ABC Logistic se prepara para nuevas compras

José Luis González Pescador es el fundador y presidente de la compañía y lleva en el sector 37 años

El sector de logística y transporte está sumido en un periodo de cambios sin precedentes a consecuencia de la llegada de las multinacionales que dominan el continente, el impacto de las nuevas tecnologías y las nuevas necesidades de los usuarios. Aunque la gran mayoría de las empresas nacionales de transporte son de pequeño tamaño, algunas de ellas no renuncian a dar la batalla en los nuevos terrenos de juego y, como José Luis González Pescador –director y propietario de ABC Logistic–, se han lanzado a la compra de otras compañías para crecer y ser más competitivas.


El centro de operaciones de la compañía, en Raos.

José Luis González Pescador estudió Empresariales en la Universidad de Cantabria y, aunque le atraía el área de Marketing y Publicidad, comenzó su carrera profesional en el departamento internacional de Gerposa (actual XPO Logistic). El propio González describe Gerposa como “una cantera de grandes profesionales del sector logístico del país”.

Después, fue director comercial de la Autoridad Portuaria de Santander y director general en la empresa de transportes Arniella. Corría el 2003 cuando, finalmente, se decidió a dar el paso que llevaba años dando vueltas, convertirse en empresario. Por supuesto, en el sector de la logística.

En febrero de 2004 fundó ABC Logistic, en la que comenzaron trabajando tres personas. Tras unos inicios que describe como “duros, pero enriquecedores”, su proyecto se consolidó, tanto por el crecimiento como por la compra de otras empresas del sector, y ahora tiene 40 empleados en nómina, 15 camiones de empresa y entre 35 y 50 autónomos fijos al enganche (ellos ponen la cabeza tractora y la empresa los remolques).

La aventura de ABC Logistic

González recuerda que el verano del año 2003 fue el más caluroso desde mediados del siglo XX, lo que supuso un colapso en el transporte y la logística de algunos productos, como las bebidas, y esa situación se convirtió en un aliado inesperado para la recién creada ABC Logistic. El director general de Norbega le ofreció a González que ayudara en sus repartos y los sistematizara y así ABC consiguió uno de sus clientes más importantes, Coca-Cola.

Solo un año después, en 2005, la carga de trabajo había crecido hasta el punto que la compañía no daba abasto. Fue el momento en el que González adquirió Transipsa (actual Ecocargo), la empresa en la que su padre había trabajado muchos años, que contaba con 16 camiones.

Ese periodo de crecimiento también le proporcionó una base sólida para tiempos peores. “Entre 2003 y 2010 capitalizamos la empresa adecuadamente, lo que nos permitió afrontar la recesión económica satisfactoriamente”, recuerda José Luis González.

Un camión de ABC Logistic entrando en un carguero. FOTO: ABC LOGISTIC

En 2012, la compañía dio un paso más para profesionalizar su área logística y constituyó Álava Logística Activa, que actualmente cuenta con dos naves de almacenamiento en Vitoria, una de 4.500 m2 en el Polígono de Júndiz-CTVi y otra de 4.000 m2 en el de Gamarra.

“Históricamente, las fábricas se diseñan pensando en la producción, pero no en el almacenaje”, explica el empresario. “Esto está cambiando, aunque la tendencia actual es sacar esa mercancía fuera de la fábrica”.

Estos movimientos no le dejaron a salvo de eventualidades críticas, que llegaron en 2015, al perder su cliente más importante, que generaba alrededor del 50% del negocio. González tuvo que buscar la solución fuera, para capitalizar la compañía, y dio entrada en el accionariado a un socio financiero y estratégico, una empresa familiar vasca.

El fundador de ABC Logistic se reservó algo más del 47% –el mismo porcentaje que su socio vasco– y su hermano David posee algo más de un 5%, lo que otorga a los González Pescador el control de la compañía.

Este bache no minó el espíritu del empresario, que  continuó apostando por el crecimiento y en 2015 lanzó ABC Logistic & Intermodal Services, con el objetivo de diversificar los servicios que ofrecía su empresa.

Con la filial intermodal, la compañía ya puede ofrecer un servicio internacional puerta a puerta. Las mercancías van de la fábrica o almacén al destinatario final, gracias a la combinación de transporte terrestre y marítimo –propio o subcontratado– tanto en el país de origen como en el de destino.

Digitalización del sector

En los 37 años de experiencia que acumula González en el mundo del transporte y la logística, ha vivido la transformación que se ha producido en el sector. Pero sigue sin ser suficiente para poder competir con las grandes multinacionales del continente que han desembarcado en España con fuerza a través de una política sistemática de compras de empresas locales. “La digitalización sigue siendo el principal reto que tenemos que afrontar para competir con los grandes operadores del mercado”, reconoce.

Un trabajador en las instalaciones de ABC Logistic & Ecocargo. A la derecha, un lector de códigos de barras de los productos almacenados.

El empresario constata que “aunque nuestra empresa está relativamente digitalizada, soy crítico y solo nos doy un aprobado. Todavía queda mucho por hacer”.

Las nuevas tecnologías agilizan las operaciones y permiten que las compañías logísticas mejoren sustancialmente sus niveles de eficiencia. También sirven para racionalizar la cadena de suministro y mejorar la experiencia del cliente. Por ello, el director de ABC tiene claro que es necesario invertir en herramientas de digitalización, “que pueden hacer que la producción aumente exponencialmente”.

Consolidación y futuro

La empresa inicial, de logística y transporte, es ahora un holding formado por ABC Logistic & Ecocargo, dedicada a los transportes nacionales terrestres; ABC Logistic & Intermodal Services, para el transporte marítimo intermodal; y Álava Logística Activa, centrada en los servicios de almacenaje y entregas, cuya ubicación está en Vitoria.

En su cartera de clientes destacan empresas tan conocidas como la cervecera Hijos de Rivera (Estrella Galicia); la compañía de electrodomésticos BSH; la cadena de materiales de construcción BigMat; las fábricas Santander Coated Solutions y James Hardie (Fermacell); Befesa, empresa dedicada a la valorización de residuos peligrosos; o Solvay (con la que opera en alianza con una empresa belga). Además, son los encargados de realizar parte de las exportaciones de la planta de Dynasol hacia Irlanda, en alianza con una compañía irlandesa.

Hace menos de un año que ABC ha cambiado las oficinas que ocupaba en el centro de Santander por unas nuevas en el polígono de Raos, donde ha podido duplicar su espacio. En esas instalaciones se ubica “el cerebro de la empresa”, como define González a los servicios centrales financieros y la gestión de operaciones. “El músculo” lo conforman los conductores, carretilleros, técnicos logísticos… “Tengo un gran equipo”, asegura satisfecho.


Las multas por los polizones del Puerto

González, como cualquier otro empresario dedicado al transporte marítimo, lamenta la incursión de polizones que se vive desde hace unos meses en el Puerto de Santander.

Su empresa se ha visto afectada hasta cuatro veces, y los intrusos fueron detectados antes de partir el barco. Sin embargo, es muy consciente de que, puesto que el objetivo de los polizones es infiltrarse entre la carga de los remolques o contenedores para introducirse ilegalmente en Inglaterra, la compañía transportista se expone a una multa de unas 6.000 libras si alguno consigue su objetivo.

A pesar de que los cuerpos policiales suelen interceptar a la mayoría de estos intrusos, González espera que les dote de nuevas herramientas, como la introducción de camiones escáner con rayos X, como tienen en otros puertos.


 

Mientras que en el transporte terrestre y la logística su negocio tiene una especial fuerza en el triángulo Madrid-Irún-Coruña, los tráficos intermodales se concentran en varios puertos de las islas británicas –gracias a las rutas de ferrys– y en el centro y norte del Europa (Francia, Bélgica, Holanda, Suecia…).

El pasado ejercicio, el grupo ABC Logistic facturó 10,3 millones de euros y las previsiones para este año son alcanzar los 12,3, pero sus planes son mucho más ambiciosos. Ni siquiera le asusta el Brexit. “Un Brexit duro puede resultar positivo para nuestra línea de transporte con Irlanda y, debido a la forma de transportar las mercancías que utilizamos en la ruta a Inglaterra, tampoco nos veríamos afectados”, prevé.

El objetivo de la compañía es doblar la facturación cuanto en el plazo más breve posible, “lo que es imposible solamente con crecimiento orgánico”, reconoce José Luis González. Por ello, ABC está intentando adquirir alguna otra compañía del sector radicada en el Norte y con unas dimensiones similares a la suya. Ya ha mantenido contactos con algunas. Para él, “crecer de este modo es la forma de profesionalizar el sector”. Un sector donde las alternativas ya no están en crecer o mantenerse sino comer o ser comido.

María Quintana

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar