La familia Santos Tejedor sacará a Bolsa su grupo de hoteles

Cuenta con una docena de establecimientos de lujo repartidos por España

Los hermanos Santos Tejedor, de origen cántabro, han decidido convertir en socimi su sociedad Nordeste Properties, propietaria de doce hoteles de lujo repartidos por España. La familia los gestiona a través de otra sociedad que alquila estas propiedades. La fórmula de socimi es ventajosa fiscalmente pero comporta la obligación de sacar la firma a bolsa antes de dos años. Será una situación nueva para los ocho hermanos, que nunca han tenido socios en ninguno de los hoteles.


Los Santos Tejedor son hijos del empresario cántabro José Luis Santos, que había creado con su hermano Jesús un boyante grupo constructor en Madrid en los años 50 y empezaban a interesarse por los hoteles. Con el fallecimiento de José Luis Santos en accidente en 1973, sus hijos se tuvieron que incorporar inesperadamente a la gestión de la constructora familiar, Promur, junto a su tío.

En 1986 las dos ramas de la familia decidieron separarse y, tras dividir el patrimonio, los Santos Tejedor crearon el Grupo Santos que apostó por mantener y consolidar el negocio hotelero, sin dejar de lado el de la construcción, que siguen llevando a cabo de forma ocasional, y la gestión de suelo.

El perímetro de su grupo no ha dejado de ampliarse desde entonces, con la compra de nuevos hoteles y, desde hace unos años, figuran en el ranking de las 200 familias más adineradas de España que elabora el periódico El Mundo, que les calcula un patrimonio de 350 millones de euros.

El grueso está invertido en los hoteles (todos en propiedad), que están valorados contablemente en 274 millones de euros. Su sociedad Nordeste Properties ingresa por alquileres anualmente unos 14 millones de euros, de los que más de trece son aportados por los hoteles. También cuenta con un número importante de pisos, locales y garajes en Madrid, a los que se suman algunos más en Valencia y Santander.

Según el diario digital El Confidencial, que ha divulgado la transformación de la sociedad titular de los hoteles en socimi, los recursos que aporte la futura salida a bolsa se dedicarán a ampliar la cadena con más establecimientos.

  • MAYDRIT AIRPORT. Un hotel funcional de cuatro estrellas y 112 habitaciones junto a IFEMA y el aeropuerto de la capital.

La socimi no solo le facilitará crecer más rápido. También les permite reducir el tipo fiscal en el Impuesto de Sociedades. Hasta mediados del pasado año estas sociedades tributaban al 0% y desde entonces han de hacerlo al 18%, no tan ventajoso pero aún más bajo que el tipo general.

Los ocho hermanos Santos Tejedor –cinco mujeres y dos hombres– participan en el capital y en la gestión en armonía pero este verano decidieron por unanimidad transformar la sociedad y renunciar a sus puestos en los consejos de administración de las empresas que controlan conjuntamente y dejar como consejero único a José Luis, uno de los medianos, que ya tenía un claro protagonismo en la gestión, aunque todos tuviesen la condición de administradores solidarios.

Su papel, no obstante, seguirá siendo igual de discreto, en una familia que, si sale ocasionalmente en los medios de comunicación es por el hecho de que otro de los hermanos, Pablo, está casado con Esther Alcocer Koplowitz, hija de Alberto Alcocer y Esther Koplowitz. El propio José Luis está casado con Cristina Yanes, heredera de las joyerías Yanes, que sí es más habitual en la prensa del corazón.

Los hermanos no necesitaban alianzas de ningún tipo para estar en una posición económica inmejorable. La constructora que crearon su padre y su tío en Santander creció con la reconstrucción de la ciudad tras el incendio y tuvo una expansión espectacular tras desembarcar en Madrid con la adquisición de unos amplísimos terrenos en la ribera del Manzanares que poco después se convirtieron en una zona de expansión de la capital.

Allí construyeron en 1973 el gigantesco Hotel Praga (reformado en el 2000). En Madrid también abrieron el Agumar. No se olvidaron de Santander, donde, tras adquirir un magnífico palacete en el Sardinero, levantaron el Hotel Santemar en una parte segregada de la finca. El hotel cántabro sigue siendo hoy el más grande del norte de España, con 350 habitaciones.

La mayoría de los hermanos Santos, en una celebración familiar en el Palacio de Elsedo (Pámanes). A la izquierda, José Luis Santos, CEO del grupo hotelero, con su esposa, Cristina Yanes.

Otro de los hitos fue la compra del Nixe Palace, en Palma de Mallorca, su primer hotel de cinco estrellas. Más tarde se quedaron con el histórico hotel-balneario de Las Arenas, en Valencia, donde durante décadas se celebraron los enlaces y natalicios de la burguesía local, y que llevaba muchos años de decadencia, a pesar de su calidad arquitectónica y de su emplazamiento a pie de playa.

Una operación muy semejante se repitió años después al adquirir otro clásico venido a menos, el Miramar de Málaga, inaugurado por el rey Alfonso XIII en 1926 y que se había dejado deteriorar hasta la ruina. Después de una inversión de 65 millones de euros, entre la compra y la reforma, los Santos lo han vuelto a convertir en un deslumbrante palacete que, como el de Las Arenas, ha pasado a formar parte de la muy selecta lista de Leading hotels of World.

Una de sus últimas adquisiciones es el Porta Fira, otro cinco estrellas ubicado en un rascacielos construido junto a la Fira de Barcelona que obtuvo el premio anual al mejor diseño del mundo, y que lleva la firma del arquitecto japonés Toyo Ito, premio Pritzker. La torre tiene 113 metros de altura y el hotel cuenta con 321 habitaciones.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Escucha ahora