Pan de Amós: el único pan Tres Estrellas Michelin que reparte a domicilio

Jesús Sánchez expande su negocio con el Pan de Amós, el pan de alta cocina que llega a nuestras casas

Jesús Sánchez ha querido recuperar el sabor y calidad de los panes tradicionales de siempre. El pan de Amós está elaborado con masa madre, sin aditivos ni conservantes y con fermentaciones largas. Esta es la base con la que combina la harina blanca de trigo ecológica para hacer su pan, que fermenta durante 22 horas de manera totalmente natural.

Y para que todos sus clientes puedan degustar sus panes, el servicio de entrega está disponible para toda la península a través de su tienda online, con envío los miércoles y viernes y con una gran variedad de panes. Directo del obrador a los hogares, los amantes del pan podrán elegir entre varios productos de una altísima calidad; foccacia, pan de semillas, pan de pueblo, chapata, pan blanco y, próximamente, pan integral.

Un producto natural

Un producto elaborado con harinas de alta calidad molidas a la piedra, cereales de cultivo ecológico, masas madre naturales y fermentaciones lentas de hasta 24 horas, todo para conseguir un producto con carácter, saludable, con un aroma y sabor intensos, de larga conservación. 

Más comprometidos con el medio ambiente que nunca, en la panadería del Cenador solo se utilizan harinas ecológicas molidas a la piedra, harinas que proceden de empresas nacionales con más de quince años trabajando con trigos de producción ecológica, el resultado es un pan de larga conservación, con un aroma y sabor intensos a cereal, saludable y alineado con los grandes panes rústicos tradicionales.

Más saludable que nunca, facilita la digestión y absorción de los minerales que ingerimos en los alimentos. Además el largo proceso de elaboración favorece que el gluten se descomponga en aminoácidos. La masa madre es un tesoro en cuanto a nutrientes: contiene vitaminas, minerales, proteínas y ácidos grasos. El pan se conserva naturalmente en su óptimo estado durante más tiempo porque en la elaboración se produce ácido acético y éste inhibe el crecimiento del moho.

La puesta en marcha de la panadería del Cenador de Amós ha buscado desde el principio devolver a los diferentes tipos de panes que realizan a su esencia más pura. En medio de un mercado que apuesta cada vez más por productos prefabricados y masivos, “nosotros hemos apostado precisamente por todo lo contrario: por volver a los orígenes de los procesos artesanales, por recuperar el cuidado de los ingredientes, por buscar, en suma, el cariño con que los maestros de antaño horneaban desde siempre sus panes”. Y esto es lo que recibirán los clientes en sus casas. 

Ahora que entra en vigor la nueva normativa del pan, que busca precisamente que los consumidores puedan conocer con todo detalle el tipo de pan que consumen, “queremos llevar a los hogares nuestro trabajo, el mimo y el cariño con que desarrollamos los diferentes tipo de panes que realizamos en nuestro obrador desde que lo pusimos en marcha, ya en 2017”.  Un obrador cuyas señas de identidad son el sabor y la calidad de los panes de siempre, hechos a base de harina, agua, mimo y tiempo. ¿El resultado? El Pan de Amós, un producto único.

HISTORIA. Jesús Sánchez y el pan.

Todo empezó como un sueño, la panadería nace de la inquietud de Jesús, quería recuperar la tradición de a sus antepasados, ellos le enseñaron a amar el mundo del pan. En su familia siempre hubo panaderos, su sueño era recuperar las elaboraciones que había visto de niño, y poder ofrecer a sus clientes un pan con alma, elevando así la experiencia de sus comensales, hasta el punto que en 2017 abre su propia panadería, y elabora pan de venta al público y de propio consumo en su restaurante.

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar