Rafael Toca, Sancisa: «Esperamos una importante reducción de márgenes»

El responsable de Sancisa, Rafael Toca, cree que si no hay rebrotes que provoquen la vuelta al confinamiento, la recuperación llegará dentro de un año y medio o dos años

El gerente de la empresa Sancisa, Rafael Toca, cree que el sector automovilístico será uno de los más expuestos a las consecuencias del Covid-19. Aunque prevé que su taller autorizado Mercedes-Benz ubicado en Vargas experimente ahora un aumento paulatino del trabajo derivado de las reparaciones y mantenimientos de vehículos atrasados por el confinamiento, augura una fuerte caída de la actividad a partir de julio. «Esperamos una importante reducción de márgenes», explica.

El responsable de Sancisa opina que la vuelta a la normalidad será diferente en función del tipo de vehículo que atienda. Su taller de turismos y furgonetas ha tenido «poco movimiento» durante la cuarentena y muchas de las reparaciones y mantenimientos no se pudieron realizar por las restricciones de movilidad de los clientes. No obstante, el taller de vehículos industriales ha estado más activo en este periodo. «Hemos tenido que reducir nuestros horarios de apertura y aumentar nuestra capacidad para atender casos urgentes con nuestro servicio 24 horas», comenta. En cualquier caso, los empleados han desempeñado su labor con medidas de higienización y de distanciamiento entre personas.

La empresa se ha visto obligada a redefinir muchos de los procesos de trabajo para adaptarse a las nuevas exigencias y protocolos de protección frente al coronavirus. En la medida de lo posible, se han digitalizado firmas y documentos, se han realizado contactos y citas de forma telemática y se han filmado las reparaciones de los vehículos para que los clientes estén informados de la evolución de los arreglos y puedan tomar decisiones sin tener que desplazarse a las instalaciones. Rafael insiste en la idea de que el uso de herramientas tecnológicas ha crecido y el estado de alarma está fomentando los canales de venta online y la digitalización de nuevos servicios. Además, para aportar un valor añadido a sus clientes, Sancisa pretende potenciar «aún más» la recogida de vehículos en su domicilio o puesto de trabajo.

Según Toca, la compañía está intentando llegar a acuerdos para generar sinergias con otras empresas y personas dedicadas a la automoción. «Somos una empresa de Cantabria con casi 60 años de historia y hemos pensado que sería buena idea colaborar más intensamente con colectivos e instituciones que hayan sido o vayan a ser determinantes en esta crisis y en el futuro de la región», subraya.

El empresario considera que «es difícil» saber cuánto va a durar la recesión, pero estima que si no hay importantes rebrotes que obliguen a imponer el confinamiento de nuevo, la recuperación tardará entre año y medio o dos años en llegar. «Hay que ver cómo evoluciona todo en otros países, estamos en un mercado global e interconectado», destaca.

En este sentido, el administrador de Sancisa sostiene que las empresas que dependen en gran proporción de la venta de vehículos nuevos tendrán dificultades si los gobiernos no las apoyan. «El año no empezó bien en cuanto a ventas y si a la incertidumbre que ya existía le sumamos el efecto de esta crisis, la verdad es que el panorama no es muy alentador», vaticina. Sin embargo, Rafael enfatiza sobre el compromiso de Sancisa a la hora de mantener sus casi 60 puestos de trabajo, pese a la situación actual. Un objetivo que pasa, a su modo de ver, por mantener la cifra de negocio.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar