mientras que el PP ha negado que el sistema esté en quiebra. “Entonces, estaría en quiebra la Defensa, la Educación… El Estado tiene una serie de mecanismos”, ha esgrimido el dirigente popular Daniel Lacalle, que ha defendido políticas de natalidad y de atracción de inversión como vías para cuadrar las cuentas, “no vía magia”.

Nacho Álvarez, responsable económico de Podemos, ha exigido “garantizar lo que dice la Constitución”, tratar de “reconstruir” el Pacto de Toledo, garantizar por ley una garantía anual del poder adquisitivo y que deje de utilizarse su revalorización “como dádiva electoral”, y mejorar los ingresos a través de “salarios dignos”.

TAPAR “AGUJEROS” DEL SISTEMA FISCAL O BAJAR IMPUESTOS

En materia fiscal, Lacalle (PP) ha asegurado que la presión fiscal en España “no es competitiva”, que “es una de las más altas y dolorosas para crear empleo” y que, pese a que se diga que las grandes sociedades y fortunas no pagan impuestos, esto es “una falacia absoluta que se genera, fundamentalmente, por la utilización de subterfurgios”. “Si España tuviera una fiscalidad tan atractiva, estaríamos con el Registro Mercantil sin parar”, ha dicho.

Álvarez (Podemos) ha lamentado, por su parte, cómo los agujeros “como un queso gruyer” propicia una “baja capacidad recaudatoria” pese a tener “tipos nominales por encima de la media”, por lo que ha propuesto revisar las bases imponibles de las desgravaciones de las grandes empresas. Asimismo, ha alertado, ante las propuestas de bajadas de impuestos, que “las desgravaciones de hoy son los recortes de mañana” y ha ironizado que si el crecimiento estuviera directamente ligado a los bajos impuestos “tendríamos países africanos llenos de empresas”.

Por su parte, Vox ha expuesto su propuesta de bajar los impuestos al 96% de la población y que el 90% “no tenga la obligación” de declarar. Así, ha dicho que estableciendo dos tramos en el IRPF, del 30% a los que superen los 60.000 euros de ingresos, y del 22% a los que no lleguen, más una base imponible que tenga en cuenta “necesidades básicos”, podría cuadrar una recaudación únicamente 3.100 millones menor que los niveles actuales.

Saura ha señalado que la recaudación fiscal está por debajo de la media europea, ha defendido la revisión de beneficios fiscales encargada a la AIReF, y ha defendido la “responsabilidad política y económica” ante “el problema de déficit importante” y la situación de creciente desigualdad tras la última crisis económica, pero también ante una “hipocresía fiscal de la derecha” que, a su juicio, adolece de “un agujero de credibilidad importante”.

Por Ciudadanos, De Quinto ha asegurado que “una de las mejores medidas fiscales es gastar mejor” y ha animado a buscar cómo aflorar en un año un 10% de la economía sumergida, como por ejemplo a través de una menor presión fiscal, pero no una amnistía, acusación que ha rechazado asegurando que “jamás” se ha barajado. “Cada cosa que aflore será al tipo que sea”, ha zanjado, lamentando que en este asunto “ha habido mucha intencionalidad”.

Share

Source: Europapress

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar