La economía hoy

Bankinter acorta en cinco días el plazo de pago a sus proveedores como ayuda por el Covid-19

Bankinter ha adaptado el procedimiento para que todas las empresas y profesionales suministradores de productos y servicios cobren en un plazo máximo de 15 días, cinco menos que el plazo actual medio de 20 días, con el objetivo de reducir el impacto económico que sufran por el coronavirus.

Según ha informado el banco, esta medida reducirá un 25% el plazo medio de pago a los proveedores y forma parte del plan de choque que ha puesto en marcha para ayudar a empresas y familias a amortiguar los efectos de la crisis generada por el Covid-19.

De esta forma, el banco facilita que las empresas y los profesionales que le proveen de servicios y productos puedan contar antes de lo previsto con los correspondientes pagos por parte de la entidad y aumenten así su liquidez en «una coyuntura sin precedentes» como la que ha generado el coronavirus en España.

El pago realizado a proveedores ascendió a 646,1 millones de euros en 2019, un ejercicio en el que el banco ejecutó ya una reducción en el plazo de casi dos días frente a la media registrada en 2018.

El citado plan de choque recoge otras medidas como la carencia en el pago del capital de la hipoteca a familias clientes que no puedan acogerse a los requisitos de la moratoria hipotecaria aprobada en el real decreto ley de medidas extraordinarias del 17 de marzo.

Así, pagarán menos cuota mensual en su hipoteca, ya que de dicha cuota se restará la parte correspondiente al capital por un periodo de hasta cuatro meses. Esta carencia podrá ser prorrogable hasta los 12 meses en aquellos casos en los que sea necesario y los beneficiarios serán aquellas personas que queden en paro como consecuencia de la actual situación, así como las afectadas por un ERTE. También se verán beneficiados aquellos profesionales, autónomos o empleados cuyas actividades estén clausuradas como consecuencia del decreto de medidas urgentes.

Asimismo, la entidad ha adelantado en cinco días el pago de la pensión a sus clientes y ha activado la línea de avales respaldados por el Estado, cuyo primer tramo de 20.000 millones fue aprobado el martes por el Consejo de Ministros.

A ello se unen facilidades crediticias como las carencias en los préstamos para determinados clientes o post-financiación confirming y la carencia y ampliaciones de plazo en los leasing, tanto para pymes como para autónomos.

También se ha incluido la posibilidad de que las empresas puedan destinar los préstamos preautorizados (previstos para el pago de impuestos y seguros sociales) a cualquier otra finalidad, además de permitir que puedan incrementar o bien recolocar los límites no usados de la financiación multilínea , un producto que permite aunar en una sola línea de crédito todas las necesidades de financiación.

Share

Source: Europapress

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar