PANORAMA INTERNACIONAL

Reciba la revista de cada mes en su domicilio

Los verdaderos costes del euro
Con el rescate de Grecia, la Comisión Europea y el FMI esperan que no se contagien el resto de economías del sur de Europa, pero el paquete comporta un formidable coste para los miembros de la Eurozona y no solo financiero.
El rescate masivo ha reasegurado a los inversores pero también ha reescrito las reglas de la Unión Monetaria Europea. La Eurozona está garantizando a un Estado miembro que ha obtenido préstamos de forma irresponsable y que busca contrarrestar los ataques especulativos sobre la moneda. Por tanto, está haciendo algo más que alterar su política, está cambiando la naturaleza de los lazos entre los países miembros.
Los creadores del euro, y no solo sus críticos, calcularon que la Unión Monetaria acabaría por requerir que los gobiernos nacionales cedieran poderes presupuestarios. El alivio en los mercados ha sido una señal del problema económico en el que está metida Europa. Gran Bretaña tiene los suyos propios, pero tiene también independencia para resolverlos.
The Times

Las falsas ilusiones de Europa
Ha sido otra semana turbulenta para el euro y los inversores, que tras sopesar el plan de rescate de 750.000 millones diseñado por los ministerios de finanzas de la zona, siguen nerviosos (…) Sin embargo la preocupación real es que el tiempo que el plan debería comprar se desaproveche como resultado de tres espejismos que rebasan a los líderes europeos.
El primero es el síndrome de matar al mensajero. Demasiados políticos europeos le echan toda la culpa a los especuladores, los fondos libres de inversión, las agencias de calificación y demás por los “injustificados” ataques al euro.
La segunda falsa ilusión es la fe excesiva en una solución rápida, aunque el plan de rescate tomó semanas en elaborarse. No hay duda, no obstante, que 750.000 millones son muchos millones.
La tercera y mas perturbadora ilusión es la de que no es necesaria una reforma estructural más profunda; todo estará bien con que Grecia y otros estados retrasados de la Eurozona recorten su déficits presupuestarios (…)
Grecia, España e Italia hicieron esfuerzos enormes para entrar en el euro, pero una vez dentro se han relajado y han pospuesto el cansado asunto de impulsar reformas para fomentar la competencia, detener los costes laborales e impulsar la productividad.
De hecho su pérdida de flexibilidad monetaria y del tipo de cambio ha hecho esas reformas más urgentes (como la crisis del euro ha puesto de manifiesto). También es imperativo que Alemania haga más para impulsar la demanda interna.
The Economist

Escuelas libres
Nunca había sido más adecuada la inscripción en la placa de la famosa puerta negra del 10 de Downing Street y que reza ‘Primer Señor del Tesoro’.
La tarea que le espera al próximo Gobierno no es solo reducir el tamaño del Estado sino hacer una provisión de los servicios de la manera más eficiente. Para ello va a necesitar ingenio, porque pocos programas pueden ser recortados sin que se produzca algún daño.
(…) En materia de educación, el sistema escolar será más variado y las tareas de gestión dejarán de pertenecer a las autoridades educativas locales para quedar en manos de fundaciones, cooperativas de maestros e incluso empresas privadas. Eso no quiere decir que los padres vayan a decidir a la ligera sacar a un niño del colegio, pero la amenaza de poder hacerlo significará que se les va a escuchar más y que los colegios serán más sensibles a sus necesidades.
The Times

Los encantos del Canadá
Mientras contemplan a su alrededor el desempleo, los hogares embargados, el descenso en los precios de la vivienda y los arrogantes caprichos de sus banqueros, los americanos miran con envidia al otro lado de su frontera norte. ¿Cómo ha evitado Canadá la plaga que afecta a todos los demás? Con una mezcla de buenas políticas y algo de suerte.
Los bancos de Canadá afrontan altos requerimientos de capital y tienen un tope en su utilización, pues los activos no pueden exceder veinte veces su capital, mucho menos que en empresas de Wall Street o en los bancos europeos. No obstante, Canadá es un país versátil. El Este parece Europa en términos económicos y el Oeste se parece más a Brasil. Sus minas y los productores de gas y petróleo y granjeros se han beneficiado del apetito chino de materias primas y eso, que está ayudando a que se revalorice el dólar canadiense, al mismo tiempo dificulta la vida a los fabricantes del Este.
The Economist

Ver más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en cualquier momento.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close