‘En la venta de coches hay desconcierto e incertidumbre’

AGUSTÍN MERINO, GERENTE DE AUTOGOMAS Y NUMAR MOTOR

P.- ¿Cómo ha arrancado el año para los concesionarios?

R.- 2020 está siendo complicado porque hay muchas novedades sobre las que no tenemos experiencia. A los fabricantes de automóviles, por ejemplo, se les pide que las emisiones de CO2 no superen los 95 gramos por kilómetro para cumplir con la nueva normativa europea. Esa limitación nos la trasladan a los concesionarios y es muy difícil alcanzar ese objetivo. Ahora ya no es tan importante cuántos coches se venden sino cuáles, de qué tipo: con motores de baja emisión, eléctricos, híbridos… Es un mercado incipiente, totalmente novedoso, y el usuario está perdido, sobre todo, tras aquellas declaraciones que hizo el Gobierno y que pusieron al mercado patas arriba.

P.- ¿Cree que hubo alarmismo sobre la contaminación que causan los coches?

R.- Sin duda. Se dijo, por ejemplo, que los diésel iban a desaparecer sin ninguna base cierta. Seguimos intentando recuperar la cuota de diésel y explicarles a los clientes que siguen siendo los que menos emisiones producen y que no van a desaparecer en 20 años como se les hizo creer.

P.- ¿Por qué es tan complicado conseguir esos objetivos de emisiones?

R.- La exigencia es muy alta. Dentro del grupo PSA –Citroën, Peugeot y Opel– si no consigues los objetivos mensuales de emisiones, no cobras primas y hay marcas que se enfrentan a multas millonarias. Por otro lado, el mercado de los coches eléctricos e híbridos está empezando a dar sus primeros pasos, pero ni siquiera existen las infraestructuras necesarias.

KIA (y Nissan también, aunque en menor medida) es una marca más evolucionada que otras en el desarrollo de este tipo de coches. Y otras van a sacar, a corto plazo, motores de hidrógeno, pero nadie nos asegura cuáles van a ser los coches del futuro. A pesar de mi experiencia en el sector, todo lo que veo ahora es nuevo y cambiante.   

P.- ¿Qué tal van las ventas?

R.- El año pasado, Cantabria se situó a la cola de España en matriculaciones de vehículos pero se está intentando recuperar con ayuda del Plan Renove. Es el tercer año que se hace a nivel regional y está funcionando muy bien. Tienes que achatarrar un coche viejo de más de diez años y, por la compra de un nuevo coche, te pueden dar una ayuda de 1.500 euros, que podrían llegar hasta los 6.000 si el vehículo es de cero emisiones. De esa manera, el ahorro de dinero se suma a la conciencia ecológica. Le pedimos este plan al Gobierno a través de Asecove, la asociación que agrupa a todos los concesionarios de Cantabria, porque la situación era muy mala y la llevamos arrastrando desde hace años.

P.- Entre las marcas que comercializan está KIA, de la que no se esperaban grandes ventas cuando se abrió el concesionario pero que ha tenido un enorme éxito. ¿A qué se debe?

R.- La cogimos hace siete años y, desde entonces, ha tenido un crecimiento brutal. Al principio era una marca que conocía poca gente pero después dio un gran salto gracias a un cambio en la calidad, el diseño y la imagen ante el cliente. El precio es una de las razones de su éxito pero hay otras muy importantes como la de ser capaz de lanzar modelos nuevos en tiempos muy cortos. De hecho, tiene mayor variedad de gama que algunas marcas generalistas y, además, ofrece siete años de garantía.   

P.- Su concesionario es uno de los más veteranos de Cantabria.

R.- Autogomas, que es la empresa madre del Grupo Blendio, lleva 93 años en la región con Citroën. Iniciamos la expansión en el año 2012, con la adquisición de KIA y de Nissan. Un año más tarde nos encargamos del concesionario KIA para Asturias. Al año siguiente, de Ford, también en Asturias, y en 2018, cogimos KIA en Pontevedra, porque tenemos una relación fantástica con esta marca. También llevamos Citroën y DS, del grupo PSA, en Cantabria y en Oviedo. DS surgió en los años de crisis como la gama premium de Citroën pero en 2018 se estableció como marca independiente.

P.- KIA les acaba de otorgar un premio nacional. ¿Qué significa para ustedes?

R.- Nos han reconocido con los Premios Platinum Prestige Award 2019 que concede a sus tres mejores concesionarios en España, así que estamos muy felices y satisfechos. Numar Motor ha quedado en tercer lugar y Asturcosa ha sido el primero, lo que le convierte también en uno de los diez mejores concesionarios de Europa.

Lo que se valora son distintos parámetros de la actividad del concesionario, como su resultado de ventas, la satisfacción de los clientes o el cumplimiento de los estándares que fija la marca.

P.- Y, en el fondo, ¿a qué cree usted que se debe este reconocimiento?

R.- Yo lo achaco a la gestión global del negocio. Es el resultado de estar muy encima todos los días de todos los departamentos. Pero, ante todo, es un premio a los clientes y a su fidelidad. Y, por supuesto, al hecho de haber logrado formar buenos equipos.

P.- ¿Cuántas personas trabajan para el Grupo Blendio?

R.- En poco tiempo, hemos pasado de ser 50 personas a 400. Es una empresa con mucha experiencia y en plena expansión, que actualmente está dirigida por la tercera generación de la familia: José Emilio y Estela Criado, dos personas con un gran recorrido empresarial y una dedicación absoluta.

P.- ¿Atrae su sector a las personas jóvenes?

R.- Trabajar en un concesionario es algo que cada vez atrae más porque una profesión en la que puedes evolucionar mucho. Es habitual promocionar y, si haces bien las cosas, puedes ganar dinero.

P.- ¿Cómo comenzó usted en la profesión?

R.- Empecé en Autogomas hace 33 años y, durante mucho tiempo, estuve centrado en la venta de Citroën. El mundo de la automoción es un mercado que evoluciona de forma muy rápida. ¡Es increíble lo que cambia! En los primeros años, para vender un coche solo hacía falta un DNI y el talón mientras que ahora hay mucha más burocracia: cumplir con normas, trámites administrativos, documentación firmada…

P- ¿Los clientes también han cambiado mucho?

R.- Sí. Hoy ya saben casi más que nosotros sobre el coche porque han estado estudiando sus características en internet. Antes venían a ver lo que teníamos. Había muchas más visitas mientras que ahora, según dicen las estadísticas, solo van de media a tu concesionario y a otro más.

P.- ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

R.- Estar dentro de la organización; ver a un comercial cómo vende un coche; a un mecánico como se enfrenta una avería… Es decir, el propio funcionamiento de la concesión, cómo realiza cada uno su parte del trabajo y cómo funciona todo el engranaje. Aunque hace tiempo que ya no me dedico a la parte comercial, cuando estaba todo el día con clientes me lo pasaba muy bien, porque me gusta el trato con ellos. He llegado a hacer verdaderas amistades así.

P. ¿Y qué hace cuando no está trabajando?

R.- No tengo muchas aficiones porque en este sector las jornadas son amplias. Cuando no estoy aquí lo que más me gusta es disfrutar de mi familia.

Patricia San Vicente

Suscríbete a Cantabria Económica
Etiquetas
Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cerrar
Cerrar