Ana Campos, Tecnisa Campos: «La recuperación económica va a ser larga y dura»

La administradora de Tecnisa Campos, Ana Campos, confía en salir de la crisis del coronavirus a pesar de que lo peor de ella "está por llegar"

Las asesorías dedicadas al ámbito contable, fiscal, laboral y mercantil como la dirigida por Ana Campos, Tecnisa Campos, asumen en estos momentos un elevado volumen de trabajo. Desde el inicio del estado de alarma, la carga se ha multiplicado. «Hemos recibido un aluvión de llamadas y correos de nuestros clientes», subraya Campos.

Ante la evolución del coronavirus en Italia a principios de marzo, la compañía revisó los protocolos de seguridad e informática y se preparó para su inminente adaptación al teletrabajo. La empresa llevó a cabo simulacros de conexión VPN simultánea a su servidor corporativo para anticiparse a cualquier circunstancia que pudiera surgir. Ahora, en las instalaciones hay tres empleados y ocasionalmente un máximo de cuatro, mientras que la mayor parte del personal de Tecnisa -45 personas- trabaja desde casa. Además, la plantilla dispone de un horario específico para acudir a las oficinas y recoger documentación o hacer impresiones.

Según Campos, trabajar desde el domicilio «no es lo mismo» que hacerlo de forma presencial, pero considera que es «fácil» mantener reuniones internas gracias a Teams, una aplicación que ya utilizaban antes del confinamiento. La compañía continúa usando los medios de comunicación habituales con sus clientes, ya que las llamadas se siguen desviando de la centralita a móviles, se mantiene el contacto por correo electrónico y en algunos casos también se utiliza la app Teams y de manera esporádica, la plataforma Zoom. «La comunicación con nuestros clientes no se ha visto afectada», explica.

El equipo de profesionales de Tecnisa estudia la nueva legislación que se publica diariamente para mantener informados a los clientes en tiempo real mediante circulares. Con el transcurso del tiempo, cada grupo de trabajo se ha ido especializando en las normativas relacionadas con arrendamientos, y obligaciones hipotecarias, Cheques Resistencia de Sodercan, prestaciones extraordinarias por cese de actividad, ayudas de ayuntamientos y líneas de avales, entre otras cosas. Asimismo, la empresa ha reforzado el departamento laboral. «Es el que más carga de trabajo ha supuesto, lamentablemente como consecuencia del volumen de ERTES tramitados», reconoce.

La gerente de la empresa asegura que no le gustas las personas pesimistas, pero augura que «lo peor económicamente hablando no ha llegado aún». Considera necesario recordar a los empresarios que las medidas que adopten para gestionar la crisis repercutirán sobre las consecuencias a corto y medio plazo y opina que los que tengan negocios de pequeño tamaño no van a tener margen de acción. «La recuperación económica va a ser larga y dura, pero saldremos de esta crisis igual que hemos salido de otras», confía Ana.

Suscríbete a Cantabria Económica
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar