El turismo accesible de Dependientes Independientes

Cristian Suárez cree que muchos establecimientos turísticos pierden oportunidades por no estar adaptados

Muchas personas con discapacidad renuncian a irse de vacaciones por la dificultades de accesibilidad que plantea el viaje: barreras físicas, de comunicación y sociales. Cristian Suárez, cansado de sufrir estos problemas y dispuesto a aprovechar un nicho de mercado poco atendido, ha creado el proyecto Dependientes Independientes para impulsar el turismo accesible en Cantabria. Se trata de que toda la cadena de valor (transporte, hoteles, atractivos turísticos, excursiones y restaurantes) esté diseñada para que cualquier persona con dificultades físicas pueda disfrutarla y hacerlo de manera autónoma.


A la hora de reservar online, muchos hoteles ofrecen varios tipos de habitaciones (normal, deluxe, junior suite…) y servicios extra (con desayuno, media pensión, todo incluido…) pero aún no es posible reservar una habitación sabiendo que está perfectamente adaptada para personas con algún tipo de discapacidad. Incluso en los hoteles que se anuncian como adaptados, el cliente suele tener que hacer una confirmación telefónica para asegurarse de que no se llevará sorpresas poco agradables a su llegada.

“Yo me he ido de vacaciones y he vuelto con más estrés del que me iba, debido a la incomodidad que supone estar durante días en un lugar no accesible”, traslada Cristian Suárez, un canario que acaba de cumplir 30 años y lleva casi cuatro viviendo en Cantabria, tierra a la que llegó por amor y en la que decidió establecerse.

A pesar de su juventud, acumula un amplio currículo. Es profesor de educación especial y de educación primaria, tiene un máster en intervención y mediación familiar y también es perito judicial de accesibilidad web y física. Ahora está realizando un doctorado de innovación educativa.

Pero, además, Cristian sufre discapacidad móvil y parálisis cerebral, por lo que ha vivido en primera persona las barreras de todo tipo que se le plantean a una persona discapacitada a la hora de viajar o en su día a día. “Muchas empresas quieren contratar a personas con discapacidad, pero el lugar de trabajo no está adaptado. Yo he tenido experiencias malas, en las que no he podido incorporarme a trabajar porque el lugar no era accesible”, se lamenta.

Viajes y webs accesibles

En enero de 2020, el canario decidió que era el momento de emprender. Y tenía claro que quería desarrollar alguna idea que sirviera para ayudar a personas con discapacidad.

“Mi gestor me avisó de que la idea tenía que ser sólida, un producto viable y proporcionarme ingresos recurrentes”, explica Cristian. Así, tras darle vueltas a varias opciones, nació Dependientes Independientes.

La idea principal de este proyecto es crear una buena oferta de turismo accesible en Cantabria. “Esto no solo promocionará Cantabria como un lugar de turismo accesible, sino que también ayudará al desarrollo de un tipo de turismo que no se suele tener en cuenta, a pesar de que, en 2019, visitaron la región 73.000 personas con discapacidad”, apostilla el emprendedor.

Cristian pretende organizar viajes para grupos de personas con discapacidad en los que todo sea accesible, “desde el taxi y el hotel hasta las excursiones o las visitas que puedan realizar”

La gran mayoría de los hoteles todavía suspenden en materia de accesibilidad.

En su web, dependientesindependientes.com, se ofrecerá información sobre los viajes, lugares a visitar y hoteles donde hospedarse. Información que irá acompañada de videos y fotos, de modo que los usuarios conozcan las facilidades que ofrecen los establecimientos hosteleros a las personas con movilidad reducida.

Muy relacionado con esta parte de su negocio, Cristian también llevará a cabo consultorías de accesibilidad en establecimientos hoteleros y empresas. “En las auditorías, me centro en criterios oficiales del Gobierno, así como en parámetros que pueden afectar a personas con discapacidad física, visual, auditiva, psíquica y motora”, explica el emprendedor canario. Es consciente de que “resulta prácticamente imposible realizar todas las mejoras de golpe” y por eso admite que “lo ideal es tener un plan de mejora, para ir desarrollándolo poco a poco”.

Una vez elaborado el informe con los cambios que deben hacerse, los auditados pueden encargarle estas modificaciones a la empresa que consideren o él mismo puede remitirles a una especializada en reformas de accesibilidad.

Precisamente para ampliar su rango de acción tras la casi desaparición de los viajes provocada por la pandemia, otro de los servicios de Dependientes Independientes es la realización de auditorías de accesibilidad en sus webs. En colaboración con Infinia (la única empresa acreditada para ello por ENAC, la Entidad Nacional de Acreditación) han realizado este tipo de consultorías en varios ayuntamientos de la región y de otras comunidades. “Hay empresas que pierden clientela solamente por no contar con una web accesible”, asegura el canario.

Por el momento, Cristian está centrado en dar a conocer su empresa y, para ello, realiza labores de comunicación a través de su web y sus redes sociales.

Su proyecto fue uno de los dos finalistas de la última edición de los Premios de Emprendimiento Universitario de la Universidad de Cantabria y su web ha tenido una buena acogida entre los usuarios. El emprendedor espera ahora que 2021 sea un buen año para su proyecto y poder ir consolidándose como un referente en accesibilidad.

María Quintana

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar