BBVA pide cuidar «mucho» el diseño de la renta mínima para no propiciar la inactividad y la economía sumergida

BBVA Research ha pedido este martes al Gobierno que cuide «mucho» los detalles del diseño del ingreso mínimo vital en el que trabaja para que dicha renta mínima se destine a los colectivos que lo necesitan y para evitar que provoque un efecto desincentivador en los beneficiarios en la búsqueda de empleo y no haya «connivencia» con la economía sumergida.

Así lo ha señalado el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, Rafael Doménech, en la rueda de prensa telemática para presentar el informe Situación España , que prevé una caída media del PIB del 8%, con una tasa de paro del 20%, y un crecimiento del 5,7% en 2021, con un desempleo superior al 17% como consecuencia de la crisis del Covid-19.

Doménech considera que el momento actual de «fuerte caída» de la renta disponible en muchos hogares hace que la política de rentas para evitar el riesgo de pobreza severa o extrema sea ahora «más necesaria que en otros momentos». No obstante, ha defendido que las transferencias a hogares «deben seguir siendo dependientes de la situación de las personas que las reciban e incentivar su participación en el mercado formal de trabajo».

Dado que el Gobierno, que prevé presentar su ingreso mínimo vital en mayo, está planteando la prestación «no como una herramienta temporal, sino como una política de rentas permanentes», le ha pedido que cuide «mucho» los detalles de su diseño para que se estructure «muy bien» con el fin de maximizar los beneficios que se pretenden conseguir y también para minimizar los costes y efectos no deseados que pueda tener».

En este sentido, ha subrayado que es «muy importante» que la renta mínima esté «perfectamente integrada con las políticas activas de empleo para evitar trampas de pobreza» y para que «no haya desincentivos para que los beneficiarios no participen en el mercado de trabajo e incluso haya connivencia con la economía sumergida».

CARÁCTER TEMPORAL

De igual forma, ha insistido en que aunque las medidas sean de carácter permanente, el objetivo debe ser «ayudar temporalmente a las personas que lo necesitan» a mejorar su capacidad para vivir de su trabajo y alcanzar niveles de renta «cuanto antes» que estén por encima de lo que le otorga la renta mínima.

Por ello, ha remarcado la importancia de que la renta mínima siga actuando cuando los beneficiarios acceden al mercado de trabajo con salarios reducidos, para que sigan percibiendo ese ingreso y se vaya reduciendo «paulatinamente» a medida que la renta del hogar va aumentado.

«Solo de esa manera podemos conseguir minimizar posibles efectos desincentivadores de acceso al mercado de trabajo, mejorar la empleabilidad de los beneficiarios y ser una medida con vocación temporal para los hogares o familias que durante un tiempo puedan necesitar esta política de rentas», ha añadido.

Igualmente, Doménech ha hecho hincapié en que para el año 2021 hay que acometer una reforma del sistema de pensiones para hacer frente a los retos previos a la crisis.

Share

Source: Europapress

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar