ADL Bionatur acuerda con los sindicatos un ERTE de reducción de jornada para sus 300 trabajadores de León

Podrán recuperar hasta un 10% de las jornadas totales suspendidas, que alcanzarán un máximo de 66 días de trabajo por empleado

ADL Bionatur y los representantes de los trabajadores han llegado a un acuerdo para la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) de reducción de jornada sobre el 100% de su plantilla en León, incluyendo a los directivos, que tendrá una duración de un año con un máximo a reducir de 66 días de trabajo por empleado.

El objetivo de esta medida es asegurar el empleo futuro y la viabilidad de la empresa en el marco de la incertidumbre económica generada por la crisis del coronavirus, según informó la biotecnológica española, que pretende minimizar su impacto en los trabajadores.

«Ante esta situación de crisis global, en ADL estamos acelerando y adaptando la consolidación de nuestro modelo de negocio industrial para asegurar un modelo sólido de crecimiento, con el que afrontar este nuevo entorno. Esta estrategia también implica la adopción de distintas medidas, entre las que se encuentran, la del ajuste laboral temporal, la captación de nuevos clientes y el desarrollo de productos propios», señala el consejero delegado de ADL Bionatur Solutions, Jaime Feced.

El ERTE comenzará el próximo 1 de junio para los cerca de 300 trabajadores de su centro en León y tendrá una duración de 12 meses, aunque el ajuste temporal supondrá la suspensión de un máximo de 66 días al año por trabajador y no penalizará las vacaciones ni las pagas extraordinarias de los empleados.

Asimismo, no afectará a los trabajadores con contrato relevo e incluye la posibilidad de recuperación de hasta un máximo de un 10% de las jornadas totales suspendidas para la plantilla afectada.

LOS DIRECTIVOS RENUNCIAN AL BONUS

Con el objetivo de que esta medida afecte lo menos posible a los trabajadores que perciben los sueldos más bajos, el ERTE irá dirigido a todas las categorías profesionales de la compañía, incluyendo los empleados de la planta de producción, así como al personal de administración y directivos.

Esta último categoría, adicional y unilateralmente, ya había renunciado a su incremento salarial 2020 del convenio de las Industrias Químicas, y ahora también ha renunciado al bonus o gratificación anual que pudiera devengar en el 2020 y 2021, al igual que el resto de los empleados.

«ADL ha afrontado en los últimos tres años una profunda transformación para poner en funcionamiento un proyecto empresarial de futuro, con un compromiso muy claro con León, y con unas perspectivas de crecimiento basado en la sostenibilidad del negocio y la rentabilidad para sus accionistas», asegura la compañía.

Dentro de esta transformación, la compañía está desde principios de año en un proceso de ejecución y aceleración de su estrategia con el objetivo de reforzar su modelo industrial y crecimiento sostenible.

Este enfoque más industrial, junto con el auge de las biotecnológicas en estos momentos, estaría generando y acelerando un gran interés por parte de inversores y grupos industriales, según defiende la empresa.

ADL Bionatur, que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) desde el año 2012, también ha visto su cotización dañada por la crisis del coronavirus en los últimos meses, al igual que el resto de la Bolsa, al perder sus acciones un 38% de su valor desde sus máximos anuales.

Share

Source: Europapress

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar